Descubren en México el monumento maya más grande jamás encontrado

Se trata de una superestructura de más de un kilómetro de longitud. Las enormes dimensiones han hecho que los arqueólogos se replanteen las capacidades constructivas de los misteriosos mayas.

Mundo Geo

El yacimiento se encuentra ubicado en Aguada Fénix, en el estado de Tabasco, junto al Golfo de México, muy cerca de Guatemala. Takeshi Inomata
El yacimiento se encuentra ubicado en Aguada Fénix, en el estado de Tabasco, junto al Golfo de México, muy cerca de Guatemala. Takeshi Inomata

El yacimiento se encuentra ubicado en Aguada Fénix, en el estado de Tabasco, junto al Golfo de México, muy cerca de Guatemala. Su tamaño es tan enorme para el momento en que fue construido que los arqueólogos se han visto obligados a replantearse las capacidades arquitectónicas de los mayas. Hasta ahora, se pensaba que el centro ceremonial de Ceibal era el vestigio maya más grande existente.

Aguada Fénix tiene una longitud de 1.400 metros y se estima que pudo ser construido entre el año 1000 y el 800 a. de C. ya que su extraordinario tamaño hace imposible pensar que algo así pudiera haber sido construido antes.

"Hasta donde nosotros tenemos noticia, este es la construcción monumental más antigua que se ha descubierto en todo el territorio maya y la más grande jamás encontrada en toda la historia prehispánica de la región", ha reflejado en un artículo publicado en la revista Nature Takeshi Inomata, el arqueólogo al frente de un equipo de investigación de la Universidad de Arizona.

Vista aérea del yacimiento de Aguada Fénix. Takeshi Inomata
Vista aérea del yacimiento de Aguada Fénix. Takeshi Inomata

Sobre la meseta se han encontrado lo que parecen ser dos edificaciones. La primera de ellas, y quizás la más relevante, es una pirámide de unos 15 metros de altura. Por otro lado, hay una construcción más alargada que alcanza unos 400 metros de longitud. A diferencia de otros monumentos mayas, está construido en arcilla y no piedra. Al tener cientos de años más que otros monumentos mayas populares, los materiales de construcción también podrían ser más rudimentarios.

Lo extraordinario de este descubrimiento no es ya el hallazgo en sí de esta megaestructura, sino que haya podido pasar tantos siglos desapercibida incluso para los propios habitantes de la zona.

"Se trata de un área desarrollada", reconoce Inomata. "Esto no es la jungla. La gente vive aquí. Pero nadie se percató de su existencia porque es muy extenso y muy plano. Se asemeja mucho al paisaje circundante".

En cuanto a su utilidad, dada a su similitud con otras estructuras encontradas en otras áreas habitadas por los mayas, los investigadores creen que se utilizaba para estudiar los movimientos de los astros. 

Mapeo láser

Sin embargo, la estructura que ha escapado durante tanto tiempo a los ojos humanos no pudo mantenerse oculta a las detecciones aéreas. Un dispositivo LiDAR (Laser Imaging Detection and Ranging) detectó la anomalía, revelando la existencia de una plataforma de 1.413 metros de longitud de  norte a sur y 399 metros de anchura de este a oeste, con una elevación de apenas 15 metros con respecto al terreno que lo rodea.

El escaneo aéreo con un láser ha permitido a los investigadores realizar un mapa 3D de lo que se escondía debajo de la superficie en Aguada Fénix.

mapa ubicacion Aguada
La tecnología LiDAR ha permitido descubrir el yacimiento de Aguada Fénix. Takeshi Inomata

No es la primera vez que la tecnología LiDAR ayuda en la arqueología. En septiembre de 2018 esta tecnología láser propició el hallazgo de otra infraestructura maya gigantesca oculta en la selva de Guatemala. En octubre de 2019 también se descubrió una infraestructura de canales de transporte bajo selva haciendo uso de esta tecnología láser.

"Las llanuras artificiales podrían calificarse como monumentalmente horizontales, en contraste con las dimensiones verticales de las pirámides", escriben los autores del descubrimiento, destacando que el diseño de Aguada Fénix es un claro ejemplo del patrón encontrado en la llamada cuenca del Usumacinta, una subregión de Mesoamérica identificada como tal para fines arqueológicos y caracterizada por su forma rectangular y sus hileras de montículos bajos.

Nueve grandes avenidas se extienden desde la plataforma, que está rodeada además por un número de pequeñas estructuras

El lugar presenta ciertas semajanzas con los yacimientos olmeca de San Lorenzo y La Venta, situados en el vecino estado de Veracruz. Sin embargo, Aguada Fénix carece de estatuas talladas, haciendo imposible determinar quiénes fueron los antiguos habitantes mayas que poblaron el complejo.

"Al contrario que los centros olmecas, Aguada Fénix no muestra indicadores evidentes de marcadas clases sociales, como esculturas que representen a individuos de elevado estatus", reconocen los investigadores en su informe. "La única escultura hallada corresponde a un animal".

Si los investigadores han acertado en sus interpretaciones, el yacimiento podría ayudarnos a entender más sobre cómo eran estas sociedades humanas y cómo se organizaban. Especialmente relevante sería comprobar que en vez de obedecer a una estructura jerárquica, habrían abrazado una estructura comunal.

"Esta clase de conocimiento nos permitiría saber más a cerca de la capacidad humana y del potencial de los grupos humanos", reconoce Inomata. "Se necesita un gobierno muy bien organizado para llevar a cabo este tipo de proyectos gigantescos. La gente puede trabajar junta para conseguir logros increíbles".

Fuente: Science Alert / Nature

Referencia: Inomata, T., Triadan, D., Vázquez López, V.A. et al. Monumental architecture at Aguada Fénix and the rise of Maya civilization. Nature (2020). https://doi.org/10.1038/s41586-020-2343-4

 

 

Los mejores vídeos