Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
GEO, la web que redescubre el mundo

Hasta los biólogos se burlaban de los investigadores de la Eriogaster Lanestris, una diminuta polilla peluda. Sin embargo, ¡cuántas cosas asombrosas descubrieron en esta mariposa! ¿Quién hubiera creído que un insecto poco menos que “descerebrado” iba a proteger su puesta del frío de las altas regiones alpinas con la “lana” de la parte posterior de su cuerpo? Y, además, ¿quién iba a imaginar que, en el colmo del desvelo incubador, aislaría distintas puestas de forma diferente, en previsión tanto de las temperaturas suaves como de las extremas? ¡Y los investigadores del bicho canasta! ¡Cuánto ingenio invirtieron estos entusiastas hasta descubrir que en esa familia la hembra, carente de alas y reducida casi a ser máquina de puesta de huevos, se pasa toda la vida en un saco tejido por la oruga y camuflado con tallos de plantas o granos de arena! Sólo los machos vuelan.

O las larvas de la familia de Licénidos que se dejan alimentar por las obreras en los hormigueros e incluso devoran las larvas de hormiga. O algunas mariposas –de alas atrofiadas– que hace tiempo renunciaron a su capacidad de volar porque en zonas tormentosas o en el duro clima de alta montaña su vuelo tenía consecuencias fatales. Aunque muchas de ellas compensaron la pérdida con unas fuertes patas saltadoras: mariposas a punto de pasarse al nicho ecológico del saltamontes. Parece que la evolución de las mariposas, una especie de gran éxito, no se atiene a las leyes formales de la lógica humana. Los investigadores, pues, podrían preguntar, ¿qué ventajas puede tener que en muchas especies de mariposas, los machos y las hembras vuelen con una indumentaria diferente? Aunque es posible que, en el curso de la evolución, más especies de las que suponemos hasta ahora se hayan despedido del look unisex.

La vida en pareja de las mariposas

Karel Cerny abriga exactamente esa sospecha. Cree que en las obras de consulta y en las colecciones hay muchas especies que están mal etiquetadas: parejas que, en realidad, pertenecen a especies diferentes, lo que podría establecerse en cuanto se conociese la vestimenta específica de cada sexo.

Los “osos lanudos” que busca Cerny pertenecen a la especie Miltochrista punicea y habrán de ser los primeros candidatos para comprobar la hipótesis. Cerny desea capturar una hembra que, tiempo después, en el clima tropical artificial de su laboratorio de Innsbruck (Austria) sea capaz de poner huevos.

Mariposa con perfil arcaico

Las orugas se alimentarán de algas, se convertirán en crisálidas y luego se producirá la eclosión. Y todo lo que no se parezca a la madre, es decir a la conocida, y ya descrita en 1878, Miltochrista punicea, tendrá que ser forzosamente el macho que está buscando, el mismo que en 1894 fue clasificado como especie propia (Miltochrista postnigra). Ésa sería una de esas sensaciones con las que sueñan los lepidopterólogos.

A la noche siguiente se produce el acontecimiento esperado: ejemplares de la especie Miltochrista se encuentran entre las primeras capturas. Tal vez se deba a las lluvias tropicales que, venidas del mar de Adamán, han golpeado la costa y han dejado jirones de nubes en torno a todas las montañas costeras. O puede que sea por el nuevo lugar donde se han colocado las trampas de luz. En cualquier caso, a las 19.31 hora local, Cerny traslada desde la pantalla al frasco de cristal el tan buscado “oso” (“osa”, si su teoría es cierta).

De tener éxito, su trabajo sobre los “osos lanudos” cobraría un gran impulso. El hermano Pinratana se lo merecería especialmente. Uno de sus mayores deseos para lo que le queda de vida sería realizar otro tomo sobre mariposas nocturnas. Aunque lo que más profundamente ansía el religioso es encontrar un digno sucesor que se haga cargo de su colección en Tailandia, que la desarrolle y, ante todo, pueda valorarla. La historia de la investigación sobre las mariposas está plagada de tristes informes sobre colecciones víctimas del abandono, liquidadas a bajo precio o destruidas.

Hasta ahora, las autoriadades tailandesas no han mostrado interés en este tesoro archivado. Expertos en insectos lepidópteros de todo el mundo escriben instancias a las oficinas públicas y están considerando elevar una petición al soberano de Tailandia, que es famoso por su sensibilidad cultural. Mientras tanto, el hermano Pinratana sigue creyendo en que suceda un milagro. Al fin y al cabo, la fe ha sido y es parte de su formación profesional.

Seis semanas después, de vuelta en Innsbruck, la eclosión de las crisálidas de “oso lanudo” permitirá descubrir el secreto: Miltochrista postnigra es, de hecho, un ejemplar macho de Miltochrista punicea y, por ello, pierde su antiguo y falso nombre.

Más información del fotógrafo: www.ingoarndt.com/

Imágenes de los Tipos de mariposas:

template-mar
« < 1 - 2 - 3

Últimas galerías

loading ...
El rostro humano de la crisis 10 mujeres exploradoras de todos los tiempos Por los escenarios de la película “El médico” Navidad 2014: regalos originales para todos los gustos Las imágenes más inquietantes de la vida salvaje Los grandes Parques Nacionales de Estados Unidos Las 10 mejores playas de Europa Barcelona en fotografías La Provenza en imágenes Expedición científica al Ártico Los Alpes en fotografías Fotografías submarinas en Egipto La Semana Santa de los indios Cora Desiertos desde el aire Naturaleza en la costa de Sudáfrica
  • Bookmark:
  • del.icio.us
  • Mister Wong
  • Google
  • Digg
  • Reddit
  • Meneame
  • Fresqui
GEO International