Las huellas de la Edad de Hierro en St Kilda

Deshabitada desde 1930, las excavaciones en St Kilda, Escocia, revelan este remoto archipiélago como un intenso asentamiento desde el s IV y hasta el final del s I aC.

Patrimonio de la Humanidad por la Unesco gestionado y protegido por el National Trust for Scotland (NTS), el remoto archipiélago escocés de St Kilda está deshabitado desde 1930, pero la arqueología demuestra que las huellas humanas en estas islas se remontan como mínimo a la Edad de Hierro.

En la actualidad, Hirta solo está ocupada durante unos meses al año por personal y voluntarios del National Trust for Scotland, así como por algunos científicos.

La isla de Hirta concentra la mayor excavación arqueológica que se ha llevado a cabo en esta cadena de islas, situada a más de 40 millas de las islas occidentales escocesas.

En ella se han descubierto piezas de cerámica de la Edad del Hierro, así como un fragmento de cerámica posiblemente de la Edad del Bronce, lo que sugiere que las islas fueron ocupadas incluso antes.

Los edificios anteriores fueron desmantelados y despejados para construir otros nuevos utilizando la piedra vieja como recurso de construcción

Las excavaciones fueron llevadas a cabo por la Guard Archaeology, con sede en Glasgow, entre 2017 y 2019, con anterioridad a una remodelación de la base del Ministerio de Defensa en Village Bay, haciendo ahora públicos los resultados del trabajo y análisis posteriores.

Así, la datación por radiocarbono de los restos de alimentos carbonizados adheridos a objetos de cerámica indicó una "ocupación intensiva" de Village Bay entre la primera parte del siglo IV a.C. y casi el final del siglo I a.C., con la mayor parte de la cerámica datada en la Edad del Hierro.

También se limpió piedra, incluida la de los túmulos funerarios para aumentar el área de cultivo disponible

Uno de los problemas más importantes a los que se enfrentan los arqueólogos que trabajan en St Kilda es que los edificios anteriores fueron desmantelados y despejados para construir otros nuevos utilizando la piedra vieja como recurso de construcción.

Sobre este aspecto, Alan Hunter Blair, director de las excavaciones, señaló que “el trabajo arqueológico ha revelado que el extremo oriental de Village Bay en St Kilda fue ocupado de manera bastante intensa durante el período de la Edad del Hierro, aunque no se encontraron estructuras de casas”.

"También se limpió piedra, incluida la de los túmulos funerarios para aumentar el área de cultivo disponible, dejando poco rastro de lo que pudo haber estado allí antes".

Nuestros destacados