Cómo el espacio está conectando los coches

La Agencia espacial Europea (ESA) trabaja con los fabricantes de automóviles para garantizar que los vehículos conectados aprovechen todo el potencial que ofrece el espacio.

Los satélites de telecomunicaciones aseguran que los automóviles permanezcan conectados.
Los satélites de telecomunicaciones aseguran que los automóviles permanezcan conectados.

Los vehículos modernos se mantienen dentro del carril derecho, alertan a sus conductores sobre la presencia de un ciclomotor que adelanta en el tráfico en cola, y mantienen a los niños entretenidos en la parte trasera, mientras dirigen suavemente a los conductores a sus destinos. Las pruebas de los primeros vehículos autónomos están en marcha, incluido un autobús de enlace autónomo respaldado por la Agencia Espacial Europea (ESA), que transporta pasajeros a través del campus de Harwell en el Reino Unido.

Mantener los coches conectados en todos los lugares y en todo momento es esencial para su buen funcionamiento. Sin embargo, en áreas remotas, los vehículos no pueden confiar en los enlaces de comunicación 5G de próxima generación, basados en tierra que son necesarios para manejar los grandes volúmenes de datos procesados por los automóviles conectados. En cambio, los satélites de telecomunicaciones aseguran que los automóviles permanezcan conectados.

"Los grandes volúmenes de datos y la conectividad segura son indispensables para hacer posible las tecnologías y los modelos de negocio en el automóvil conectado del futuro"

Al respecto, Elodie Viau, directora de Telecomunicaciones y Aplicaciones Integradas de la ESA, ha declarado: "Los grandes volúmenes de datos y la conectividad segura son indispensables para hacer posible las tecnologías y los modelos de negocio en el automóvil conectado del futuro. Casi ninguno de los productos y servicios que se están desarrollando actualmente, como la conducción autónoma, las aplicaciones de seguridad, la navegación, el despliegue de infraestructura, la gestión de flotas, la eficiencia del combustible, etc., sería posible sin recopilar, transformar y transmitir grandes volúmenes de datos, gracias a una conectividad confiable y ubicua en todo el mundo”. Para agregar que “los datos satelitales y la conectividad son piezas tecnológicas claves en esta combinación más amplia, que incluye la conectividad terrestre y otras fuentes de datos”.

La lanzadera autónoma que transporta pasajeros en el campus de Harwell.
La lanzadera autónoma que transporta pasajeros en el campus de Harwell. Foto: ESA.

Asimismo, ha apuntado que "Europa posee activos, competencias e infraestructuras de clase mundial tanto en la industria espacial como en la automotriz. Se necesita más inversión y desarrollo público y privado para ampliar estas tecnologías. En última instancia, el objetivo es que los fabricantes de automóviles europeos sigan siendo competitivos e industrialmente soberanos en su elección de conectividad".

"Creemos que, al apoyar al sector automovilístico europeo para maximizar sus impactos sociales, económicos y ambientales positivos, servimos a la sociedad en general"

Por su parte, Josef Aschbacher, director General de la ESA, ha afirmado que “el espacio es, sin duda, una parte indispensable de la conectividad futura. Así como el uso de la navegación por satélite cuando se conduce es fundamental hoy en día, las comunicaciones por satélite serán parte de las soluciones de conectividad global y ubicua mañana”.

Y ha añadido que "en la ESA, buscamos desarrollar soluciones que permitan futuras aplicaciones y soluciones comerciales. Creemos que, al apoyar al sector automovilístico europeo para maximizar sus impactos sociales, económicos y ambientales positivos, servimos a la sociedad en general".

Fuente: ESA.

Archivado en:

Nuestros destacados