Encuentran en Turquía los restos de un misterioso reino perdido en la historia

Los restos hallados en la región turca de Konya sugieren que podría tratarse del reino del legendario Rey Midas.

Mundo Geo

Estela encontrada en la región de Konya con inscripciones frigias.
Estela encontrada en la región de Konya con inscripciones frigias.

Todo lo que tocaba se convertía en oro. Así es como la historia recuerda al legendario rey Midas. Sin embargo, los restos hallados ahora en la llanura de Konya, en Turquía, sugieren que su destino no fue quizá el que todos recordamos. 

Hace ahora un año, los arqueólogos que excavaban en un antiguo montículo conocido como Türkmen-Karahöyük, en el centro de Turquía, preveían que el lugar depararía grandes sorpresas, pero ninguna tan impresionante como la que estaban a punto de descubrir. 

Como en tantas otras ocasiones a lo largo de la historia de la arqueología, el descubrimiento se produjo gracias al aviso de un agricultor local, quien afirmó que, al dragar un canal de riego cercano, había encontrado una extraña piedra repleta de inscripciones en una lengua desconocida. "Pudimos ver que la piedra todavía sobresalía del agua, así que saltamos directamente al canal, metiéndonos en el agua hasta la cintura", declaró el arqueólogo James Osborne de la Universidad de Chicago a principios de este año. "De inmediato quedó claro que era antigua, y reconocimos la lengua en la que estaba escrita: el luwian, un idioma utilizado en esta zona en las edades de bronce y hierro".

Los arqueólogos lograron así traducir los jeroglíficos de la estela donde se hacía referecia a una victoria militar. Y no una cualquiera, sino la derrota de Frigia, un reino de Anatolia que existió hace unos 3.000 años.

El reino de Frigia

El pueblo frigio era originario, según Herodoto, de la zona de los Balcanes, donde bajo el nombre de Briges, cambiaron de nombre a Phryges cuando iniciaron su migración a través de los Dárdanelos hasta la Anatolia. El estado como tal surgió en el siglo VIII a. de C., y tenía su capital en el enclave de Gordio.

Hacia el año 690 d. de C., se incorporaron primero al Imperio persa de Ciro el Grande, y después al imperio de Alejandro Magno, para por último integrarse en el Imperio romano. La última mención de la lengua frigia, un lenguaje de corte indoeuropeo, data del siglo V d. de C, y se cree que debió extinguirse hacia el siglo VII. 

El reinado de Midas supuso el momento de mayor esplendor del pueblo frigio

El texto recogido en la estela encontrada parece referirse al mítico rey Midas, que gobernó entre el 740 y el 696 a. de C. De acuerdo con la mitología griega, este monarca tenía la habilidad de transformar en oro todo lo que tocaba. Según Aristóteles, el rey murió de habre a consecuencia de este singular poder. 

La historia sostiene que Midas, y su padre Gordias, fundaron la ciudad de Gordio, que fue el que hizo realidad la leyenda del nudo gordiano. Esta surgió cuando el pueblo frigio necesitó nombrar a un rey, y cuando consultaron al oráculo, este les indicó que sería aquella persona que cruzase la puerta de la ciudad con un cuervo posado en su carro. La persona que así lo hizo fue Gordias, un labrador sin ninguna riqueza.

La ciudad de Gordio, en Turquía, fue la capital del reino Frigio. iStock
La ciudad de Gordio, en Turquía, fue la capital del reino Frigio y su rey fue Midas. iStock

Las inscripciones halladas narran la victoria, no de Midas, sino de Hartapu. Lo curioso es los arqueólogos desconocen quién pudo ser ese hombre ni a qué reino gobernó. Los investigadores piensan que Hartapu pudo instalar su capital en el montículo gigante de Türkmen-Karahöyük tras la victoria sobre Midas.

"No teníamos idea sobre este reino", ha declarado Osborne . "En un instante, teníamos información totalmente nueva sobre la Edad del Hierro en Oriente Medio".

La investigación arqueológica aún no ha concluido, y estos avances se consideran tan solo preliminares.

"Dentro de este montículo habrá palacios, monumentos, casas", recalca Osborne . "Esta estela es un hallazgo maravilloso e increíblemente afortunado, pero es solo el comienzo".

Puede encontrar más información sobre la investigación aquí.

Fuente: Sciencealert

Archivado en: