Expedición invernal al K2. Día 4: el K2, un inmenso castillo aislado del resto del mundo

Para entrar en el K2 se han de recorrer largas y peligrosas lenguas glaciares, cruzar ríos casi insalvables y todo bajo un clima extremo tanto en lo cálido como en lo gélido. Una colaboración exclusiva para GEO de Pedro Nicolás, geógrafo y presidente del club de alpinismo Peñalara.

Pedro Gil

El K2, con sus 8.611 metros, es el pico más alto de la cadena del Karakorum.
El K2, con sus 8.611 metros, es el pico más alto de la cadena del Karakorum.

Agosto de 1979. Un grupo de cuatro alpinistas hace cumbre en el Diran Peak, de 7.268 metros. Son los primeros españoles que logran alcanzar esa altitud en el Karakorum. Descienden y descansan en sus tiendas. En plena noche, un alud arrasa el campamento.

El maestro Martínez de Pisón lo describe así en su Cuadernos de Montaña: “Era una expedición de amigos, que ya habíamos estado juntos en otros picos, con Andrés Fernández (profesor de la Escuela de Alta Montaña) a la cabeza: Pedro Nicolás (geógrafo), Arturo Romero (fotógrafo), Ramón Jáudenes (geógrafo) y Enrique Temprano (botánico) —los cuatro consiguieron una rápida, radiante ascensión al Diran el 11 de agosto—, José Luis García (guía de montaña) y Miguel Ferreira (médico).

Al bajar de la cumbre un alud de gran magnitud sepultó por la noche el campamento en el que dormían Arturo, Ramón y Enrique. La ladera quedó desfigurada por la masa de hielo derramada desde un frente alto de seracs, sin rastro alguno de nuestros compañeros… A la sorpresa sucedió el dolor. Han pasado los años, pero la tenaz lección de tristeza no ha tenido fin”.

Vista 3D del Karakorum.

El Karacorum, una cordillera con persolidad propia

Pedro Nicolás, profesor titular de Geografía en la Universidad Autónoma de Madrid, hizo cumbre y sobrevivió a esa catástrofe. Hoy es el presidente de la Real Sociedad Española de Alpinismo Peñalara, uno de nuestros clubes de montaña más veteranos. 

Le hemos pedido una presentación de las características de la cordillera a la que pertenece el K2.

“La cordillera del Karakorum forma parte de esa enorme acumulación de cordilleras que ocupa la zona de contacto entre el subcontinente indio y el Asia central; cordilleras que se disponen de modo vagamente radial en largas alineaciones que van desde Indochina al Turkestán asiático. Allí aparecen nombres míticos para los amantes y estudiosos de las montañas: Pamir, Hindu Kush, Kunlun, Karakorum, Himalaya…

Estamos hablando ni más ni menos de las montañas que reúnen todas las altitudes terrestres superiores a 7.000 metros.

Y allí dentro, casi en el centro de todas ellas, encontramos el Karakorum, cuyo nombre en turco significa “roquedal negro”, y que muestra una personalidad propia y destacada.

El Karakorum se reparte mayoritariamente entre Pakistán y China, aunque también hay zonas en India, Afghanistán y Tajikistán

El Karakorum tiene unos 500 kilómetros de longitud, algo más que nuestro Pirineo, aunque otros lo extienden a casi 800. Se dispone en lineaciones montañosas paralelas con profundos valles internos y con una orientación general de oeste noroeste a este sureste, ocupando un espacio estimado en algo más de 200.000 km2. Su territorio se reparte mayoritariamente entre Pakistán y China, aunque también hay zonas en India, Afghanistán y Tajikistán.

Entre sus rocas predominan las metamórficas, como el gneis, y los granitos, y su formación se remonta al plegamiento alpino que se inicia a finales de la era Secundaria. Es una zona de gran inestabilidad tectónica por lo que son frecuentes los potentes seísmos que, dada la agreste topografía, producen grandes deslizamientos.

Pero lo que da personalidad propia a esta cordillera es su posición y su elevación.

El Karakorum se caracteriza por presentar las mayores altitudes a la mayor latitud. Por ello, las temperaturas son enormemente extremas, más que en el Himalaya, pues su clima continental, alejado de los océanos, así lo determina.

Hay que pensar que el K2, el pico más alto de la cadena con sus 8.611 m, está a casi 36º norte y Sierra Nevada, en Granada, a 37º N. La gran diferencia es que la cima del K2 se sitúa unos 5.200 metros más arriba.

El Karakorum es el área con más glaciares de la Tierra fuera de los dominios polares.
El Karakorum es el área con más glaciares de la Tierra fuera de los dominios polares.

Todo lo antes dicho se conjuga para que nos encontremos en el área con más glaciares de la Tierra fuera de los dominios polares. Encontramos en esta cordillera unos 15.000 km2 de glaciares con un recubrimiento medio mucho mayor que en el mismo Himalaya. Pensemos que en el Karakorum se encuentran glaciares de más de 70 kilómetros de longitud, cosa impensable en el Himalaya.

Además, el aislamiento es total. El área de altas montañas es tan salvaje, agreste e inhóspito que nadie las habita, pues crean un verdadero e inmenso castillo aislado del resto del mundo. Para entrar en él se han de recorrer largas y peligrosas lenguas glaciares, cruzar ríos casi insalvables y todo bajo un clima extremo tanto en lo cálido como en lo gélido.

El Karakorum se empezó a explorar a finales del siglo XIX, cuando el militar británico Younghusband se adentró en sus valles más profundos

Por lo expuesto, ascender a una de sus cimas elevadas es siempre un reto mayúsculo. Subir a cualquiera de sus más de 60 picos superiores a los 7.000 m tiene incuestionable mérito. Hacerlo a unos de sus cinco picos que sobrepasan los 8.000 es una gran meta deportiva.

Pero si nos referimos a la ascensión del K2, la segunda cima del globo y en invierno, estamos hablando de una de las grandes aventuras pendientes para el ser humano.”

#K2winterexpedition2021

Suscríbete a GEO y sigue día a día la expedición invernal al K2: https://bit.ly/3pfDdjY​

Nuestros destacados