¿Podrán los satélites detectar los plásticos que ensucian los océanos?

La Agencia Espacial Europea (ESA) está estudiando cómo los satélites podrían ayudar en la detección de plásticos marinos en una instalación de olas oceánicas situada en los Países Bajos.

R.G.

Colocación de basura de plásticos marinos para pruebas de detección.
Colocación de basura de plásticos marinos para pruebas de detección.

¿Podrían los satélites ayudar a rastrear y mapear los desechos plásticos marinos que ensucian nuestros océanos? Equipos de investigación de toda Europa están evaluando si el monitoreo orbital del plástico marino flotante podría ser práctico en el futuro, a través de instrumentos ópticos y de microondas. Todo ello se está realizando en una instalación de prueba de olas oceánicas, con sede en los Países Bajos.

"Algunos de nuestros instrumentos detectan aumentos en la señal cuando los desechos plásticos marinos están presentes"

"Lo que podemos decir es que algunos de nuestros instrumentos detectan aumentos en la señal cuando los desechos plásticos marinos están presentes, en comparación con cuando no lo están", explica el ingeniero de antenas de la ESA Peter de Maagt, que supervisa la campaña.

"Este resultado representa una prueba de concepto de que definitivamente vale la pena investigar más a fondo este enfoque. Esto es mucho más de lo que se esperaba cuando comenzamos a probar el año pasado”, comenta.

Por otro lado, el supervisor de la campaña asegura que, "al mismo tiempo, no podemos decir con certeza si estamos detectando el plástico directamente, o las señales se deben a algún factor relacionado, como hendiduras en la superficie del agua causadas por el plástico flotante o pequeñas ondulaciones. Lo que debe venir a continuación son las pruebas de seguimiento en el entorno marino real, utilizando aviones o drones, y si eso va bien, finalmente se encargará una misión espacial experimental".

Monitoreo de la basura desde el esapcio.
Monitoreo de la basura desde el espacio. Imagen: ESA.

10 millones de toneladas de plástico al año

La mejor estimación es que un promedio de 10 millones de toneladas de plástico ingresa al océano anualmente, lo que equivale a un camión fresco cargado de plástico que se vierte cada minuto, pero los investigadores solo saben lo que sucede con aproximadamente el 1% de él.

El monitoreo satelital podría, en el futuro, ayudar a rastrear su alcance y ver a dónde va, si se puede demostrar que tal técnica funciona en la práctica.

Instalación de la Cuenca Atlántica

Esta campaña de pruebas tuvo lugar en el instituto de investigación Deltares en Delft, en los Países Bajos, dentro de su gigantesca instalación de la cuenca atlántica. Única en su tipo, de 75 metros de largo y 9 de ancho, la mitad del tamaño de una piscina olímpica, emplea generadores de olas para recrear olas realistas en las profundidades del océano.

"Utilizamos la Instalación de la Cuenca Atlántica para simular el entorno de las profundidades oceánicas de la manera más realista posible para estos experimentos"

"Utilizamos la Instalación de la Cuenca Atlántica para simular el entorno de las profundidades oceánicas de la manera más realista posible para estos experimentos", explica el experto en flujos de Deltares, Anton de Fockert. "Normalmente utilizamos esta instalación de prueba para abordar el tipo de problemas hidráulicos que no se pueden resolver utilizando modelos informáticos. Esto incluye, por ejemplo, la protección del lecho de pruebas para parques eólicos marinos y convertidores de energía mareomotriz, así como estructuras hidráulicas.

Instituto de investigación Deltares
Instituto de investigación Deltares, donde se realizan las pruebas. Foto: ESA.

Enfoques de detección

"Desde mi punto de vista, esta campaña de prueba actual es única, porque involucra a muchos grupos diferentes con experiencia variada, desde olas oceánicas hasta microondas, óptica y desechos plásticos, así como el espacio. Es una continuación de la campaña realizamos el año pasado, excepto que esta vez estamos utilizando cantidades más pequeñas de plásticos, para tratar de cuantificar los umbrales de detección y probar algunos nuevos enfoques de monitoreo".

Equipos del Instituto de Telecomunicaciones de Portugal y de la Universidad de Stirling en Escocia están empleando la teledetección por radar. Un grupo combinado de la Universidad de Leiden, la Universidad de Oldenburg en Alemania y la Facultad de Ciencias de la Geoinformación y Observación de la Tierra del ITC de la Universidad de Twente han desplegado instrumentación óptica.

Este proyecto forma parte de una campaña OSIP más amplia sobre basura plástica marina

Vídeo de la ESA sobre la gestión del agua, su contaminación y el seguimiento orbital de ésta.

Mientras tanto, un equipo combinado de la Universidad de Alberta en Canadá y la Universidad Técnica de Delft en los Países Bajos están realizando análisis físicos fundamentales, incluido el intento de cuantificar mejor el efecto de amortiguación de las olas de la basura plástica marina, que podría aprovecharse para estimar las concentraciones de plástico en el futuro.

Este proyecto forma parte de una campaña OSIP más amplia sobre basura plástica marina, apoyada a través del programa Discovery and Preparation de la ESA, que incluye la investigación básica que sienta las bases para futuras misiones de la Agencia.

Pelagia noctiluca con un plástico azul en su interior, tomada en mayo de 2020 en aguas de Sardina del Norte, Gran Canaria. / Alicia Herrera Ulibarri

Relacionado

Medusas con plástico, así es la contaminación de los océanos

Relacionado

La captura de plástico, un motivo más para cuidar la posidonia

Los productos plásticos contribuyen en gran medida a la productividad en la agricultura.

Relacionado

Los plásticos no solo inundan los mares, también recubren los suelos agrícolas

La contaminación de plástico en el mar es la causa de la muerte de millones de animales cada año. Foto: IStock.

Relacionado

Las graves consecuencias de los plásticos en el mar

La biodiversidad de las Galápagos amenazada por los plásticos. Foto: Adam Porter

Relacionado

¿Cómo llegan los plásticos hasta las Islas Galápagos?

Relacionado

Las costas españolas son más vulnerables a los plásticos

Nuestros destacados