El infierno dantesco, en el 700 aniversario de la muerte del gran poeta

Con motivo del 700 aniversario del gran poeta Dante Aligheri, recordamos los diferentes círculos del infierno dantesco, que recorría el autor en su obra universal: La Divina Comedia.

Vicente Alcaíde

El infierno dantesco aparece en la obra universal de Dante, La Divina Comedia.
El infierno dantesco aparece en la obra universal de Dante, La Divina Comedia.

Hoy, 14 de septiembre, el mundo celebra el séptimo centenario de la muerte del gran poeta italiano Dante Alighieri en Ravena (Italia). setecientos años de ese día en el que, según dijo Boccaccio, Dante descansó por fin en los brazos de su amada Beatrice y dejó atrás las miserias de este mundo.

Dante nos dejó una de las obras fundamentales de la transición del pensamiento medieval al renacentista y una de las cumbres de la literatura universal: la Divina Comedia. Sobre ella, el gran Jorge Luis Borges decía que no leerla era síntoma de “un extraño ascetismo”, de una renuncia al placer difícilmente comprensible.

La Divina Comedia es un prodigio que lo contiene todo: astronomía, mitología, la teología... Y la religión del amor sublimada en una mujer, Beatrice

Y es que La Divina Comedia es un prodigio que lo contiene todo: astronomía, mitología, la teología... Y la religión del amor sublimada en una mujer, Beatrice. Sin duda, es una novela de viajes y de aventuras, de iniciación, y un tratado filosófico.

Imagen de Dante Alighieri en la catedral de Orvieto, Italia
Imagen de Dante Alighieri en la catedral de Orvieto, Italia.

Es un gran edificio narrativo que incluye múltiples mininarraciones escritas por un poeta. el gran Lope vivía enamorado del verso “Amor, ch’ a nullo amato amar perdona” (“Amor, que a nadie amado amar perdona”), pronunciado por Francesca da Rímini en el canto V del Infierno, y el último viaje de Ulises, tal como lo narra Dante en el canto XXVI, también del Infierno, tiene el aliento épico de una epopeya y el inmutable destino de una tragedia.

Y, sobre el Infierno dantesco va nuestro homenaje al gran poeta. El Infierno es la primera parte de este poema épico en tres partes, escrito en el siglo XIV. "Inferno" es seguido por "Purgatorio" y "Paradiso".

El poeta imaginó el infierno como un cono invertido, con sus círculos cada vez más pequeños más cerca del núcleo de la Tierra

El viaje de Dante a través de los nueve círculos del infierno, está guiado por el poeta Virgilio. Al comienzo de la historia, Beatrice, pide a un ángel que lleve a Virgilio para guiar a Dante en su viaje para que no le ocurra ningún daño.

El poeta imaginó el infierno como un cono invertido, con sus círculos cada vez más pequeños más cerca del núcleo de la Tierra. Cada círculo estaba dedicado a un pecado y al castigo relacionado con el pecado.

El infierno dantesco visto por Sandro Botticelli
El infierno dantesco, visto por Sandro Botticelli.

Los círculos del infierno dantesco

Estos son los círculos del infierno dantesco en orden de entrada y severidad:

Limbo: donde existen aquellos que nunca conocieron a Cristo. Dante se encuentra con Ovidio, Homero, Sócrates, Aristóteles, Julio César. El castigo que se aplica en el primer círculo es el deseo insatisfecho de conocer a Dios.

En Lujuria, Dante se encuentra con Aquiles, Paris, Tristán, Cleopatra y Dido, entre otros. El castigo consta de un fuerte viento interminable

Lujuria: en este círculo están aquellos que a lo largo de su existencia se dejaron arrastrar por la lujuria. Aquí Dante se encuentra con Aquiles, Paris, Tristán, Cleopatra y Dido, entre otros. El castigo consta de un fuerte viento interminable.

Gula: donde se encuentran los que se exceden. Dante se encuentra aquí con gente corriente, no con personajes de poemas épicos o dioses de la mitología. El autor Boccaccio tomó uno de estos personajes, Ciacco, y lo incorporó a su colección de cuentos del siglo XIV llamada "El Decamerón".

En su  interpretación del infierno, Dante despliega una espeluznante fantasía, de ahí el adjetivo “dantesco
En su interpretación del infierno, Dante despliega una espeluznante fantasía, de ahí el adjetivo “dantesco.

Su castigo consta en permanecer bajo una lluvia fuerte y continua, acompañada de granizo, y bajo la amenaza de Cerbero, -el perro guardián conocido en la mitología por su ferocidad- el cual no dudaba en desmembrarlos de ser necesario.

Codicia: aquí encontramos a los avaros, a los que acumularon riquezas y a los que las derrocharon. Todos se encuentran condenados a arrastrar grandes pesos de oro por la eternidad.

Ira: círculo donde se encuentran los iracundos y los perezosos, hundidos en el lodo del río Estigia. Los primeros se golpean unos a otros por siempre, manteniendo su estilo de vida. Los segundos, se ahogan condenados bajo fango.

Herejía: este es el primer círculo de la parte inferior del infierno, donde están los más terribles pecadores. Dante se encuentra con Farinata degli Uberti, un líder militar y aristócrata que intentó ganar el trono italiano y fue condenado póstumamente por herejía en 1283. Dante también se encuentra con Epicuro, el Papa Anastasio II y el Emperador Federico II.

El Anillo Interior está formado por blasfemos, o aquellos que son violentos contra Dios y la naturaleza. Uno de estos pecadores es Brunetto Latini, un sodomita, quien fue el propio mentor de Dante

Violencia: éste es el primer círculo que se segmenta aún más en subcírculos o anillos. Hay tres de ellos, los anillos exteriores, medios e interiores, que albergan diferentes tipos de delincuentes violentos. Los primeros son aquellos que fueron violentos contra las personas y la propiedad, como Atila el Huno. Los centauros vigilan este anillo exterior y disparan flechas a sus habitantes. El Anillo Medio está formado por aquellos que cometen violencia contra ellos mismos (suicidio). Estos pecadores son devorados perpetuamente por las Arpías. El Anillo Interior está formado por blasfemos, o aquellos que son violentos contra Dios y la naturaleza. Uno de estos pecadores es Brunetto Latini, un sodomita, quien fue el propio mentor de Dante. Los usureros también están aquí, al igual que los que blasfemaron no solo contra Dios sino también contra los dioses, como Capaneo, que blasfemó contra Zeus.

Dante, acompañado de Virgilio.
Dante, acompañado de Virgilio.

Fraude: Este círculo se distingue de sus predecesores por estar formado por quienes cometen fraude consciente y voluntariamente. Dentro del octavo círculo hay otro llamado Malebolge, que alberga 10 bolgias ("zanjas") separadas. Aquí se encuentran los corruptos, ladrones, falsos profetas, proxenetas, magos y adivinos, etc. Estos son sometidos a grandes torturas, como enfermedades, castigos físicos y psicológicos, dependiendo de la gravedad y tipo de su pecado.

Traición: el círculo más profundo del infierno, donde reside Satanás. Al igual que con los dos últimos círculos, éste se divide en cuatro sectores. La primera es Caina, que lleva el nombre del bíblico Caín, quien asesinó a su hermano. Este sector es para traidores a la familia. El segundo, Antenora, de Antenor de Troya, que traicionó a los griegos, está reservado para los traidores políticos. El tercero es Ptolomaea para Ptolomeo, hijo de Abubus, conocido por invitar a Simón Maccabaeus y sus hijos a cenar y luego asesinarlos.

Éste es para los anfitriones que traicionan a sus invitados. Éstos son castigados con más dureza, debido a la creencia de que tener invitados significa entrar en una relación voluntaria, y traicionar una relación voluntariamente establecida es más despreciable que traicionar una relación nacida

Éste es para los anfitriones que traicionan a sus invitados. Éstos son castigados con más dureza, debido a la creencia de que tener invitados significa entrar en una relación voluntaria, y traicionar una relación voluntariamente establecida es más despreciable que traicionar una relación nacida. La cuarta ronda es Judecca, de Judas Iscariote, quien traicionó a Cristo. Este sector está reservado para los traidores a sus señores, benefactores o amos.

Centro del infierno

Después de atravesar los nueve círculos del infierno, Dante y Virgilio llegan al centro del infierno. Aquí se encuentran con Satanás, a quien se describe como una bestia de tres cabezas. Cada boca está ocupada comiendo a una persona específica: la boca izquierda se come a Bruto, la derecha, a Casio y la boca central a Judas Iscariote. Bruto y Casio traicionaron y provocaron el asesinato de Julio César, mientras que Judas hizo lo mismo con Cristo. Estos son los grandes pecadores, en opinión de Dante, ya que conscientemente cometieron actos de traición contra sus señores, quienes fueron designados por Dios.

 

Archivado en:

Los mejores vídeos