¿Qué son los púlsares?

Los púlsares son objetos esféricos y compactos que tienen aproximadamente el tamaño de una gran ciudad, pero contienen más masa que el Sol. Los científicos están utilizando púlsares para estudiar estados extremos de la materia, buscar planetas más allá del sistema solar y medir distancias cósmicas.

Elena Lozano

Los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente y emiten ondas de radio estrechas y amplias.
Los púlsares son estrellas de neutrones que giran rápidamente y emiten ondas de radio estrechas y amplias.

Descubiertos en 1967, desde la Tierra, los púlsares a menudo parecen estrellas parpadeantes, que, de vez en cuando, lo hacen con un ritmo regular. Pero la luz de los púlsares en realidad no parpadea y estos objetos no son en realidad estrellas.

Los púlsares emiten dos haces de luz estrechos y constantes en direcciones opuestas. Y parecen parpadear porque también giran. Es la misma razón por la que un faro parece parpadear cuando lo ve un marinero en el océano: a medida que el púlsar gira, el haz de luz puede barrer la Tierra, luego desaparecer de la vista y luego girar de nuevo.

La razón por la que el haz de luz de un púlsar gira como el haz de un faro es que normalmente no está alineado con el eje de rotación

Para un astrónomo, la luz entra y sale de la vista, dando la impresión de que el púlsar parpadea y se apaga. La razón por la que el haz de luz de un púlsar gira como el haz de un faro es que normalmente no está alineado con el eje de rotación.

Púlsares y estrellas

Se han detectado más de 2.000 púlsares en total. La mayoría de ellos giran en el orden de una vez por segundo (a veces se les llama "púlsares lentos"), mientras que se han encontrado más de 200 que giran cientos de veces por segundo (llamados "púlsares de milisegundos"). Los púlsares de milisegundos más rápidos conocidos pueden girar más de 700 veces por segundo.

Representación gráfica de un púlsar.
Representación gráfica de un púlsar.

Por otro lado, no son realmente estrellas, o al menos no son estrellas "vivas". Pertenecen a una familia de objetos llamados estrellas de neutrones, que se forman cuando una estrella más masiva que el Sol se queda sin combustible en su núcleo y colapsa sobre sí misma. Esta muerte típicamente crea una explosión masiva llamada supernova. En concreto, es la densa pepita de material que queda después de esta muerte explosiva.

Las estrellas de neutrones suelen tener entre 12,4 y 14,9 millas (20 a 24 kilómetros) de diámetro, pero pueden contener hasta el doble de la masa del Sol, que tiene aproximadamente 864 938 millas (1,392 millones de km) de diámetro.

La atracción gravitatoria sobre la superficie de ésta sería alrededor de mil millones de veces más fuerte que la atracción gravitatoria sobre la superficie de la Tierra

Un trozo de material del tamaño de un cubo de azúcar de una estrella de neutrones pesaría alrededor de mil millones de toneladas (0,9 toneladas métricas), "casi lo mismo que el Monte Everest", según explica la NASA. La atracción gravitatoria sobre la superficie de ésta sería alrededor de mil millones de veces más fuerte que la atracción gravitatoria sobre la superficie de la Tierra.

El único objeto con una densidad más alta que una estrella de neutrones es un agujero negro, que también se forma cuando colapsa una estrella moribunda.

Los púlsares son altamente magnéticos.
Los púlsares son altamente magnéticos.

Los científicos no saben exactamente qué tan masivas pueden llegar a ser las estrellas de neutrones antes de convertirse en agujeros negros, según Feryal Özel, profesor de astronomía y astrofísica en la Universidad Estatal de Arizona, especializado en objetos compactos y estados extremos de la materia en el universo.

"Para que una estrella de neutrones emita como púlsar, debe tener la combinación correcta de fuerza de campo magnético y frecuencia de giro"

Los púlsares también son altamente magnéticos. Mientras que la Tierra tiene un campo magnético que es lo suficientemente fuerte como para ejercer un suave tirón en la aguja de una brújula, los púlsares tienen campos magnéticos que van desde 100 millones de veces hasta 1 cuatrillón (un millón de billones) de veces más fuertes que los de la Tierra.

"Para que una estrella de neutrones emita como púlsar, debe tener la combinación correcta de fuerza de campo magnético y frecuencia de giro", señaló Ozel a Space.com.

Archivado en:

Las explosiones de supernova pueden producirse con la muerte de estrellas masivas, pero también por la interacción de un sistema binario de estrellas.

Relacionado

Los restos de una supernova de 1181 apuntan a que se originó por la fusión de dos estrellas

Dos agujeros negros masivos giran en espiral juntos y emiten copiosas ondas gravitacionales momentos antes de colisionar en esta imagen de una simulación numérica

Relacionado

¿Podrían los ecos de los agujeros negros en colisión probar la mayor predicción de Stephen Hawking?

Ilustración de un agujero negro supermasivo regulando la evolución de su entorno. / Gabriel Pérez Díaz, SMM (IAC) y Dylan Nelson (Illustris-TNG)

Relacionado

¿Hasta dónde llegan los efectos de los agujeros negros?

Nuestros destacados