Cómo el cambio climático afectó a la evolución de los homínidos

Los altibajos en la temperatura, las precipitaciones y el crecimiento de las plantas promovieron migraciones de homínidos dentro y fuera de África, que fomentaron su superviviencia en entornos desconocidos, según un equipo de investigadores.

Vicente Alcaíde

Los viajes inducidos por el cambio climático influenciaron en la evolución de los homínidos.
Los viajes inducidos por el cambio climático influenciaron en la evolución de los homínidos.

Basándose en cómo el tiempo de las variaciones climáticas antiguas coincidía con las idas y venidas de diferentes especies de homínidos, los investigadores generaron un esquema novedoso y controvertido de la evolución humana. Axel Timmermann, de la Universidad Nacional de Pusan ​​en Busan, Corea del Sur, y su equipo presentaron este escenario el 13 de abril pasado en Nature.

Estas migraciones coincidieron con cambios climáticos más cálidos, que mejoraron la supervivencia y que ocurrieron cada 20.000 a 100.000 años

Así es como estos científicos cuentan la historia de la humanidad, comenzando hace aproximadamente 2 millones de años. En ese momento, el Homo erectus ya había comenzado a vagar fuera de África, mientras que una especie de África oriental llamada H. ergaster se quedó cerca de su región de origen. Ésta probablemente se convirtió en una especie disputada de África oriental llamada H. heidelbergensis, que se dividió en ramas del sur y del norte hace entre 850.000 y 600.000 años. Estas migraciones coincidieron con cambios climáticos más cálidos, que mejoraron la supervivencia y que ocurrieron cada 20.000 a 100.000 años, debido a variaciones en la órbita de la Tierra y la inclinación, que modifica la cantidad de luz solar que llega al planeta.

Luego, después de viajar al norte de Eurasia, H. heidelbergensis posiblemente dio origen a los denisovanos hace unos 430.000 años, dicen los investigadores. Y en Europa central, los duros hábitats creados por las glaciaciones recurrentes impulsaron la evolución de H. heidelbergensis a los neandertales hace entre 400.000 y 300.000 años. Finalmente, en el sur de África hace entre 310.000 y 200.000 años, las condiciones ambientales cada vez más duras acompañaron una transición de H. heidelbergensis a H. sapiens, que luego se trasladó fuera de este continente.

Cráneo de un homo ergaster.
Cráneo de un homo ergaster.

Pero algunos investigadores sostienen que H. heidelbergensis, tal como lo definen sus defensores, contiene demasiados fósiles difíciles de categorizar para calificarlo como especie.

Una visión alternativa al escenario recién propuesto sugiere que, durante el tiempo en que supuestamente vivieron estos homínidos, las poblaciones de homo estrechamente relacionadas se dividieron, reorganizaron y criaron periódicamente con extraños, sin operar necesariamente como especies biológicas distintas. Desde este punto de vista, el apareamiento entre los grupos de H. sapiens en África, que comenzó hace 500.000 años, finalmente produjo una composición física típica de las personas de hoy. Si es así, eso socavaría la validez de un árbol evolutivo prolijamente ramificado de especies de homínidos que conducen a H. sapiens, como propone el grupo de Timmermann.

Simulación por computadora del clima

El nuevo escenario se deriva de una simulación por computadora del clima probable durante los últimos dos millones de años, en intervalos de 1.000 años, en África, Asia y Europa. Luego, los investigadores examinaron la relación entre las predicciones simuladas de cómo eran los hábitats antiguos en esas regiones, las fechas de los fósiles de homínidos y los sitios arqueológicos conocidos. Esos sitios varían en edad de alrededor de dos millones a 30.000 años.

Las simulaciones climáticas de Timmermann sugieren que este homínido, así como H. heidelbergensis y H. sapiens, se adaptaron a hábitats cada vez más diversos durante viajes prolongados

La evidencia fósil anterior indica que H. erectus se extendió hasta el este de Asia y Java. Las simulaciones climáticas de Timmermann sugieren que este homínido, así como H. heidelbergensis y H. sapiens, se adaptaron a hábitats cada vez más diversos durante viajes prolongados. Esas migraciones estimularon el crecimiento del cerebro y las innovaciones culturales que "pueden haber convertido a las tres especies de homínidos en los vagabundos globales que eran", señala Timmermann.

Las nuevas simulaciones de hábitat también indican que H. sapiens fue particularmente bueno para adaptarse a regiones cálidas y secas, como el noreste de África y la Península Arábiga.

Los datos de clima, hábitat y fósiles no fueron suficientes para incluir especies de homínidos adicionales propuestas en el nuevo modelo evolutivo, incluido H. floresiensis, de Indonesia, y H. naledi, de Sudáfrica.

Una pareja de mujer neandertal y hombre sapiens
Una pareja de mujer neandertal y hombre sapiens.

Nueva teoría sobre las fluctuaciones climáticas

Por otro lado, El paleoantropólogo Rick Potts, de la Institución Smithsonian, en Washington DC, ha desarrollado otra teoría influyente sobre cómo las fluctuaciones climáticas influyeron en la evolución de los homínidos que aún está abierta a debate. Una serie de auges y caídas en la disponibilidad de recursos impulsados ​​por el clima, que comenzaron hace unos 400.000 años en el este de África, dieron como resultado que H. sapiens evolucionara como una especie con una gran capacidad para sobrevivir en entornos impredeciblemente cambiantes, argumenta Potts. Pero, el nuevo modelo indica que los antiguos H. sapiens a menudo migraban a entornos novedosos, pero relativamente estables, apunta Timmermann, lo que socava el apoyo a la hipótesis de Potts, conocida como selección de variabilidad.

Los nuevos hallazgos deben compararse con registros ambientales a largo plazo en varios sitios de fósiles bien estudiados en África y Asia oriental antes de emitir un veredicto sobre la selección de variabilidad, indica Potts.

Fuente: ScienceNews.

Cráneo de un homo ergaster.

Relacionado

Quién era el homo ergaster

Arqueólogos trabajando en el sitio rocoso deGrotte Mandrin, donde se descubrieron los restos relacionados con el Homo sapiens.

Relacionado

El primer Homo sapiens de Europa, encontrado en una cueva francesa

Los neandertales se extinguieron al tener sexo con los homo sapiens.

Relacionado

Desvelada parte de la historia de neandertales y denisovanos

Nuestros destacados