Derribando mitos sobre el pelo pelirrojo

¿Qué tienen en común el príncipe Harry y Ed Sheeran? ¿Ambos son muy famosos y británicos? Pues sí, pero también tienen el pelo pelirrojo, una característica del ser humano consecuencia de una mutación genética que ha dado lugar a ciertos estereotipos.

Vicente Alcaíde

La rareza y vulnerabilidad del pelo pelirrojo han dado lugar, a lo largo de los años, a una serie de estereotipos y mitos.
La rareza y vulnerabilidad del pelo pelirrojo han dado lugar, a lo largo de los años, a una serie de estereotipos y mitos.

Al contrario de lo que mucha gente supone, los pelirrojos no se originaron en Escandinavia, Escocia o Irlanda, sino en Asia central. Su coloración se debe a una mutación en el gen MC1R que no produce eumelanina que protege del Sol y oscurece la piel y, en cambio, causa palidez, pecas y cabello rojo.

 A medida que nuestros ancestros lejanos emigraron para asentarse en los climas fríos y grises del norte de Europa, los pelirrojos tenían una clara ventaja sobre sus semejantes más oscuros: su piel pálida producía vitamina D de manera más eficiente a partir de la pálida luz del Sol, lo que fortalecía sus huesos y aumentaba las probabilidades de que las mujeres sobrevivieran al embarazo y parto.  

El gen prospera principalmente en regiones remotas y comunidades cerradas como Irlanda, Escocia y las regiones costeras de Escandinavia

El gen prospera principalmente en regiones remotas y comunidades cerradas como Irlanda, Escocia y las regiones costeras de Escandinavia. Su rareza y vulnerabilidad han dado lugar, a lo largo de los años, a una serie de estereotipos y mitos, que intentamos contrarrestar con estos datos.

1. Representan el 1 por ciento de la población

Aproximadamente del uno al dos por ciento de la población mundial nace con cabello rojo natural, ¡eso sigue siendo un número considerable de alrededor de 140 millones!

Hay más pelirrojos en el norte y el oeste de Europa que en cualquier otra región del mundo, donde son una media de hasta el seis por ciento de su población.

Del uno al dos por ciento de la población mundial nace con cabello rojo natural,
Del uno al dos por ciento de la población mundial nace con cabello rojo natural. Foto:IStock.

Irlanda cuenta con el promedio nacional más alto de pelirrojos con un 10 por ciento, mientras que Escocia ocupa el segundo lugar con un seis por ciento. También son relativamente comunes en Gales, Inglaterra, Islandia y Noruega. The Telegraph informa que el cabello rojo también se da entre ciertas comunidades en Rusia, así como entre los judíos Ashkenazi. 

2. Hay pelirrojos en África, Asia y Oceanía

El cabello pelirrojo se puede encontrar al sur de Europa, particularmente en la población bereber de Marruecos. En Asia, es raro, pero a veces se encuentra una coloración marrón rojiza en las naciones del Medio Oriente de Líbano, Jordania, Israel, Palestina y Siria.

Los pelirrojos asiáticos se encuentran ocasionalmente en el norte de Kazajstán, particularmente entre la etnia uigur

Los pelirrojos asiáticos se encuentran ocasionalmente en el norte de Kazajstán, particularmente entre la etnia uigur. El cabello rojo rara vez se ve con piel marrón o negra, pero un pequeño porcentaje de personas polinesias, incluidos los habitantes de Papua Nueva Guinea, muestran tintes de color marrón rojizo en su cabello.

3. El gen MC1R, responsable del cabello rojo

El cabello rojo es una mutación genética, como se ha apuntado más arriba, que se relaciona con un desequilibrio de melanina en la piel y las células ciliadas del cuerpo. El receptor de melanocortina 1 (gen MC1R) hace que el cuerpo produzca más feomelanina, que es responsable de los tonos rojos en el cabello.

Asimismo, es recesivo. De tal forma que para que un niño nazca pelirrojo, ambos padres deben ser portadores genéticos del gen. Si el padre es portador, pero no tiene el cabello de ese color, existe aproximadamente un 25 por ciento de posibilidades de que su bebé lo tenga.

Este gen también es responsable de las pecas en muchos pelirrojos.

4. La combinación de cabello rojo y ojos azules es extremadamente rara

Tener el pelo pelirrojo y los ojos azules es la combinación física más rara del mundo.
Tener el pelo pelirrojo y los ojos azules es la combinación física más rara del mundo. Foto:IStock.

Como se mencionó anteriormente, el cabello pelirrojo ocurre naturalmente en un promedio de solo el dos por ciento de la población mundial, mientras que solo el 17 por ciento tiene ojos azules. Esto hace que las posibilidades de tener ambas características inusuales sean muy poco probables; de hecho, ¡es la combinación física más rara del mundo! La mayoría de los pelirrojos naturales tiene ojos marrones, seguidos de iris de color verde o avellana.

5. Los pelirrojos fueron estigmatizados a lo largo de la historia

Aristóteles, aunque reconocía la valentía de los individuos de cabeza leonada porque el color de su cabello coincidía con el de la piel de un león, también creía que eran personajes malvados, porque éste también coincidía con el de un zorro. Los romanos también tenían una actitud bastante contradictoria hacia éste.

Los romanos consideraban que los pelirrojos no eran dignos de confianza

 Una vez más, consideraban que los pelirrojos no eran dignos de confianza; sin embargo, el cabello rojo también era deseable, ya que muchas damas romanas aspiraban a él, lo que llevó a los fabricantes de pelucas romanos a importar cantidades de éste del norte de Europa.

Los artistas comenzaron a retratar personajes judíos dudosos como pelirrojos, como María Magdalena antes de su arrepentimiento.
Los artistas comenzaron a retratar personajes judíos dudosos como pelirrojos, como María Magdalena antes de su arrepentimiento.

De la Edad Media en adelante, los pelirrojos adquirieron connotaciones negativas. El cabello rojo se convirtió en una insignia casi demoníaca, asociada con brujas, vampiros y hombres lobo. En el Renacimiento, la Inquisición española usaba el cabello rojo como una forma de identificar a los judíos, a pesar de la baja prevalencia de éste entre ellos. Los artistas comenzaron a retratar personajes judíos dudosos como pelirrojos, como el traicionero Judas Iscariote y María Magdalena antes de su arrepentimiento.

Esta tendencia prejuiciosa se llevó a la literatura, tanto Shakespeare como Dickens retrataron a sus personajes judíos de Shylock y Fagin como pelirrojos.

Archivado en:

Los mejores vídeos