Expedición invernal al K2. Día 17. A resguardo en el Campo Base

Después de dos días sometidos a temperaturas extremas y esfuerzos agotadores, los alpinistas regresan al Campo Base para reponer fuerzas y tomar conciencia de la enorme exigencia de la montaña.

Pedro Gil

Tienda de altura Samaya como la que instalo Sergi en el C1 y el C2.
Tienda de altura Samaya como la que instalo Sergi en el C1 y el C2.

Pese a los problemas con el satélite, afectado por una meteorología muy adversa, hoy hemos recibido el parte diario de Sergi una vez asentado en el Campo Base.  Mensajes concisos, al fin y al cabo, son sms enviados con un teclado táctil incómodo para escribir textos largos.

En el de hoy, además de la información habitual (pulso, saturación, temperatura), se percibe un momento de inflexión.

Es como si el optimismo hubiese dado paso a la constatación de la magnitud del desafío que están enfrentado

Sergi Mingote resume su primer contacto con la realidad del K2, con la “parte baja” de la montaña y la menos exigente, con estas palabras.

“Y sin querer ser agorero, tal como he visto de exigente la parte baja de la montaña, no va a ser nada fácil que un gran número de escaladores alcance las cotas altas. Ojalá me equivoque. Para los que me preguntabais sobre posibles aglomeraciones en el “cuello de botella” durante el ataque a cumbre, creo que queda contestado, ¿no?” 

Eruditos a la violeta

Toda actividad humana que se expone al escrutinio público —y el alpinismo profesional que busca hacer historia no es una excepción— debe asumir con deportividad la opinión de los expertos.  Algunos de ellos entran en la categoría de eruditos a la violeta, esos sujetos sobre los que ya nos alertaba José Cadalso:

“Este exterior de sabios puede alucinar a los que no saben lo arduo que es poseer una ciencia, lo difícil que es entender varias a un tiempo, lo imposible que es abrazarlas todas, y lo ridículo que es tratarlas con magisterio, satisfacción propia, y deseo de ser tenido por sabio universal.”

El K2 invernal está dando pábulo a opiniones, apuestas y rencillas no olvidadas

Quizá sea consecuencia de un año anómalo para el alpinismo. Quizá el K2 invernal esté sirviendo para soltar un poco de tensión.

En cualquier caso, las palabras de Mingote responden a muchos: Esto es muy duro. La montaña va a seleccionar y aquellos que alertaban de congestión en el espolón de los Abruzzos, no saben de lo que hablan.

“Los últimos tres días en altura me han enseñado varías cosas, continúa Sergi. La primera es que poder ir acompañado de un buen escalador, comprometido con su cordada, es fundamental. La segunda, que estar en altura durante una expedición invernal y en el ochomil más exigente del planeta, hace que todo se complique. Tu cuerpo está cubierto por una capa de hielo, te sientes siempre frío, el desgaste de tu organismo es altísimo. Han sido días de poco beber, comer prácticamente nada y no dormir, acompañados por un viento que esta última noche, a 6.500 metros, prácticamente ha destrozado nuestras tiendas.”

Dal bhat con sopa de lentejas. Foto: Pedro Gil
Dal bhat con sopa de lentejas. Foto: Pedro Gil

Consejos para una correcta nutrición

Hace unos días GEO se puso en contacto con la doctora Victoria Pons, médico especialista en medicina del deporte, doctora en nutrición humana y jefa del Departamento de Fisiología y Nutrición del Centro de Alto Rendimiento de San Cugat. La doctora Pons supervisó la preparación de Sergi Mingote y le dio recomendaciones para su correcta nutrición y una serie de suplementos para enriquecerla que reproducimos a continuación:

Para completar la dieta:

  • Polivitamínico muy completo que garantice la cobertura de los micronutrientes, vitaminas y minerales, con un aporte suficiente de vitamina D.
  • Ácidos grasos esenciales de la serie Omega 3, muy importantes por su regulación hormonal de la respuesta inflamatoria.
  • Proteínas en polvo.

Para cuidar la inmunidad:

  • Probióticos para garantizar la salud de la mucosa intestinal y favorecer el sistema inmune.
  • Glutamina.

Para los tramos de expedición:

  • Barritas y geles.

Para la recuperación del ejercicio:

  • Recuperador a base de hidratos de carbono y proteínas.

Una vez en el Campo Base, hemos preguntado a Sergi Mingote qué había comido en sus tres noches en altura, después de realizar esfuerzos tan agotadores. Esta es la transcripción literal:

“Puffff… casi nada. Pasta que nos hicieron en el CB y subimos al C1. Es una costumbre que hago siempre ¿Los demás días? Una pequeña caja de galletas. Dos pequeñas tabletas de chocolate y cuatro barritas ND3 SOLID. Eso entre los dos, para Juan Pablo y para mí”.

Para compensar, llegados al Campo Base "se pusieron finos" de dal bhat y arroz.

#K2winterexpedition2021

http://racetracker.es/rt/K2WinterExpedition2021

Suscríbete a GEO y sigue día a día la expedición invernal al K2: https://bit.ly/3pfDdjY

Nuestros destacados