Qué pasará cuando la lava del volcán Cumbre Vieja llegue al mar

Los científicos advierten que cuando el magma del volcán Cumbre Vieja, en La Palma, entre en contacto con el agua salada del océano provocará una reacción química que puede resultar peligrosa para la salud.

Recorrido de la colada desde la boca del volcán antes de su llegada al mar.
Recorrido de la colada desde la boca del volcán antes de su llegada al mar.

Tras la reactivación de la erupción del volcán Cumbre Vieja, en la isla de La Palma, una nueva colada corre a gran velocidad por encima de la ya existente y amenaza con su inminente llegada al mar.

Pero ¿Qué pasará cuando toda esa lava caiga al mar? En principio, es necesario señalar que desde esa reactivación que tuvo lugar ayer y entrar en una fase efusiva, la lava apareció más fluida, como una erupción "típica hawaiana", señalan los expertos. Esto ha provocado que se haya desplazado a gran velocidad: 700 metros la hora. De tal forma que, al principio de su reactivación, en solo tres horas recorrió dos kilómetros.

Las autoridades han extremado las precauciones, ampliando el perímetro de exclusión de la costa y confinando los varios de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa, en previsión de las posibles emanaciones de gases nocivos

Ante su posible llegada al mar, las autoridades han extremado las precauciones, ampliando el perímetro de exclusión de la costa y confinando los varios de San Borondón, Marina Alta, Marina Baja y La Condesa, en previsión de las posibles emanaciones de gases nocivos.

Una imagen de la  lava arrasando todo lo que se encuentra por delante.
Una imagen de la lava avanzando hacia el mar.

Es difícil precisar en qué momento justo ocurrirá. Pero sí los expertos tienen una idea de lo qué sucederá cuando el magma entre en contacto con el agua del océano.

Choque térmico muy notable

Cuando esto suceda en las próximas horas la lava caerá en forma de una enorme cascada por un acantilado y se producirá un choque térmico muy notable, a tenor de los 1.100 grados aproximadamente que puede tener el material volcánico que entre en contacto con un agua que está a 23 grados.

"Cuando el magma toque el mar, se van a formar unas grandes columnas de vapor de agua, porque gran parte del agua del mar se va a vaporizar"

"Cuando el magma toque el mar, se van a formar unas grandes columnas de vapor de agua, porque gran parte del agua del mar se va a vaporizar. Eso se debe al gran contraste térmico que hay entre ambos: la colada tiene una temperatura de más de 900°C, mientras que el agua tiene unos 23°C", explicó a BBC Mundo José Mangas, profesor de geología de Universidad de Las Palmas de Gran Canaria.

Ello generará unas enormes nubes de vapor ácido, ya que el agua de mar contiene 35 gramos de sales por kilo. Y la sal está formada por cloro (NaCl, cloruro sódico).

"Se puede generar una lluvia ácida que cause a la población irritaciones de garganta y de nariz"

"Habrá explosiones. Es como si mezcláramos aceite hirviendo con agua. Se puede generar una lluvia ácida que cause a la población irritaciones de garganta y de nariz", expuso.

La erupción del volcán Cumbre Vieja visto desde el mar.
La erupción del volcán Cumbre Vieja visto desde el mar.

José Mangas pone como ejemplo lo que acontece en las zonas próximas a los volcanes en Hawái. "Cuando te acercas a la zona del mar donde está cayendo la lava líquida -una zona que está cercada- allí te pica la nariz y la garganta, porque estas respirando los gases que se han evaporado del agua de mar que contiene cloro, sulfatos...".

Son gases que dejan temporalmente un olor desagradable en las zonas más cercanas.

Pryectiles balísticos y lluvia de cristales

Por otro lado, al enfriarse la lava rápidamente por el contacto con el agua, "la lava se fractura, y eso puede producir la eyección de proyectiles balísticos a relativamente corta distancia, y la liberación de gases (tóxicos) que la lava tiene atrapados en su interior", describió a BBC Mundo Héctor Lamolda Ordóñez, ingeniero geógrafo del Instituto Geográfico Nacional y profesor de la Facultad de Matemáticas de la Universidad Complutense de Madrid.

En este mismo sentido se ha manifestado recientemente, José Luis Barrera, experto en vulcanología del Ilustre Colegio de Geólogos (ICOG), quien ha detallado que cuando la lava se enfríe rápidamente, al entrar en contacto con el agua, la colada no se cristalizará sino que se vitrificará, por lo que se incorporaría a la nube y caería en forma de esquirlas.

"Sería como si llovieran cristales", señalo Barrera.

Ambos científicos coinciden en que la delimitación de un perímetro cercano a la zona afectada es suficiente para controlar el peligro

Por otro lado, los gases que se generan en estos dos procesos son empujados por los vientos hacia el mar, en las condiciones meteorológicas actuales, dice Lamolda, que añade que, aunque las condiciones cambien, se dispersarían en el aire en poco tiempo.

Ambos científicos coinciden en que la delimitación de un perímetro cercano a la zona afectada es suficiente para controlar el peligro.

El río de lava bajando por la ladera del volcán.
El río de lava bajando por la ladera del volcán.

"Los gases tóxicos liberados en la atmósfera abierta, en un espacio obviamente restringido, acotado y delimitado, no deberían entrañar mayor peligro, ya que no debería haber nadie alrededor cuando eso suceda", indicó Lamolda.

Por su parte, Magdalena Santana Casiano, catedrática de Oceanografía Química de la ULPGC, que hace diez años ya estudió los efectos de la erupción del volcán submarino Tagoro en El Hierro, en el extremo más meridional y occidental del Archipiélago, ha asegurado que a la humareda blanca y el burbujeo en el mar que se produce por el choque de temperaturas entre la lava y el océano le acompañará un intenso olor a azufre que advierte del riesgo. "Los gases más volátiles se empiezan a eliminar y generan ese típico olor que puede afectar al sistema respiratorio, por lo que conviene estar lejos".

La magnitud de la reacción química en el mar depende de las características y naturaleza propia del magma que ha expulsado el volcán, de la cantidad que llegue al océano y del tiempo que ha tardado en llegar

El volcán Cumbre Vieja se reactivó con mayor fuerza.
El volcán Cumbre Vieja se reactivó con mayor fuerza.

Según la científica, la magnitud de la reacción química en el mar depende de las características y naturaleza propia del magma que ha expulsado el volcán, de la cantidad que llegue al océano y del tiempo que ha tardado en llegar. "Estamos hablando de una zona de costa, de una zona muy superficial. En el caso de El Hierro, el volcán apareció en el agua, a 350 metros de tierra, y se elevó hasta 80. En esa zona había gran cantidad de peces. Ahora estamos en la orilla. La lava se asentará sobre el sustrato" de la zona en la que el río desemboque.

Otros peligros relacionados con la llegada del magma al océano, de acuerdo al Servicio Geológico de Estados Unidos, y que no están necesariamente vinculados al caso del volcán Cumbre Vieja en La Palma, son el colapso repentino de los terrenos y acantilados del litoral, las explosiones desencadenadas a raíz de este colapso y las olas de agua hirviendo que se generen a su alrededor.

Archivado en:

Imagen: Fundación Canaria Orotava de Historia de la Ciencia

Relacionado

¿Cómo evolucionará el volcán Cumbre Vieja? La historia tiene la palabra

Relacionado

¿Es nociva la nube tóxica del volcán de La Palma?

El volcán Cumbre Vieja en plena erupción.

Relacionado

Ocho claves para entender la erupción del volcán de La Palma

Nuestros destacados