¿Qué cometas será visibles en nuestros cielos durante el mes de marzo?

Tres cometas recorren estos días nuestros cielos. Uno podrá ser observado a simple vista, mientras que para poder ver observar los otros dos serán necesarios prismáticos y pequeños telescopios

Mundo Geo

 Cometa C/2017 T2 (PANSTARRS) el 21 de febrero de 2020, por Juan José González Díaz.
Cometa C/2017 T2 (PANSTARRS) el 21 de febrero de 2020, por Juan José González Díaz.

Los cometas C/2019 Y4  y Y1 (ATLAS) y el C/2017 T2 (PANSTARRS) serán visibles en nuestros cielos durante lo que resta del mes de marzo, tal y como afirma el astrónomo José J. Chambó, de Cometografía.

El cometa C/2019 Y4 fue descubierto el 28 de diciembre de 2019 por el reflector de 0,5 m. del programa Asteroid Terrestrial-Impact Last Alert System (ATLAS), el sistema de alerta astronómica robótica y de alerta temprana optimizado para detectar objetos pequeños cercanos a la Tierra unas semanas o días antes de que impacten en la Tierra, en Mauna Loa, Hawái (EEUU), cuando estaba en la constelación de Ursa Major. Entonces mostraba una coma difusa de 2 segundos de arco y sin cola. Ya en enero otros observadores reportaron que había aumentado de tamaño de 10 a 20 segundos de arco y una cola de unos 15 segundos de arco de longitud. La órbita del C/2019 Y4 (ATLAS) es cuasiparabólica, con un período de unos 5.500 años. Su anterior aparición debió producirse en el siglo XXXVI a. C., mientras en Mesopotamia se inventaba la rueda. Alcanzará su próximo perihelio, es decir, el punto más cercano de su órbita alrededor del Sol​, el 31 de mayo de 2020. 

La máxima aproximación a la Tierra del cometa C/2019 Y4 será el 23 de mayo de 2020 y solo será observable desde el hemisferio norte

El cometa tendrá su máximo brillo aparente a finales de mayo de 2020. Aún así, no será todavía observable debido a su baja elongación. Visto desde la Tierra, el C/2019 Y4 solo se podrá observar hasta mediados de mayo desde el Hemisferio Norte (latitud ideal 40°N). Será entonces cuando podría llegar a ser observable a simple vista. En cualquier caso, el pronóstico todavía es impreciso con un error posible de varias magnitudes. El cometa no será observable desde el Hemisferio Sur en toda la aparición.

Por su parte, el cometa C/2019 Y1 (ATLAS)  aumentó de brillo al menos dos magnitudes durante el pasado mes de febrero. El tamaño angular de su coma, es decir, la nube de polvo y gas que envuelve el núcleo del cometa, se incrementó de 150.000 a 300.000 km. Sin embargo, no han habido reportes de cola y tampoco se ha registrado mediante fotografía. El  15 de marzo el cometa alcanzó el perihelio, alcanzando su máximo brillo, lo que hizo que fuera observable mediante prismáticos desde lugares oscuros. En la segunda quincena del mes ya ha comenzado a perder de brillo, aunque algo más despacio ya que está en aproximación a la Tierra. Existe posibilidad de que desarrolle una cola iónica que se podría registrar fotográficamente.

Por último, el cometa C/2017 T2 (PANSTARRS) ha continuado su lento ascenso de brillo confirmando que se trata de un objeto poco activo. Su coma muy estable y de tamaño angular (350.000 km en tamaño absoluto). Durante todo este mes el cometa seguirá con un aumento de brillo apenas perceptible y será observable mediante pequeños telescopios o prismáticos gigantes.