Cuáles son las fases de la Luna

Las fases de la Luna son una de las vistas más familiares en el cielo nocturno. Cada mes, la vemos crecer y menguar a través de formas, que van desde una luna llena imperdible hasta una pequeña porción de una media luna, que desaparece brevemente y luego vuelve a estar plena.

Rosario Martínez

Las diferentes fases de la Luna.
Las diferentes fases de la Luna.

La Luna gira sobre sí misma, pero también lo hace de manera continua alrededor del planeta. Más o menos tarda unos 27,3 días en dar la vuelta a la Tierra. Por ello, dependiendo de la posición en la que nos la encontramos con respecto a nuestro planeta y la incidencia de su orientación con respecto al Sol, se producen cambios cíclicos en la forma de verla. A pesar de que se pensaba que tenía luz propia, dado que se puede observar como uno de los objetos más brillantes del cielo nocturno, ésta no es más que el reflejo de la luz del Sol.

La Luna no cambia de forma, sino sólo son efectos visuales resultados del movimiento de la misma y de la luz solar que se refleja en su superficie

Conforme la órbita de la Luna va avanzando, su forma va cambiando desde el observador terrestre. A veces, sólo se puede observar una pequeña sección de ella, otras se puede observar completa y otras, simplemente, no está. Para dejarlo claro, la Luna no cambia de forma, sino sólo son efectos visuales resultados del movimiento de la misma y de la luz solar que se refleja en su superficie.

Puede que en España tengamos una luna llena, mientras que para Estados Unidos se encuentre en creciente o menguante. Todo depende del lugar de la Tierra desde donde se observe.

La forma de la luna depende del lugar de la Tierra desde donde se observe.
Las fases de la Luna dependen del lugar de la Tierra desde donde se observen. Foto: IStock.

Ciclo lunar

El satélite tiene un acoplamiento de marea con nuestro planeta. Esto quiere decir que su velocidad de rotación está coordinada con el periodo orbital. A causa de ello, aunque la Luna esté también continuamente rotando sobre su propio eje a la vez que da vueltas sobre la Tierra, siempre se ve la misma cara. A este proceso se le conoce como rotación sincronizada.

El porcentaje de iluminación de la Luna en el cielo va variando conforme las formas se van sucediendo

Durante su ciclo lunar se pueden observar todas las fases. Al terminar la última, se vuelve a reiniciar el ciclo. Esto ocurre siempre y nunca se detiene. Las fases de la Luna más conocidas son 4: luna llena, luna nueva, cuarto menguante y cuarto creciente. A pesar de que son las más conocidas, existen otras intermedias que también son importantes e interesantes de conocer.

El porcentaje de iluminación de la Luna en el cielo va variando conforme las formas se van sucediendo. Comienza con una iluminación del 0% cuando la Luna es nueva. Es decir, no podemos observar nada en el cielo. Conforme se van sucediendo las distintas fases va aumentando el porcentaje de iluminación hasta llega al 100% en la luna llena.

Cada fase dura aproximadamente unos 7,4 días. Esto se traduce en que a cada semana del mes tendremos la Luna en una forma aproximadamente. Dado que la órbita de ésta es elíptica, este tiempo y las formas van variando. En general, todas las fases de la Luna que tienen más luz duran 14,77 días y lo mismo para aquellas fases más oscuras.

Luna llena en la bahía de Tokio
Luna llena en la bahía de Tokio. Foto: IStock.

Luna nueva

También se le conoce como novilunio. En esta etapa, el cielo nocturno se encuentra muy oscuro y es bastante difícil encontrar a la Luna en mitad de la oscuridad. En estos momentos, la cara oculta que no vemos sí está iluminada por el Sol. Sin embargo, no es visible desde la Tierra por la rotación sincronizada mencionada anteriormente.

Durante esta fase, en concreto, recorre entre los 0 y 45 grados. Tan sólo podemos ver entre un 0 y un 2% de la Luna cuando es nueva

A lo largo de las fases, desde la nueva a la llena, el satélite recorre 180 grados de su órbita. Durante ésta, en concreto, recorre entre los 0 y 45 grados. Tan sólo podemos ver entre un 0 y un 2% de la Luna cuando es nueva.

Luna creciente

Es la fase en la que se puede encontrar a la Luna vislumbrándose tras 3 o 4 días después de la luna nueva. Dependiendo de donde nos encontremos en la Tierra, la veremos desde un lado del cielo u otro. Si estamos en el hemisferio norte, la veremos desde el lado derecho y si estamos en el hemisferio sur la encontraremos en el lado izquierdo.

Luna creciente al atardecer.
Luna creciente al atardecer. Foto: IStock.

En esta fase se puede observar tras la puesta de Sol. Recorre pues entre los 45 y 90 grados de su órbita. El porcentaje visible en este recorrido es del 3 al 34%.

Cuarto creciente

Es cuando llega a estar iluminada la mitad del disco lunar.  Se puede observar desde el mediodía hasta la media noche. En esta fase recorre entre 90 y 135 grados de su órbita y podemos verla iluminada entre el 35 y el 65%.

Luna gibosa creciente

La superficie iluminada supera a la mitad. Se pone antes del amanecer y alcanza su máxima plenitud en el cielo al anochecer. La parte de la Luna visible es entre el 66 y el 96%.

Luna llena

También es conocida como plenilunio. Esta es la fase en la que la Luna es totalmente visible. Esto ocurre porque el Sol y ésta están alineados de forma casi recta con la Tierra en su centro.

Paisje de los Alpes con la luna llena al fondo.
Paisje de los Alpes con la luna llena al fondo. Foto: IStock.

En esta fase, se encuentra en una posición completamente opuesta a la que tenía en luna nueva a 180 grados. Se puede ver entre el 97 y el 100% de la Luna.

Tras la luna llena, las siguientes fases que corresponden son:

  • Luna Gibosa menguante.
  • Cuarto menguante.
  • Luna menguante.

Todas éstas tienen las mismas características que las crecientes, pero se observa la curva en el lado opuesto (dependiendo del hemisferio donde nos encontremos). La progresión de la Luna es descendiente hasta que llega de nuevo a la Luna nueva y se reinicia el ciclo.

Fuente: Meteorología en Red.

Archivado en:

El astronauta de la ESA Thomas Pesquet tomó esta imagen de la Luna desde el segmento ruso a bordo de la Estación Espacial Internacional a principios de este mes.

Relacionado

Los satélites alrededor de la Luna, cada vez más cerca

Existen muchos mitos sobre la luna llena, que los científicos se han encargado de desacreditar.

Relacionado

Derribando mitos sobre la luna llena

El Mont St Michel ha sido historicamente protegido por las mareas. Foto: iStock.

Relacionado

Los movimientos de la Luna y su efecto en las mareas

La Luna en el Parque Nacional de Brecon Beacons en Gales, Reino Unido. Existen numerosas curiosidades sobre la Luna.

Relacionado

Cinco curiosidades extrañas y geniales sobre la Luna

El misterio de la asimetría de la Luna podría haber sido resuelto. NASA

Relacionado

La Luna es asimétrica, y ya sabemos por qué

Nuestros destacados