Un nuevo estudio afirma que la miel alivia los síntomas del resfriado mejor que algunas medicinas

Los efectos secundarios y la resistencia a los antibióticos ha vuelto a poner la miel en el punto de mira de las investigaciones. Un nuevo estudio concluye que su uso como medio alternativo tiene muchas ventajas.

Mundo Geo

Aunque la miel se ha usado como remedio casero durante siglos, no hay evidencia científica de su eficacia. iStock
Aunque la miel se ha usado como remedio casero durante siglos, no hay evidencia científica de su eficacia. iStock

Tradicionalmente, la miel ha sido utilizada como remedio natural para tratar los síntomas del resfriado. Sin embargo, hasta hoy día, no existe una evidencia científica de su eficacia. Un nuevo estudio que aglutina un conjunto de 14 investigaciones preliminares concluye ahora, según publica ScienceAlert, que la miel podría ser un tratamiento preferible para tratar la tos y los síntomas del resfriado frente los antibióticos y los medicamentos de venta libre. 

Las personas han usado la miel para lidiar con la tos y los resfriados durante mucho tiempo, pero la investigación sobre su eficacia ha sido bastante irregular, lo que siembra dudas sobre cuánto alivia realmente los síntomas del resfriado en diversos grupos de edad, en comparación con otras opciones. 

Un área particular de interés es cuando se compara la miel con los antibióticos. Dado que los antibióticos a menudo causan efectos secundarios y la  resistencia a ellos va en aumento, el uso de la miel como remedio alternativo tiene múltiples ventajas, señalan los autores de la revisión.

"Dado que la mayoría de las infecciones del tracto respiratorio superior (URTI) son virales, la prescripción de antibióticos es ineficaz e inapropiada", escriben los investigadores. "Sin embargo, la falta de alternativas eficaces, así como el deseo de preservar la relación médico-paciente, contribuyen a la prescripción excesiva de antibióticos".

Las personas han usado la miel para lidiar con la tos y los resfriados durante mucho tiempo, pero la investigación sobre su eficacia ha sido bastante irregular

La revisión del equipo se basa en 1.761 personas pertenecientes a 14 estudios diferentes, y concluye que la miel es eficaz para tratar los síntomas de las URTIs, las infecciones del tracto respiratorio superior, incluidos el dolor de garganta, la nariz tapada, la tos y la congestión general. 

Sin embargo, aunque la conclusión parece prometedora, los estudios incluidos parecen ser emblemáticos de los problemas que afectan a dicha investigación.

"Si la bibliografía en la que se basa es mala, no se puede decir mucho sobre el tema, excepto que se necesita más investigación", dice Gideon Meyerowitz-Katz, epidemiólogo. de la Universidad de Wollongong en Australia, que no participó en la investigación.

"En esta revisión, la mayoría de las investigaciones incluidas parecen tener inconsistencias preocupantes y algunos errores descarados, lo que significa que debemos tener mucho cuidado al leer demasiado los resultados". 

Como cualquier persona que haya experimentado un resfriado común sabe, los tratamientos y terapias existentes a menudo marcan una pequeña diferencia en el curso general de la dolencia. De ahí que la miel pudiera parecer que está haciendo algo. Los investigadores señalan que vale la pena seguir con ensayos grandes, de alta calidad y controlados con placebo.

"El metanálisis en sí se hizo bien, pero la calidad de los estudios sobre la miel para las infecciones urinarias y la tos parece ser realmente baja. Eso significa que solo podemos decir realmente que aún no estamos seguros de si la miel ayuda", dijo Meyerowitz-Katz a ScienceAlert.

Mientras tanto, se sigue trabajando para ver cuánto de beneficiosa podría ser la miel en términos de sus propiedades antibacterianas y cómo podría ser útil para tratar otras dolencias además de la tos y los resfriados. A veces, los mejores tratamientos son los que la naturaleza nos proporciona, pero para poder afirmalo se necesita más investigación.

La investigación se ha publicado en BMJ Evidence-Based Medicine.

Fuente: ScienceAlert

Archivado en: