Resucita un animal en Australia dado por extinto hace 150 años

Ya podemos tachar al ratón de Gould de la lista de animales extinguidos, La Universidad Nacional de Australia ha anunciado recientemente en un comunicado que un grupo de investigadores ha podido comprobar la "reaparición" de un tipo de roedor, conocido como ratón de Gould, que se daba por extinto desde hace más de un siglo y medio.

Vicente Alcaíd

Un ratón australiano, muy parecido al animal dado por extinto. Foto: IStock.
Un ratón australiano, muy parecido al animal dado por extinto. Foto: IStock.

El ratón de Gould, cuyo nombre científico es 'Pseudomys gouldii', se dio oficialmente por extinto a mediados del siglo XIX, aunque la realidad es que este pequeño mamífero autóctono de la isla oceánica ha sobrevivido hasta nuestros días gracias a un cambio de identidad, ya que el animal estaba registrado como si fuera un ratón de la Bahía de los Tiburones ('Pseudomys fieldi'), también conocido como djoongari, una especie que habita en pequeñas islas de la costa occidental de Australia y que hasta ahora se pensaba que era diferente.

Al menos, esto es lo que ha conseguido demostrar la investigación liderada por la doctora Emily Roycrof, de la propia Universidad Nacional de Australia, que consistió en analizar y comparar el ADN de un total de ocho roedores autóctonos extintos y de otros 42 parientes vivos, con el fin de estudiar el declive de las especies naturales de la zona después de la llegada de los europeos a la isla, allá por el año 1788.

Ambas especies de roedores son indistinguibles genéticamente hablando, por lo que de forma oficial el ratón nunca llegó a extinguirse

Gracias a este concienzudo análisis que se publicó originalmente en la revista especializada Proceedings of the National Academy of Sciences, se pudo descubrir que ambas especies de roedores son indistinguibles genéticamente hablando, por lo que de forma oficial el ratón nunca llegó a extinguirse.

Una ilustración de estos ratones considerados extintos.
Una ilustración de estos ratones considerados extintos.

Sin embargo, el hecho de que este pequeño animal fuese dado por extinto ejemplifica una dura realidad, ya que este roedor solía habitar abundantemente en la isla más grande del continente australiano, pero con la llegada de los colonizadores europeos solo pudo sobrevivir en algunas pequeñas islas de la zona.

La autora principal de este estudio denuncia “la tasa desproporcionadamente alta de extinción de roedores autóctonos"

A pesar de que “la resurrección de esta especie es una buena noticia”, la autora principal de este estudio denuncia “la tasa desproporcionadamente alta de extinción de roedores autóctonos, que supone el 41% del total de mamíferos australianos desde la colonización europea en 1788”.

La acción de los humanos

Otro punto interesante de la investigación ha sido el resultado del análisis de las otras siete especies extintas, ya que presentaron una gran diversidad genética, lo que sugiere que antes de su extinción pertenecían a poblaciones de gran tamaño.

Por otro lado, esta ausencia de debilitamiento genético, que sería más común en las extinciones naturales, también da a entender que la causa de su desaparición ha sido derivada de la acción de los humanos.

Los investigadores ponen de manifiesto la desparición de numerosas especies en Australia.
Los investigadores ponen de manifiesto la desparición de numerosas especies en Australia.

Además, se pone en el punto de mira a los colonos europeos ya no solo por la caza de algunas especies, si no también y sobre todo por la alteración de su hábitat natural por tres factores clave.

“Todavía tenemos mucha biodiversidad que perder aquí en Australia y no estamos haciendo lo suficiente para protegerla"

“La introducción de gatos asilvestrados, zorros y otras especies invasoras, el desbroce de tierras agrícolas y las nuevas enfermedades han diezmado por completo las especies autóctonas", ha declarado al respecto Roycroft.

Con todo, la propia Doctora Emily Roycroft ha querido aprovechar su descubrimiento para defender la biodiversidad de la zona:“Todavía tenemos mucha biodiversidad que perder aquí en Australia y no estamos haciendo lo suficiente para protegerla", ha advertido.

Animales extintos que aparecen

No es la primera vez que un animal que se considera extinto aparece. El pasado año expertos del proyecto internacional Giant Tortoise Restoration Initiative (GTRI) descubrieron en la isla Fernandina, en el archipiélago de Galápagos (Ecuador), un ejemplar de tortuga gigante de la especie Chelonoidis phantasticus o tortuga gigante de Fernandina, que se creía extinguida hace 112 años tras la erupción de un volcán.

La Tortuga Fernandina, recién aparecida.
La Tortuga Fernandina, recién aparecida.

En marzo de este año, se dio a conocer que una joven estudiante llamada Sophie Pearson había descubierto en el jardín de su casa una rara ave exótica que se creía extinta en la naturaleza británica fue captada por una estudiante.  Se trata del faisán de Lady Amherst.

Una imagen del faisán de Lady Amhersts.
Una imagen del faisán de Lady Amhersts. Foto: IStock.

Por otro lado, ese mismo mes conocimos que investigadores de Indonesia y Singapur habían resuelto el considerado mayor enigma de la ornitología Indonesi': la prueba irrefutable de que, al contrario de lo que lleva pensando en casi estos dos últimos siglos, la tordina cejinegra (Malacocincla perspicillata) no estaba extinta, se encontró finalmente en Borneo.

 

escarabajo extinto

Relacionado

Descubren un escarabajo extinto en las heces de dinosaurio

Nuestros destacados