Avanza la vacuna que puede proteger contra el virus de la mononucleosis

Una vacuna podría prevenir el virus de Epstein-Barr, que causa la mononucleosis, una enfermedad vinculada cada vez más con la esclerosis múltiple, el linfoma y el cáncer de estómago.

Elena Lozano

El virus de Epstein Barr causa la mononucleosis.
El virus de Epstein Barr causa la mononucleosis.

Una vacuna que protege contra el virus Epstein-Barr común para prevenir potencialmente la fiebre glandular, la esclerosis múltiple (EM) e incluso algunos tipos de cáncer se ha mostrado prometedora en ratones, hurones y monos. Se espera que una prueba en humanos comience en 2023.

Gary Nabel, de ModeX Therapeutics, en Natick, Massachusetts, y sus colegas desarrollaron una vacuna que expone el cuerpo a dos proteínas que el virus de Epstein-Barr usa para invadir las células, entrenando al sistema inmunitario para que reconozca el patógeno si se expone.

Los investigadores diseñaron ratones con sistemas inmunológicos similares a los humanos. Cuando se expusieron al virus de Epstein-Barr, solo el 17 por ciento de éstos se infectó después de recibir anticuerpos de otros roedores vacunados

Los experimentos iniciales han demostrado que los ratones, hurones y macacos rhesus desarrollaron anticuerpos, causante de la mononucleosis, después de la vacunación.

Para comprender mejor el potencial del pinchazo en las personas, los investigadores diseñaron ratones con sistemas inmunológicos similares a los humanos. Cuando se expusieron al virus de Epstein-Barr, solo el 17 por ciento de éstos se infectó después de recibir anticuerpos de otros roedores vacunados. Por el contrario, el 100 por ciento de los ratones sin anticuerpos se infectó.

"Fue un resultado muy prometedor, porque básicamente pudimos bloquear la infección del virus casi por completo y evitar que causara incluso una infección de bajo nivel", aseguró Nabel.

Ninguno de los ratones que recibió los anticuerpos inducidos por la vacuna desarrolló linfomas, cánceres del sistema linfático que se relacionan cada vez más con el virus de Epstein-Barr, en comparación con la mitad de los roedores sin protección. Los investigadores no analizaron ninguna otra afección relacionada con Epstein-Barr, como el cáncer de estómago.

Tubo de ensayo con muestra de sangre para la prueba del virus de Epstein Barr (EBV).
Tubo de ensayo con muestra de sangre para la prueba del virus de Epstein Barr (EBV). Foto: IStock.

Más del 95 por ciento de los adultos en todo el mundo están infectados por este virus, un tipo de herpes que se transmite con mayor frecuencia a través de la saliva. Se sabe que causa fiebre glandular, también llamada “mono”, y está asociada con la Esclerosis Múltiple.

Si se demuestra que la vacuna es segura y eficaz en las personas, podría administrarse a los niños para prevenir la mononucleosis, apunta Nabel.

Moderna comienza un ensayo clínico con su propia vacuna

Moderna, la compañía estadounidense más conocida por su vacuna contra la Covid-19, comenzó recientemente un ensayo clínico para su propia inyección de Epstein-Barr. Ésta se diferencia en que, de manera similar a su vacuna contra la Covid-19, utiliza ARNm para indicar a las células que produzcan varias proteínas del virus Epstein-Barr, en lugar de administrarla directamente.

Ambas vacunas parecen prometedoras, pero la esclerosis múltiple es una enfermedad progresiva y pasarán varias décadas antes de que podamos medir su potencial

Julia Morahan, de MS Australia, asegura que ambas vacunas parecen prometedoras, pero la esclerosis múltiple es una enfermedad progresiva y pasarán varias décadas antes de que podamos medir su potencial.

“Si pudiéramos vacunar a todos los niños, tendríamos que esperar 25 años completos para ver si desarrollan esclerosis múltiple”, indica.

Fuente: NewScientist.

Archivado en:

La esclerosis lateral amiotrófica es una enfermedad devastadora para la que hay tratamiento ni cura.

Relacionado

Esclerosis lateral amiotrófica: el sistema nervioso central y el inmunitario, claves

Nuestros destacados