Utilizamos cookies propias y de terceros para facilitar y mejorar la navegación, recopilar información estadística de tu navegación y mostrarte contenidos y publicidad relacionados con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Puedes cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.
GEO, la web que redescubre el mundo

Viajes cruceros

Crucero por la Patagonia chilena

Fiordos, glaciares, volcanes cubiertos de nieve, bosques impenetrables…Viajamos en crucero por la Patagonia chilena para divisar sus vírgenes paisajes a ritmo de las olas.

Viajes en crucero por la Patagonia

El viaje en crucero arranca desde el puerto Montt, situado en la mitad del gran país alargado de Sudamérica, Chile . La expedición a ritmo de las olas comienza observando las maniobras de zarpe con destino al Glaciar San Rafael, al visitante le provoca una gran excitación al imaginarse las aventuras que le esperan a bordo de un medio de transporte tan noble como es el barco. El avión o el vehículo quizás iría más rápido pero nuestro aventurero ha elegido navegar para “romper con el estrés que tiraniza nuestras vidas”. Considera que el actual afán de ser eficientes, esa prisa por alcanzar objetivos, nos impide gozar del proceso mismo de la expedición, contamina hasta nuestras propias vacaciones. Poco se deja a la improvisación, a la aventura o al tiempo de ocio.

La accidentada costa de la Patagonia

El viaje en crucero, es decir, la propuesta de conocer el mundo navegando, es una honrosa excepción. Representa el medio utilizado durante miles de años por todos los pueblos que salieron a descubrir más allá de su horizonte. A pesar del paso del tiempo, navegar sigue siendo la manera más natural y ajustada a nuestro biorritmo y al de la naturaleza que pretendemos descubrir. Pocos lugares en el mundo sintonizan tan bien con esta filosofía como la accidentada costa de la Patagonia chilena. Su intrincada red de golfos, canales y fiordos constituyen las carreteras que nos acercan a una naturaleza en estado virgen, manifiesta en centenares de islas, penínsulas y volcanes cubiertos de impenetrables bosques nativos y glaciares de hielos milenarios.

Primer día rumbo a los Golfos de Ancud y de Corcovado

Dejando atrás Puerto Montt, el Skorpios II enfila al sur. Primero atraviesa el Golfo de Ancud y el de Corcovado, ambos entre el continente y la isla grande de Chiloé, hasta desembocar en el Canal de Moraleda. A partir de ese momento, la navegación transcurre rodeada del verde de los bosques exuberantes que dominan el horizonte. Ya desde el primer día a bordo, un nítido espíritu de distensión se percibe en el aire. Un espíritu al que ya no estamos acostrumbrados a disfrutar en nuestras vidas cotidianas, pero que es propio de los hombres de mar de Chile.

Viaje en crucero por la Patagonia de Chile
Segundo día, destino Puerto Aguirre

Temprano por la mañana del segundo día, el Skorpios II atraca en Puerto Aguirre, una de las caletas de pescadores artesanales que se encuentran repartidas por esta región austral de Chile. Aislados del resto del país y el mundo, la llegada del Skorpios II es todo un acontecimiento en la vida del pintoresco pueblo de Puerto Aguirre, donde todo transcurre a un ritmo pausado. La vista desde su mirador es sencillamente súblime, con la omnipresente Cordillera de los Andes recortada entre el cielo y el mar.

Tercer día: azul intenso del Glaciar de San Rafael

Glaciares en la Patagonia

Sumergido en esta sinfonía de colores, aromas y sensaciones, el Skorpios II continúa navegando durante toda la noche hasta alcanzar, a la mañana siguiente, la Laguna y Glaciar San Rafael. Nacido a los pies del Monte San Valentín, la cumbre más alta de Patagonia con sus 4.058 metros de altitud, el Glaciar San Rafael recorre quince kilómetros hasta llegar a descargar sus hielos milenarios sobre la laguna. Y, a pesar de que su pared de dos kilómetros de ancho, que en puntos alcanza los 90 metros de altura, no lo sitúan entre los glaciares más grandes del Campo de Hielo Norte, ni del Campo de Hielo Sur, el intenso color azulado de sus hielos no tienen competencia. Ni los hielos del más grande de los glaciares del hemisferio Sur, el Glaciar Pio XI, alcanzan la espectacularidad de los hielos del Glaciar San Rafael. Todo gracias a la gran profundidad de la laguna que acoge sus hielos, de hasta 270 metros, lo cual propicia una presión gigantesca por aprisionamiento de sus partículas y del oxigeno contenido en su interior, responsable de su color azulado.

Desprendimientos de hielo

Fiel al espíritu del viaje, aquí no hay lugar a las prisas pues el Skorpios II se pasa el día frente a la pared de hielo. Ya sea de excursión a bordo de sus barcazas, o desde la cubierta del barco, hay tiempo de sobra para hacer las fotos de rigor y, sobre todo, de gozar del inigualable espectáculo de desprendimientos que suelen regalar estos hielos , cuya edad se estiman superior a los veinte mil años. ¡Imprescindible deleitarse por la belleza del lugar!

Cuarto día: aguas termales en el Fiordo Quitralco

Dejando atrás San Rafael, el viaje en crucero nos hará navegar toda la noche por el Canal de Moraleda, en dirección al norte, hasta alcanzar el Fiordo Quitralco, uno de los cientos de valles de origen glaciar que conforman la geografía imposible de la costa del sur de Chile. Además de su belleza inconmensurable, este fiordo de Sudámerica tan conocido tiene la singularidad de cobijar las aguas termales más calientes y australes de Chile. Tras un recorrido subterráneo de 70 kilómetros desde su fuente, en el volcán Hudson, el agua emana aquí por sobre los 76 º Celsius. Parapetados en las piscinas exteriores, los pasajeros pasan el día disfrutando de las espectaculares vistas sobre las montañas andinas, densamente cubiertas de bosques de especies nativas, como el coigüe, el canelo y el tineo.

Aguas termales en la Patagonia

Quinto día: avistamiento de ballenas

De regreso por el Golfo de Corcovado, puede que la naturaleza premie a los pasajeros del Skorpios II con el avistamiento de ballenas azules, el mamífero más grande del mundo, las cuales frecuentan estas aguas en los meses del verano austral. ¡Existe una época mejor que la Navidad para disfrutar del verano!

Un poco más al norte, sobre la costa de la Isla de Chiloé, el fotogénico pueblo de Queilén recibe la visita del Skorpios II. Aunque el plato fuerte tendrá que esperar hasta la mañana siguiente, con la última visita del crucero a la ciudad de Castro, capital de Chiloé, con tiempo suficiente para visitar sus mercados marítimo y artesanal, echar un vistazo a sus mundialmente famosos “palafitos”, y dejarse maravillar por su impresionante iglesia de madera, la Iglesia de San Francisco, declarada Patrimonio de la Humanidad por UNESCO en el año 2005 junto a otra docena de iglesias de la isla.

Y finalmente llega el momento de la despedida. Tras siete días y 800 millas marinas de navegación, la aventura del Skorpios II termina en el mismo lugar donde la comenzó, en el embarcadero de Puerto Montt. La última noche, en la que una cena de gala agasaja a los pasajeros por enésima y última vez con productos del mar, es el momento idóneo para dedicar un primer brindis al Glaciar San Rafael, cuyo recuerdo se graba para siempre en la retina de quienes tienen la suerte de visitarle, y un segundo a la salud de todos los Skorpios repartidos por el mundo, dispuestos a llevarnos, a su ritmo, a la conquista de los tesoros naturales de nuestro planeta .

Un plan perfecto para viajar estas Navidades pero para los que se queden con ganas, el crucero opera entre los meses de septiembre a mayo.

¡Haz tu reserva en www.skorpios.cl!

pata-template

Últimas galerías

loading ...
El rostro humano de la crisis 10 mujeres exploradoras de todos los tiempos Por los escenarios de la película “El médico” Navidad 2014: regalos originales para todos los gustos Las imágenes más inquietantes de la vida salvaje Los grandes Parques Nacionales de Estados Unidos Las 10 mejores playas de Europa Barcelona en fotografías La Provenza en imágenes Expedición científica al Ártico Los Alpes en fotografías Fotografías submarinas en Egipto La Semana Santa de los indios Cora Desiertos desde el aire Naturaleza en la costa de Sudáfrica
  • Bookmark:
  • del.icio.us
  • Mister Wong
  • Google
  • Digg
  • Reddit
  • Meneame
  • Fresqui
GEO International