Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
GEO, la web que redescubre el mundo

Espacio

Las lunas de otros planetas

La Tierra no es el único planeta que tiene un satélite. También otros astros, como Júpiter, tienen cuerpos celestes orbitando a su alrededor y acompañándolo en su evolución en torno al Sol.

Phobos: satélite natural de Marte

En nuestro sistema planetario existen más de cien lunas. Más de la mitad de ellas giran alrededor de Júpiter y Saturno, los dos planetas de mayores dimensiones del sistema. De los cuatro planetas cuyo interior se compone de diferentes capas de roca, sólo la Tierra y Marte poseen satélites naturales. Las dos lunas del astro homónimo del dios de la guerra romano, también conocido como el Planeta Rojo, se llaman Phobos (“miedo” en griego) y Deimos (terror). Son de de tamaño bastante menor que el satélite de la Tierra y circundan Marte en órbitas bastante estrechas.

Las lunas de Marte son asteroides. La opinión más extendida entre los planetólogos es que la luna que gira en torno a la Tierra se originó por la colisión de nuestro planeta con otro protoplaneta, pero en el caso de los satélites naturales de Marte lo más probable es que se trate de asteroides capturados. La mayor parte de los asteroides permanecen en el denominado cinturón principal, entre las órbitas de Marte y Júpiter.

Comparación entre el asteroide Ida y Phoebe

En la imagen se comparan el asteroide Ida (52 kilómetros de diámetro, fotografía tomada por la Misión Galileo de la Nasa) y Phoebe, la luna de Saturno (230 kilómetros de diámetro). La imagen de Phoebe es reciente, culminación de uno de los objetivos prioritarios de la Misión Cassino de la NASA y de ESA para la exploración del sistema de Saturno. Probablemente, el satélite natural Phoebe también sea un cuerpo celeste capturado, pero al contrario de lo que sucede con los asteroides, su composición no es de metales y roca, sino fundamentalmente dehielo, como lo demuestra por su alta reflectividad de la luz solar.

Las lunas de Júpiter se originaron de la nebulosa protosolar

Los orígenes de los grandes satélites naturales de Júpiter, Io (diámetro 3643 kilómetros), Europa (diámetro 3122 kilómetros), Ganímedes (diámetro 5262 kilómetros) y Calisto (diámetro 4821 kilómetros) son también diferentes al de la luna que gira en torno nuestro planeta Tierra (diámetro 3476 kilómetros). Se formaron muy probablemente, al igual que Júpiter, de la nebulosa protosolar. Sus nombres proceden de las doncellas a quienes el dios griego Zeus (Júpiter en latín), llamado poéticamente Zeu pater, sedujo de acuerdo con la mitología.

¿Existe vida en Luna?

La luna galileana más cercana a Júpiter es el cuerpo celeste volcánico más activo del sistema solar. Los satélites naturales de Júpiter más alejados están rodeados por una gruesa coraza de hielo, bajo la cual se localizan algunas capas de agua en estado líquido. El satélite natural Europa, en especial, posee calor suficiente calor en su interior como para permitir que prosperen formas de vida en su océano oculto bajo el hielo. Los posibles microbios que pudiera albergar en su interior deberían arreglárselas para sobrevivir sin la luz solar, como hacen los microorganismos que existen en las proximidades de las chimeneas submarinas (“fumarolas negras”) en el fondo de los océanos terrestres. 

La luna de Saturno

El mayor satélite natural de Saturno, Titán, descubierto en el año 1655 por el naturalista y astrónomo holandés Christian Huygens, es, con sus 5150 kilómetros de diámetro, la mayor luna del planeta Saturno y la única de nuestro sistema solar que posee una atmósfera. En la composición de ésta predomina, como en el caso de la de la Tierra, el nitrógeno, pero en Titán está ausente el oxígeno.

Huygens en su camino hacia Titán

La Misión Cassini alcanzará su momento estelar en enero de 2005, cuando se haga descender sobre la atmósfera de Titán la sonda Huygens, fabricada por la Agencia Espacial Europea. El laboratorio robotizado con el que va equipada la sonda permitirá analizar minuciosamente los gases y captar imágenes de la superficie del astro. Algunos investigadores presumen la existencia en Titán de lagos de gas metano líquido. Este gas formaría nubes en su atmósfera, que podrían producir precipitaciones en forma de lluvia de metano líquido sobre la superficie del satélite.

NASA = National Aeronautics Space Administration (Agencia Norteamericana del Espacio y la Aeronáutica)

JPL = Jet Propulsion Laboratory (Laboratorio de Propulsión a Chorro)

ESA = European Space Agency (Agencia Espacial Europa) 

Últimas galerías

loading ...
10 mujeres exploradoras de todos los tiempos Por los escenarios de la película “El médico” Navidad 2014: regalos originales para todos los gustos Las imágenes más inquietantes de la vida salvaje Los grandes Parques Nacionales de Estados Unidos Las 10 mejores playas de Europa Barcelona en fotografías La Provenza en imágenes Expedición científica al Ártico Los Alpes en fotografías Fotografías submarinas en Egipto La Semana Santa de los indios Cora Desiertos desde el aire Naturaleza en la costa de Sudáfrica Recorriendo los fiordos de Noruega
  • Bookmark:
  • del.icio.us
  • Mister Wong
  • Google
  • Digg
  • Reddit
  • Meneame
  • Fresqui
GEO International