Escuela de montaña, escuela de vida

En el Servicio de Montaña todo empieza con el curso de especialista, y como apunta el comandante Garijo: “Queremos gente templada. Aquí no buscamos héroes. Ser audaz en un rescate no está reñido con el sentido común"

Pedro Gil

No todos los aspirantes logran superar el curso
No todos los aspirantes logran superar el curso

“Es pequeña pero muy aprovechada. Y nuestro orgullo.” Pedro Garijo es el comandante director del Centro de Adiestramientos Específicos de Montaña de la Guardia Civil (CAEM). Un pequeño edificio de paredes blancas, al pie de la antigua carretera N-330 que unía Murcia y Alicante con Francia por Zaragoza y que, anteriormente, ocupó la aduana de Somport. Desde 1982, año en el que se impartió el primer curso de montaña, hasta el pasado 2 de julio, que concluyó el trigésimo tercero, se han formado 615 especialistas.

escuela de montaña 2

En la Escuela de Candanchú sirve el que, con toda probabilidad, sea el cabo más antiguo de la OTAN. Cecilio es instructor y cabo. Fue alumno en el tercer curso, va para 40 años. Es una leyenda viviente. Compitió en esquí de fondo en los Juegos Olímpicos de Sarajevo de 1984. Sufrió un atentado terrorista en Pasajes. Formó parte del Grupo Expedicionario de la Guardia Civil, en sus primeras incursiones en el Himalaya. “Cecilio es un eslabón fundamental en la cadena de mando de la Escuela, no solo por el reconocimiento que todos le tenemos. Sus años de experiencia son una gran ayuda, es conocedor de todos los entresijos de este centro de formación. Una pieza clave”, reconoce el comandante Pedro Garijo.

Izq Comandante Pedro Garijo Derecha Cabo Raul alumno del curso de Instructor
Izquierda: comandante Pedro Garijo. Derecha: cabo Raul, alumno del curso de Instructor.

Algunos guardias civiles hacen todo lo posible por permanecer aquí. Pachi Álvarez, que pasó a la reserva en marzo de 2020, fue instructor durante 30 años. Anualmente se publica la lista de las mejores empresas para trabajar en España: el CAEM debería figurar entre las primeras. Vivir en uno de los parajes más bonitos del Pirineo, con buenos compañeros, sentirte orgulloso de tu trabajo… “Hoy me siento más verde que nunca”, escribía Luis Alberto Hernando al cumplir los 40 y antes de conseguir un nuevo Campeonato del Mundo de carreras por montaña. Hoy realiza su curso de instructor ¿Cómo puntuar esto?

Queremos gente templada. Aquí no buscamos héroes. Formamos a especialistas que empleen con cabeza los recursos de que disponen, sin derrochar, como siempre ha hecho la Benemérita. Ser audaz en un rescate no está reñido con el sentido común

“Queremos gente templada. Aquí no buscamos héroes. Formamos a especialistas que empleen con cabeza los recursos de que disponen, sin derrochar, como siempre ha hecho la Benemérita. Ser audaz en un rescate no está reñido con el sentido común". El capitán Fernando Rivero resume el propósito de la formación y del proceder de un Greim.

primeros profesores del CAEM

En el Servicio de Montaña todo empieza con el curso de especialista. Este año es un poco peculiar. “Tener a seis alumnos formándose como instructores no es habitual. En los últimos años, por distintas causas, no había salido el curso o los aspirantes no superaron las pruebas”, nos dice el comandante Garijo. Para optar a Instructor es necesaria una permanencia de al menos tres años en las Unidades de Montaña y acreditar un currículo que se valorará. Después hay que superar las pruebas de acceso. En 2017 ninguno de los aspirantes lo consiguió.

Continúa Pedro Garijo: “Los futuros instructores son guardias civiles de montaña que tienen un nivel técnico muy alto. Vienen de trabajar en las Unidades, nos acercan las demandas de estas y nos hacen estudiar y revisar nuestros procedimientos. Verlos trabajar con los alumnos del curso para nosotros es lo mejor que hay porque, entre otras cosas, a estos futuros instructores es fundamental enseñarles a enseñar. Ellos tienen que aprender la metodología y la planificación de las actividades destinadas a la formación. Tienen que conseguir que sus alumnos dominen todos esos nuevos conceptos que se les enseñan. Estos grandes especialistas, pese a su desconocimiento sobre la docencia, nos aportan su experiencia práctica. Es un proceso en el que sumamos y se obtienen cosas muy buenas, muy positivas. Es una gran oportunidad para mejorar.”

Materia de montaña
Mi comandante, ¿en qué consiste esa metodología que les enseñan a los instructores?

“Nosotros identificamos tres módulos. El primero es la metodología de la enseñanza de la formación técnica en montaña. O lo que lo mismo: un instructor tiene que enseñar cómo moverse en montaña. En segundo lugar, la metodología para la enseñanza del autosocorro en montaña. Los instructores tienen que enseñar a solucionar todos los problemas que se les den a sus alumnos durante el movimiento en montaña. Eso es lo que nosotros denominamos el autosocorro. Por último, cuando el alumno sabe moverse por montaña y sabe solucionar sus problemas, entonces tiene que aprender a resolver los problemas de los demás. Para eso estamos aquí y para eso nos paga el contribuyente. Ese es el plan de estudios de un instructor.”

Puedes tener una gran técnica y fortaleza física, pero si no puntúas en solidaridad este no es tu sitio

Además de lo anterior, hay otros factores que para la dirección de la Escuela son esenciales. La capacidad de trabajar en fatiga. El autocontrol, especialmente ante los fallos o dudas del compañero. Puedes tener una gran técnica y fortaleza física, pero si no puntúas en solidaridad este no es tu sitio.

Muy pronto, la eficacia del Greim se reconoció internacionalmente. En 1992, cuando tan solo habían transcurrido 10 años del primer curso de formación, la Comisión Internacional de Socorro Alpino (CISA) distinguió al Servicio de Montaña de la Guardia Civil como uno de los cuatro mejores del mundo, junto con los de Francia, Suiza y Austria. Recientemente, en octubre de 2018, el Greim formalizó su ingreso como miembro Tipo A, la mayor categoría, de la Comisión Internacional de Rescate Alpino (ICAR).

Son datos objetivos. “Por eso", concluye el director de la Escuela, "a mí me da lo mismo quien venga a rescatar a mi hijo a la montaña; lo que quiero es que acuda pronto, sepa su oficio y cuente con todos los recursos necesarios y suficientes. Las isócronas, los tiempos de reacción y las capacidades deben ser los elementos que determinen que Servicio acude a un rescate. Las decisiones deben tener una base objetiva.”

En la conversación con el comandante recuerdo el caso de dos jóvenes excursionistas, Carla y Ainoa, que se extraviaron hace unos años en La Gomera. Tuve la oportunidad de hablar con ellas y me contaron su peripecia: “Primero Emergencias, después Protección Civil… y no se dieron cuenta de que no podían acceder a nosotras hasta las once de la noche. Pasada la una de la madrugada activaron otro protocolo por el que había que llamar al consejero de 'no sé qué' para que autorizase avisar a la Guardia Civil. Eran cerca de las dos de la madrugada cuando comunicaron el accidente”, rememoraban Carla y Ainoa. Desde las 17 horas hasta las cuatro de la madrugada del día siguiente, es decir, durante 11 horas, ambas estuvieron esperando a sus rescatadores. El helicóptero de la Unidad Aérea de la Benemérita tuvo que despegar de noche desde Tenerife. “Algo hemos aprendido: la próxima vez llamamos al 062”.

062
 

 

Los mejores vídeos