Los increíbles beneficios del melón

El melón es una de las frutas que tiene más beneficios para la salud. Refrescante, de sabor dulce y fácil digestión, contiene muy poca azúcar, mucha agua y numerosas vitaminas y minerales, características que la hacen ideal para una alimentación sana y equilibrada.

Rocío Snyder

El melón es un alimento muy importante en una dieta saludable.
El melón es un alimento muy importante en una dieta saludable.

La fruta es un componente esencial de una dieta saludable y un consumo diario suficiente contribuye a la prevención de enfermedades importantes, como las cardiovasculares y algunos tipos de cáncer.

En este sentido, una de las frutas con más beneficios para la salud, y que se consume sobre todo en verano, es el melón. Según la Fundación Española de la Nutrición (FEN), éste contiene una altísima cantidad de agua (92%) y una de azúcar (6%) inferior a la de otras frutas, que lo convierte en una de las de menor contenido energético.

100 gramos de melón contienen 32 calorías, mientras que la grasa y el colesterol es del 0 por ciento

Este hecho y su importante aporte de fibra, esencial para la regulación intestinal, hacen que el melón se recomiende en dietas de control de peso.

Según los nutricionistas, 100 gramos de melón contienen 32 calorías, mientras que, en cuanto a las vitaminas y minerales, la grasa y el colesterol es del 0 por ciento, el sodio es 16 miligramos, los carbohidratos son 8 gramos, la fibra es 3 por ciento, la proteína es 1. Vitamina A 67%, Vitamina C 61%, Vitamina B65% y Magnesio 3% y agua 95,2 gramos.

El melón es una fruta con un aporte calórico mínimo.
El melón es una fruta con un aporte calórico mínimo. Foto: IStock.

Sobre su origen circulan diversas teorías: unos lo creen oriundo de Oriente (India, China o Persia), mientras que otros lo sitúan en el continente africano. En cualquier caso, se cultivaba ya en Egipto cinco milenios antes de nuestra era.

Respecto a sus beneficios, los expertos destacan:

1. Poder multivitamínico

Cien gramos de pulpa de melón aportan el 50% de la cantidad diaria recomendada de vitamina C, necesaria para prevenir y resistir las infecciones, así como agilizar la cicatrización de las heridas.

Tiene vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, y gran cantidad de betacarotenos que favorecen el bronceado y actúan como precursores de la vitamina A

También tiene vitaminas del grupo B, como el ácido fólico, y gran cantidad de betacarotenos que favorecen el bronceado y actúan como precursores de la vitamina A, la cual tiene un gran poder antioxidante y es necesaria para la prevención de determinados cánceres, enfermedades cardiovasculares y la degeneración macular. A su vez, la vitamina A también es indispensable para el mantenimiento de la visión, el buen estado de la piel, el cabello, las mucosas, y para que funcione correctamente el sistema inmunológico.

2. Diurético

Por su alto contenido en agua y su aporte de fibra y potasio, el melón posee una acción diurética y ligeramente laxante, con lo que ayuda a eliminar los desechos del organismo.

El melón posee una acción diurética y ligeramente laxante.
El melón posee una acción diurética y ligeramente laxante. Foto: IStock.

Esto lo convierte en un buen aliado de la piel y lo hace recomendable para personas que sufren afecciones de vasos sanguíneos y corazón o retención de líquidos. Tiene también un efecto beneficioso en los casos de reumatismo, artritis y gota.

3. Hidratante

El melón también resulta un buen alimento para recuperar el líquido perdido a causa del exceso de sudoración por el calor, por estados febriles o diarreas estivales. Además, con su ingesta se obtiene una buena dosis de minerales, como fósforo, hierro, potasio, calcio y magnesio.

4. Apto para diabéticos

Esta fruta refrescante, de sabor dulce y fácil digestión, está compuesta por un 90% de agua y solo un 6% de azúcares, mucho menos que la mayoría de las frutas que contienen entre un 10-25%. Por ello, es un alimento apto en los menús para diabéticos y muy recomendado en dietas de control de peso, por su escaso valor calórico y su importante aporte de fibra necesaria para regular la función intestinal.

5. Protege el corazón

El melón contiene adenosina, una sustancia con efecto anticoagulante que ayuda a prevenir la trombosis, la angina de pecho y los infartos cerebrales. A su vez, contiene vitaminas del grupo B que favorecen la relajación del sistema nervioso, serenan la mente y mejoran el sueño.

El melón contiene una sustancia con efecto anticoagulante, que ayuda a prevenir la trombosis, la angina de pecho y los infartos cerebrales.
El melón contiene una sustancia con efecto anticoagulante, que ayuda a prevenir la trombosis, la angina de pecho y los infartos cerebrales. Foto: IStock.

En el caso de las personas que abusan de sustancias tóxicas, como el tabaco o el alcohol, toman algún fármaco de manera crónica o realizan una actividad física intensa, el melón resulta un buen aliado ya que en todos estos casos se puede dar un déficit de vitamina C, nutriente que aporta esta fruta. Todas estas aportaciones consiguen que el corazón funcione mejor y esté protegido frente a posibles enfermedades.

6. Recomendable para embarazadas

Su consumo resulta conveniente durante el embarazo y los meses previos, ya que sus componentes (calcio, magnesio, folatos y vitaminas A y C) son favorables al crecimiento del feto.

Su contenido en ácido fólico es especialmente significativo

Su contenido en ácido fólico es especialmente significativo. Una ración de 200 gramos cubre hasta el 30% de las necesidades diarias de esta vitamina.

Nuestros destacados