El feliz Afganistán de los sesenta

Hubo un tiempo en que Afganistán no era esa tierra desolada y caótica de las últimas cuatro décadas. Un documental y una colección fotográfica nos recuerdan que, en los años sesenta, este país era muy diferente al actual.

Rocío Snyder

Estudiantes de la Escuela Superior de Maestros de Kabul donde el dr. Podlich, el fotógrafo, trabajó y enseñó en el Afganistán de los sesenta. Foto: William Podlich.
Estudiantes de la Escuela Superior de Maestros de Kabul donde el dr. Podlich, el fotógrafo, trabajó y enseñó en el Afganistán de los sesenta. Foto: William Podlich.

Antes de la invasión estadounidense, antes de la guerra rusa, antes de la revolución marxista, Afganistán solía ser un lugar bastante agradable.

Sin embargo, en los últimos días, se ha convertido en el foco de los informativos de todo el mundo, tras la entrada de los talibanes y la salida de los occidentales. Todos tenemos en la retina la desesperación de miles de afganos en el aeropuerto de Kabul o la masacre en su puerta, donde murieron sesenta civiles y 13 militares de Estados Unidos, como consecuencia de un atentado suicida. También, muchos derechos sociales y económicos alcanzados durante los últimos 20 años se han acabado de repente, en especial las mujeres que han visto recortadas sus libertades. El ejemplo más patente: la vuelta al burka.

Evacuación de mujeres en el aeropuerto de Kabul.
Evacuación de mujeres en el aeropuerto de Kabul.

Y es que Afganistán ha sufrido mucho. Casi cinco décadas de guerra e invasiones han dejado al país en un estado lleno de inestabilidad y circunstancias adversas para su desarrollo.

"Estaba repleto de cines, hoteles y restaurantes. Había bullicio en las calles. Vivir en Kabul era tan romántico. Éramos felices”

Sin embargo, antes de esto, en la década de los sesenta y setenta era una tierra de esperanza y crecimiento. "Estaba repleto de cines, hoteles y restaurantes. Había bullicio en las calles. Vivir en Kabul era tan romántico. Éramos felices”, explica Zohra Yousouf, Miss Afganistán en 1972.

Afganistán, una tierra herida

"Afganistán, una tierra herida" habla de esa época. La docuserie, escrita por Mayte Carrasco y Marcel Mettelsiefen, es una gran muestra de lo que fue este país que hoy está gobernado por los talibanes. La serie analiza los cuarenta años de su historia reciente, a través de perspectivas individuales de hombres y mujeres, que desempeñaron un papel decisivo o tuvieron un punto de vista único sobre los acontecimientos que definieron el país que en estos momentos es. Una nación que pasó de ser un paraíso a convertirse en el infierno.

Un grupo de jóvenes afganos comparte té y música.
Un grupo de jóvenes afganos comparte té y música. Foto: William Podlich.

El choque entre Oriente y Occidente, el islam y el comunismo, la modernidad y la tradición, provocaron enfrentamientos entre los propios afganos y una cadena de guerras que, aunque ha tenido pausas, parece interminable.

A través de las historias personales de los entrevistados, la serie documental cuenta la historia de un conflicto que no sólo afecta a este territorio, sino que genera cambios en la política a nivel mundial.

La colección fotográfica de William Podlich

Unas fotografías que han dado la vuelta al mundo en los últimos días también es testimonio de ese Afganistán tan diferente al actual.

 En 1967, el profesor universitario y fotógrafo aficionado, William Podlich, se tomó una licencia de su trabajo en la Universidad Estatal de Arizona y se trasladó a esta tierra durante dos años. Lo acompañaban su esposa, Margaret, y dos hijas adolescentes, Jan y Peg. Mientras trabajaba con la UNESCO en la Escuela Superior de Maestros de la capital afgana, viajó por todo el país y tomó muchas fotografías.

Peg Podlich, con gafas de sol, en un viaje familiar en un autobús que va de Kabul, Afganistán a Peshawar, Pakistán
Peg Podlich, con gafas de sol, en un viaje familiar en un autobús que va de Kabul, Afganistán a Peshawar, Pakistán. Foto: William Podlich.

Su yerno Clayton Esterson encontró las fotos del difunto médico en 2013 y las difundió. La respuesta fue asombrosa. Actualmente, se han convertido en una sorprendente colección fotográfica de la década de 1960, donde se captura la vida en Afganistán durante esta época única.

Se han convertido en una asombrosa colección de fotografías de la década de 1960, donde se captura la vida en Afganistán durante esta época única

Fue un tiempo anterior al golpe de 1973, que aceleró la modernización, y el de 1979, respaldado por los soviéticos, que inició los diez años sangrientos de la guerra afgana-soviética.

Esterson declaró en su momento al Denver Post: “Muchos afganos han escrito comentarios (en nuestro sitio web) mostrando su aprecio por las fotografías que muestran cómo era su país antes de 33 años de guerra. Esto hace que valga la pena el esfuerzo de digitalizarlas y restaurarlas".

Niñas afganas regresan a casa de la escuela.
Niñas afganas regresan a casa de la escuela. Foto: William Podlich.

En la década de 1960, Afganistán atravesaba activamente un proceso de modernización y occidentalización. La gente comenzó a vestirse con atuendos occidentales, hombres y mujeres asistieron a universidades de estilo occidental

Y es que, en la década de los sesenta, Afganistán atravesaba activamente un proceso de modernización y occidentalización. La gente comenzó a vestirse con atuendos occidentales, hombres y mujeres asistieron a universidades de estilo occidental y los automóviles llenaron las carreteras recién pavimentadas. Al mismo tiempo, los afganos conservaron gran parte de la cultura tradicional.

Niños bailando con música en el patio de una escuela.
Niños bailando con música en el patio de una escuela. Foto: William Podlich.

La situación de esta tierra es un ejemplo de cómo las guerras y las intervenciones extranjeras pueden interferir e interrumpir el desarrollo natural de las naciones.

Actualmente, el Occidente moderno está familiarizado con Afganistán como un país devastado por la guerra. Pero todos debemos saber que, antes de la invasión estadounidense, antes de la guerra de Rusia y antes del experimento marxista del país, Afganistán solía ser un lugar muy diferente.

Archivado en:

Una imagen de una calle de Kabul en la actualiad.

Relacionado

Las diferencias entre chiitas y sunitas hacen temer por la población hazara en Afganistán

Los mejores vídeos