Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
GEO, la web que redescubre el mundo

¿El primero y el último?

Transporte del Columbus

Nadie sabe si alguna vez volverá a despegar uno. Es incierto si la Estación Espacial Internacional podrá ser concluida. Sólo los shuttles norteamericanos disponen de una bodega lo bastante grande como para llevar a órbita cargas mayores, como el Columbus. Los estadounidenses, sin embargo, someten sus transbordadores espaciales a un escrupuloso repaso general: dos años y medio después, el primer shuttle renovado se halla en la rampa de despegue. Otro año más transcurre hasta que se retoman los ISS-Construction-Flights: vuelos para construir la Estación Espacial; entre ellos figura el transporte de Columbus.

Mayo de 2006. Cabo Cañaveral, Florida (Estados Unidos): el laboratorio ha sido transportado en avión de Bremen aquí. Espera en el Kennedy Space Center.

Marzo de 2007. Centro de Control de Columbus, Oberpfaffenhofen, pueblo cerca de Munich (Alemania): un gigantesco monitor, dividido en tres partes, llena la sala de control. La imagen izquierda de este tríptico tecnológico permite una mirada en directo a órbita. En la pantalla derecha, la ISS, representada por un pequeño símbolo, gira alrededor de la Tierra, de oeste a este. En el monitor central se representan las actividades previstas para Columbus. Ante las consolas, los técnicos e ingenieros fijan la mirada en pantallas planas que muestran los signos vitales de la estación: temperatura, abastecimiento energético y composición del aire. El centro de control de Oberpfaffenhofen –departamento de la Agencia Aeroespacial Alemana (DLR)– se hará cargo en cuanto el “tubo” esté acoplado a la Estación Espacial. Los alemanes activarán el laboratorio, supervisarán los parámetros técnicos y coordinarán los experimentos. El equipo se entrena para esta labor: las funciones del módulo son simuladas.

–Estamos obsesionados con los fallos que puedan producirse –dice Jürgen Fein, responsable del protocolo científico en el centro de control–. Durante el entrenamiento, nuestro equipo trata de localizar el mayor número posible de fuentes de errores para que estemos preparados ante cualquier emergencia. Suelen enfrentarse a entre dos y tres “jugarretas” por sesión. Hoy falla una bomba de agua, mañana quizá el abastecimiento eléctrico. En la sala de control hay ingenieros que vienen de Bremen. Ante un problema, contactan a los técnicos de EADS, que emplean la maqueta para buscar las causas y encontrar soluciones.

Abril de 2007. Johnson Space Center, Houston, Texas (Estados Unidos): la mañana es calurosa, y pese a que Hans Schlegel, de 56 años, ha estado haciendo footing, todavía se muestra descontento con su estado físico.

–Tengo que mejorar para el día del despegue –dice.

El segundo gran reto

El cerebro del laboratorio

Para Schlegel, que se considera un astronauta europeo de nacionalidad alemana, la misión del Columbus es el segundo gran reto de su carrera: en 1993 estuvo en órbita con el Space Shuttle Columbia, en el proyecto STS-55. Después fue miembro del equipo terrestre de la misión rusa MIR’97, pasó por una formación adicional como segundo ingeniero de a bordo de la Estación Espacial Rusa y trabajó en el centro de control de Houston como enlace para los astronautas del ISS.

–Me emocioné mucho cuando en verano de 2006 me eligieron para participar en la misión del Columbus –cuenta el físico y piloto, padre de siete hijos.

Schlegel se prepara de forma intensiva. Con el fin de “entrenar sus habilidades operacionales”, sobrevuela el continente americano en aviones supersónicos de la NASA y participa en simulacros para acostumbrarse a la jerga de los colegas del centro de control.

Un día de entrenamiento dura entre doce y catorce horas. Embutido en un traje espacial que pesa casi 140 kilogramos, pasa mucho tiempo en el Neutral Buoyancy Laboratory. Esta instalación de “flotabilidad neutral”, cerca del Johnson Space Center de Houston, es la mayor piscina de entrenamiento de astronautas del mundo. En el agua es más fácil simular la ingravidez. El entrenamiento es un gran reto físico. Schlegel suele pasar en el agua entre seis y siete horas, el tiempo que dura una misión fuera de la Estación Espacial. En la piscina hay una maqueta de la ISS acoplada al shuttle que lleva el Columbus: esto le permite practicar las maniobras que le esperan en órbita. Es decir: fijar un dispositivo de agarre en el módulo para que el brazo robótico del ISS pueda coger el laboratorio y sacarlo de la bodega del transbordador. Después, los astronautas sacarán el enchufe que comunica el módulo con los circuitos eléctricos del shuttle, y quitarán las ocho tapas protectoras del dispositivo de acoplamiento con el que Columbus se enganchará al ISS.

–Hay que aprender a hacer los trabajos de montaje con el traje espacial y los guantes rígidos –explica.

Para proteger el cuerpo del astronauta, el traje espacial es “inflado”, sometiendo a sobrepresión el gas que contiene.

–Por eso cuesta torcer los dedos –añade.

Hay que estar atento para no enredarse en la larga cuerda de seguridad, y controlar la pantallita, fijada en el pecho, que indica la temperatura y el aire que queda en la mochila. Por último, debido al rápido cambio entre día y noche, es necesario abrir y cerrar a tiempo la visera protectora del casco y apagar o encender la calefacción de los guantes, y la luz.

teaser template
Últimos controles

Además de las misiones fuera de la ISS, en la agenda de Schlegel figura la puesta en funcionamiento del módulo y la instalación de los cuatro armarios de experimentación, fijados en el techo para el despegue.

« < 1 - 2 - 3 > »

Últimas galerías

loading ...
10 mujeres exploradoras de todos los tiempos Por los escenarios de la película “El médico” Navidad 2014: regalos originales para todos los gustos Las imágenes más inquietantes de la vida salvaje Los grandes Parques Nacionales de Estados Unidos Las 10 mejores playas de Europa Barcelona en fotografías La Provenza en imágenes Expedición científica al Ártico Los Alpes en fotografías Fotografías submarinas en Egipto La Semana Santa de los indios Cora Desiertos desde el aire Naturaleza en la costa de Sudáfrica Recorriendo los fiordos de Noruega
  • Bookmark:
  • del.icio.us
  • Mister Wong
  • Google
  • Digg
  • Reddit
  • Meneame
  • Fresqui
GEO International