Los conocimientos geométricos de los constructores de Göbleki Tepe asombran a los científicos

Göbleki Tepe, el templo más antiguo conocido hasta la fecha, vuelve a deparar sorpresas. Un nuevo análisis de los recintos del yacimiento sugiera que sus constructores tenían unos conocimientos geométricos mucho más avanzados de lo que se pensaba hasta ahora.

Mundo Geo

El templo megalítico de Göbekli Tepe, en Turquía, aún depara sorpresas a los arqueólogos.
El templo megalítico de Göbekli Tepe, en Turquía, aún depara sorpresas a los arqueólogos.

El templo neolítico de Göbleki Tepe, construido hace más de 11.000 años en tierras de lo que hoy es Turquía, sigue deparando a los investigadores nuevos descubrimientos. "Göbekli Tepe es una maravilla arqueológica", ha declarado el arqueólogo de la Universidad de Tel Aviv, Avi Gopher, encargado de un estudio publicado por la Cambridge Archaeological Journal. Con razón. Estudiado intensivamente desde su descubrimiento allá por los años 90 del siglo pasado, la estructura, construida con miles de años de antelación a otros grandes momumentos megalíticos como las pirámides de Egipto o el complejo de Stonehenge, poco se sabe de la cultura que lo construyó y su auténtico significado.

Lo que sí parecen tener claro ahora los investigadores es que su diseño fue realizado en base a unos conocimientos geométricos mucho más avanzados de lo que sería previsible para una civilización tan antigua. Según los investigadores, que han recurrido a un algoritmo espacial para medir y analizar el diseño de Göbekli Tepe, el complejo no se construyó mediante estructuras separadas, sino que lo fue en base a recintos y pilares vinculados siguiendo un plan único. Es más, los arqueólogos consideran que podrían incluso haber sido construidos todos ellos al mismo tiempo, lo que refuta el pensamiento establecido hasta ahora.

Los arqueólogos tienen clara una cosa: el diseño de Göbleki Tepe se realizó mediante conocimientos geométricos más avanzados de lo que sería previsible en aquella época

 

Y lo que es más importante, los puntos centrales de tres de los espacios más importantes del yacimiento, conocidos como Recintos B, C y D, parecen estar vinculados geométricamente siguiendo un patrón definido que se corresponde con el de un triángulo equilátero perfectamente dibujado. Este descubrimiento ha llevado a los investigadores a sugerir que podría tratarse de la muestra evidente de la existencia de un orden jerárquico entre los recintos.

Göbekli Tepe
Situado a unos 15 km de la ciudad de Sanliurfa, al sureste de Turquía, Göbekli Tepe fue construido hacia el 10.000 a. C..

"No lo esperábamos" ha declarado el arquéologo y co-autor del estudio Gil Hakaly al diario israelí Haaretz. "Todos los recintos tienen formas y tamaños diferentes, por lo que la posibilidad de que estuviesen alineados formando un triángulo equilátero era bastante baja".

Tal nivel de diseño, especialmente en una época miles de años antes al nacimiento de la escritura, habría requerido el uso y el recuento de diversos tipos de marcadores, aunque hubiesen sido cañas dispuestas en el suelo para dibujar un mapa improvisado, reconocen los investigadores.

El lugar donde todo comienza

El descubrimiento sugiere también que la cantidad de mano de obra empleada en su construcción habría tenido que ser necesariamente mucho mayor de lo que se pensaba. 

"El nivel de organización y de mano de obra requerida para la construcción de los bloques megalíticos de Göbleki Tepe tendría que multiplicarse por tres, en relación a los cálculos establecidos previamente, si nuestra suposición es aceptada", declaran los autores del estudio.

La importancia de Göbleki Tepe reside en que representa un momento de transición único en la historia de la humanidad

Por supuesto, también es posible que estas marcas geométricas complejas pudieran haber sido establecidas a lo largo de los siglos, lo que hubiera hecho que la proporción de mano de obra empleada fuese mucho menor.

Solo el 5% del recinto de Göbekli Tepe ha sido excavado. iStock
Solo el 5% del recinto del yacimiento de Göbekli Tepe ha sido excavado. iStock

Hasta el momento, solo un 5% de la extensión del yacimiento que aloja la construcción megalítica de Góbekli Tepe ha sido excavada, por lo que quedan aún muchos recintos y estructuras bajo la tierra turca. Independientemente de los secretos que todavía permanezcan ocultos, los investigadores consideran que este yacimiento tan especial representa un momento de transición único en la historia de la humanidad. 

Y no solo por su nivel arquitectónico, que también, sino por la evolución de una sociedad que es capaz de proyectar y construir una estructura tan fantástica, al mismo tiempo que deja que formas más simples, y quizás más sensatas, se desaparezcan de nuestra vista.

"Es aquí donde todo comienza", ha declarado Gopher a Haaretz. 

"El instinto compartido de las sociedades de cazadores-recolectores disminuye y la desigualdad crece. Es como si alguien estuviese dirigiendo el espectáculo. No sé si son chamanes o líderes políticos, pero esta es una sociedad que tiene un arquitecto, alguien que inicia un proyecto como este y tiene el poder y la capacidad para hacer que suceda ".

Fuente: ScienceAlert

Referencia: Geometry and Architectural Planning at Göbekli Tepe, Turkey, Gil Haklay and Avi Gopher. Published online by Cambridge University Press: 14 January 2020. DOI: https://doi.org/10.1017/S0959774319000660