Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
GEO, la web que redescubre el mundo

Salud

Toxoplasmosis: cómo manipulan los parásitos nuestro cerebro

El parásito de la toxoplasmosis alcanza su destino final provocando cambios de comportamiento en los portadores. Según los cálculos estimados de el biólogo evolutivo Jaroslav Flegr “una de cada tres personas están infectadas”.

Toxoplasmosis

Es el parásito más extendido del mundo: Toxoplasma gondii. Uno de cada tres seres humanos está infectado. Sus anfitriones principales son los gatos: sólo en ellos puede multiplicarse. Otros animales como los ratones o los pájaros son utilizados como vehículos para llegar de un gato al otro.

Da miedo cómo el parásito utiliza el ratón como anfitrión intermedio. Los ratones temen a los gatos por naturaleza pero es que el parásito se sirve de un truco para alcanzar su objetivo. Una vez llegado al cuerpo del roedor, se atrinchera en el hígado y el cerebro de la víctima para comenzar desde allí su campaña de terror. Los ratones infectados se sienten casi mágicamente atraídos por los gatos, no huyen de su depredador sino corren a sus brazos abiertos. La parasitóloga británica Joanne Webster pudo demostrar este comportamiento en un estudio de laboratorio. El parásito programa a los anfitriones para el suicidio.

Toxoplasmosis, un tratamiento cerebral

Hace más de quince años que el biólogo evolutivo checo Jaroslav Flegr, de la Universidad de Carlos (Praga ), busca la respuesta a la pregunta sobre qué influencia tiene una infección con toxoplasmosis sobre el humano. Le interesa especialmente si las personas infectadas muestran cambios de comportamiento semejantes a los ratones. En un gran ensayo con hasta ahora 10.000 sujetos, se demostró que la personalidad de los infectados con toxoplasmosis cambia. Y cuanto más dura la infección, mayores parecen los cambios. Especialmente en los varones, Flegr observó un significativo aumento de la disposición para correr riesgos, unido a una disminución de los reflejos. Además, Flegr averiguó que la probabilidad de estar involucrado en un accidente de tráfico se multiplica por 2,5 en los infectados. La disposición de correr riesgos es importante para el parásito ya que antaño el ser humano figuraba entre las presas de los grandes felinos.

Otras enfermedades manipuladoras

Las reacciones bioquímicas que desencadenan la manipulación todavía no se conocen a fondo. Sólo se puede demostrar que en los hombres infectados el nivel de testosterona sube enormemente, mientras en las mujeres disminuye en la misma medida.

La hipótesis de Flegr acerca de la ”manipulación“ en el caso de la toxoplasmosis no es un caso aislado en la naturaleza. Este es el caso de la bacteria de la sífilis, enfermedad que se sutrae mediante las relaciones sexuales, hace que el cuerpo infectado sea más activo sexualmente para asegurar así su propagación.

Últimas galerías

loading ...
El rostro humano de la crisis 10 mujeres exploradoras de todos los tiempos Por los escenarios de la película “El médico” Navidad 2014: regalos originales para todos los gustos Las imágenes más inquietantes de la vida salvaje Los grandes Parques Nacionales de Estados Unidos Las 10 mejores playas de Europa Barcelona en fotografías La Provenza en imágenes Expedición científica al Ártico Los Alpes en fotografías Fotografías submarinas en Egipto La Semana Santa de los indios Cora Desiertos desde el aire Naturaleza en la costa de Sudáfrica
  • Bookmark:
  • del.icio.us
  • Mister Wong
  • Google
  • Digg
  • Reddit
  • Meneame
  • Fresqui
GEO International