Aten, la ciudad perdida de Egipto resurge de las arenas del desierto

Considerada uno de los hallazgos arqueológicos más importantes, la excavación iniciada hace siete meses se revela como la ciudad pérdida de Egipto, Aten, buscada por numerosas expediciones.

En septiembre de 2020 fueron descubiertos en las arenas del desierto egipcio, cerca del Valle de los Reyes, lo que parecían los restos de una ciudad. Las excavaciones comenzaron y, en pocas semanas, las estructuras de ladrillos de barro comenzaron a aparecer en todas direcciones.

Ante los ojos de los arqueólogos fue desvelándose una gran ciudad en buen estado de conservación, con muros casi completos y con habitaciones llenas de herramientas de la vida cotidiana.

Ahora, siete meses después, se han descubierto varias áreas o vecindarios, incluida una panadería, un distrito administrativo y una zona residencial.

Como ha anunciado el egiptólogo Zahi Hawass, se trata de una ciudad de 3.000 años de antigüedad que hasta el momento había sido buscada sin éxito: Aten, la mayor ciudad del mundo antigua que ha sido aclamada como uno de los hallazgos arqueológicos más importantes desde la tumba de Tutankamón.

La ciudad data del reinado de Amenhotep III, uno de los faraones más poderosos de Egipto, que gobernó desde 1391 hasta 1353 a. C., enmarcando la ciudad en uno de los periodos más ricos de Egipto.

La ciudad continuó siendo utilizada por los faraones Ay y Tutankamón, cuya tumba casi intacta fue descubierta en el Valle de los Reyes por el arqueólogo británico Howard Carter en 1922.

Hasta el momento se ha encontrado una gran cantidad de valiosos hallazgos arqueológicos, como joyas, cerámica de colores, amuletos de escarabajos y ladrillos de barro con sellos de Amenhotep III, y no se descarta que entre los futuros descubrimientos se encuentren nuevas y fastuosas tumbas llenas de tesoros.

ciudad perdida egipto 02