Cómo surgió la Calzada de los Gigantes

La Calzada de los Gigantes es una joya geográfica formada por unas 40.000 columnas, en la costa del condado de Antrim, en Irlanda del Norte, que atrae cada año a miles de personas. Pero, ¿qué es y cómo se creó exactamente?

Francisco Moral

La Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte, es una impresionante formación de columnas.
La Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte, es una impresionante formación de columnas.

Las espectaculares columnas de la Calzada de los Gigantes, en Irlanda del Norte, parecen una maravilla arquitectónica, pero la formación es completamente natural. Se desarrolló hace entre 50 y 60 millones de años cuando una inundación de lava brotó de las fisuras en la tierra. La roca fundida se enfrió y se contrajo, rompiéndose en una serie de unas 40.000 columnas, la mayoría en forma hexagonal casi perfecta.

Pero la temperatura exacta a la que se agrietó la lava enfriada fue durante mucho tiempo un misterio. En 2018, los científicos descubrieron este misterio: la Calzada de los Gigantes (y otras formaciones similares) se formaron a temperaturas entre 840 y 890 grados centígrados (1.544 y 1.634 grados Fahrenheit).

“(Esta) es una pregunta que ha fascinado al mundo de la geología durante mucho tiempo”

“(Esta) es una pregunta que ha fascinado al mundo de la geología durante mucho tiempo”, dijo entonces en un comunicado de prensa Yan Lavallée, profesor de vulcanología en la Universidad de Liverpool. Entonces, para encontrar respuestas, Lavallée y sus colegas recrearon el proceso de formación en un laboratorio.

De esta forma, recolectaron núcleos de roca volcánica oscura, llamada basalto, de las profundidades del volcán islandés Eyjafjallajökull, el mismo material que forma la Calzada de los Gigantes. Luego calentaron los núcleos, que tenían unas ocho pulgadas de largo, a casi 1.000 grados centígrados.

Durante el calentamiento, las rocas comenzaron a ablandarse y convertirse en roca fundida. Luego, los investigadores utilizaron un dispositivo mecánico para asegurarlas durante el enfriamiento, midiendo la temperatura a la que se fracturaban.

La mayoría de las columnas tiene una forma hexagonal casi perfecta.
La mayoría de las columnas tiene una forma hexagonal casi perfecta. Foto: IStock.

Esto dio a los investigadores una estimación sólida de las temperaturas a las que la Calzada de los Gigantes comenzó a dividirse en columnas. Los resultados sugieren que tuvo lugar justo por debajo de la temperatura a la que la lava se convierte en roca, que es de aproximadamente 1.000 grados centígrados Los investigadores describieron el proceso en un estudio publicado en la revista Nature Communications.

Cómo surgieron otras columnas basálticas

Cuando se formó la Calzada de los Gigantes, la región estaba bajo una intensa actividad volcánica. Y los resultados del rugido de la Tierra han inspirado durante mucho tiempo asombro e incluso mitos para explicar las curiosas formaciones.

Este estudio marca la primera vez que los científicos reproducen el proceso de formación y podría ayudar a explicar cómo surgieron otras columnas basálticas

Así, una leyenda sostiene que Finn MacCool, un gigante irlandés, la construyó como una forma de cruzar a Escocia para enfrentarse a un rival.

Estas curiosas formaciones han inspirado durante mucho tiempo asombro e incluso mitos.
Estas curiosas formaciones han inspirado durante mucho tiempo asombro e incluso mitos. Foto. IStock.

Este estudio marca la primera vez que los científicos reproducen el proceso de formación y podría ayudar a explicar cómo surgieron otras columnas basálticas. Existen sitios similares en Islandia, EE. UU. (por ejemplo, la formación rocosa en el Monumento Nacional Devils Postpile) e incluso en Marte, informa David Nield para Science Alert. Pero no siempre tienen la misma forma y tamaño. Varias variables, incluidas las tasas de enfriamiento, pueden cambiar la apariencia de las columnas.

Los resultados podrían ayudar a los investigadores a comprender mejor la transferencia de calor, un componente vital para aprovechar la energía geotérmica

Los resultados de este último estudio también podrían tener implicaciones para la vulcanología y la investigación geotérmica. Como explicó entonces Jackie Kendrick, investigadora posdoctoral y autora del estudio, los resultados podrían ayudar a los investigadores a comprender mejor la transferencia de calor, un componente vital para aprovechar la energía geotérmica.

“Conocer el punto en el que se fractura el magma que se enfría es fundamental, ya que, además de conducir a la incisión de esta impresionante característica geométrica, inicia la circulación de fluidos en la red de fracturas”, argumentó Kendrick. "El flujo de fluidos controla la transferencia de calor en los sistemas volcánicos, que pueden aprovecharse para la producción de energía geotérmica".

Fuente. Smithsonian.

Archivado en:

Irlanda del Norte es un destino turístico de primer nivel. Foto: IStock.

Relacionado

Diez lugares increíbles de Irlanda del Norte

Los mejores vídeos