Expedición invernal al K2. Día 5: Indumentaria con tecnología de vanguardia para ascender el K2

Resolver el problema de la indumentaria, buscando el equilibrio perfecto entre las máximas prestaciones y el mínimo peso, ha sido una constante en la evolución técnica de las prendas de montaña. Las sinergias entre Sergi Mingote y el fabricante francés Millet son un buen ejemplo de ello.

Pedro Gil

https://youtu.be/l7XEu53WOqA

El 4 de febrero de 2009, el diario británico Daily Post  informaba de la muerte de Stan West a los 98 años. “Se ha rendido homenaje a un pionero de los textiles del Norte de Gales", afirmaba la noticia. West, que había trabajado en la empresa John Southworth & Sons en Manchester, fue uno de los miembros del equipo que desarrolló y fabricó Ventile, una tela impermeable y cortavientos que fue utilizada en la exitosa expedición de 1953, cuando Edmund Hillary y Tenzing Norgay alcanzaron por primera vez la cumbre del Everest. 

Sir John Hunt, quien dirigió la expedición Británica que hizo cumbre aquel año, escribió en su libro La ascensión al Everest, publicado meses después de la hazaña:

        Al final, los verdaderos adelantos consistían en detalles del diseño y en el material empleado. Los trajes exteriores eran de algodón y de nylon    impenetrable al viento, y tanto la chaqueta como el pantalón estaban forrados de nylon. El peso total de un traje de talla media de este tipo era de unos 1,7 kg. La chaqueta tenía una capucha con visera para proteger del viento y de la nieve. Debajo de los equipos impermeables al viento, los escaladores, una vez alcanzadas las grandes altitudes, llevarían un traje de plumón, de dos piezas y con capucha, lo mismo que el exterior. Este indumento reducía el número de prendas de lana necesarias, pero todos teníamos dos jerseys ultraligeros y un pullover grueso. 

Resolver el problema de la indumentaria, buscando el equilibrio perfecto entre las máximas prestaciones y el mínimo peso, ha sido pues una constante en la evolución técnica de las prendas de montaña. Con ello, la tecnología de vanguardia sigue siendo el último gran reto del himalayismo.

La indumentaria externa que llevaban Hillary Y Norgay estaba fabricada con nailon y algodón y era totalmente impenetrable al viento. Hoy, 64 años después de su hazaña, el mono de alpinista que llevarán Sergi Mingote y su compañero Carlos Garranzo en la expedición invernal al K2 contiene unas diminutas placas reflectantes añadidas al plumón, que se convierten en energía infrarroja.

Los efectos del frío, agravados por el viento y la altitud, no solo pueden derivar en congelaciones. El frío y el viento agotan al escalador y minan su moral, por lo que resultan enemigos sutiles y peligrosos.

Sergi Mingote revisa la indumentaria fabricada con tecnología de vanguardia junto a los técnicos de la empresa francesa Millet.
Sergi Mingote revisa la indumentaria fabricada con tecnología de vanguardia junto a los técnicos de la empresa francesa Millet.

Colaboración entre fabricantes y alpinistas

En la evolución de las prendas de montaña, la colaboración entre fabricantes y alpinistas de primer nivel se suma a los avances técnicos que las inversiones en I+D producen.

Las sinergias entre Mingote y el fabricante francés Millet son un buen ejemplo de ello. “Sergi se dio cuenta de que el sistema de cierre actual del cuello mediante velcro se congelaba a menudo en las cumbres superiores a 8.000 m, impidiendo cerrarlo y protegerse el rostro. Por ello, hemos cambiado el cuello por un sistema de cierre central clásico, sin velcros adicionales. Además, hemos incorporado tres carros de cremallera en lugar de dos. De este modo, es posible abrir una pequeña parte del mono (para acceder a los bolsillos interiores) sin abrirlo totalmente, evitando que se enfríe. También hemos cambiado la cremallera central, que pasa ahora entre las piernas, para poder hacer las necesidades con comodidad” señalan los responsables de Millet.

La tecnología Therma Down O2+ combina la eficacia del plumón natural con el efecto de una manta de supervivencia

La aportación más destacada del mono de alpinismo que llevarán Mingote y Garranzo es, sin embargo, un desarrollo del fabricante americano Allied Feather. Los responsables de Millet explican a GEO en qué consiste: “Hemos optado por la tecnología Therma Down O2+ porque combina la eficacia del plumón natural con el efecto beneficioso de una manta de supervivencia.”

Se ha conseguido que, gracias a unas plaquitas reflectantes añadidas al plumón, el reflejo del calor corporal se convierta en energía infrarroja. Según los técnicos de la firma francesa, “esta energía interactúa con el sistema vascular y aumenta la sensación de calor en el cuerpo, así como el aporte de oxígeno a los músculos, gracias a una microcirculación optimizada. Se aporta más calor con un peso reducido y facilita una recuperación física más rápida”.

Las botas de Sergi Mingote son otro de los avances técnicos surgido de la colaboración entre el alpinista y Millet.
Las botas de Sergi Mingote son otro de los avances técnicos surgido de la colaboración entre el alpinista y Millet.

¿Y las botas? Carlos Garranzo nos las enseña y hace una demostración de los pasos necesarios para calzarlas correctamente. “Ahora imaginaros todo esto: poneros el botín interior, anudarlo correctamente, ajustar el velcro, introducir el pie con el botín en la bota exterior, cierra la cremallera de medio metro y anuda el cordel de la parte superior. Ahora el otro pie. Ya las tienes, te faltan los crampones… Cada gesto que haces es agotador”.

Carlos concluye con un lamento resignado y feliz de poder calzarse esas botas.

Suscríbete a GEO en https://bit.ly/3rnTcxW

Nuestros destacados