La roca espacial Kamoʻoalewa puede ser un fragmento de la Luna

Según un reciente estudio, el misterioso objeto conocido como Kamoʻoalewa, que orbita cerca de la trayectoria de la Tierra a lo largo del Sol, parece ser un fragmento perdido de la Luna.

El extraño objeto conocido como Kamoʻoalewa puede ser un fragmento de la Luna.
El extraño objeto conocido como Kamoʻoalewa puede ser un fragmento de la Luna.

Kamoʻoalewa pertenece a una clase de asteroides conocidos como  Apolo, que comparten más o menos la órbita de la Tierra alrededor del Sol; pero es también lo que se conoce como un cuasi satélite, que permanece cerca de la Tierra durante largos períodos y múltiples órbitas.

Kamoʻoalewa es pequeño, solo de 46 a 58 metros de diámetro, y se puede ver en el cielo de la Tierra durante unas pocas semanas cada mes de abril. No se descubrió hasta 2016, y aprender más sobre él no ha sido fácil.

Los resultados iniciales mostraron que Kamoʻoalewa tiene un espectro muy similar al generado por las rocas lunares de las misiones Apolo, y nada como ningún otro asteroide

En este esfuerzo más reciente por conocer más sobre Kamoʻoalewa, los investigadores hicieron uso de uno de los telescopios más poderosos de la Tierra, el Gran Telescopio Binocular del Observatorio Internacional Mount Graham. En 2017, obtuvieron observaciones que incluían el espectro del asteroide, el patrón distintivo generado por la forma en que Kamoʻoalewa refleja la luz del Sol.

Gran Telescopio Binocular del Observatorio Internacional Mount Graham.
Gran Telescopio Binocular del Observatorio Internacional Mount Graham.

Los resultados iniciales mostraron que Kamoʻoalewa tiene un espectro muy similar al generado por las rocas lunares de las misiones Apolo, y nada como ningún otro asteroide. Esto implica que está hecho de la misma materia que la Luna, lo que hizo que los investigadores se preguntaran: ¿qué diablos?

"Miré a través de todos los espectros de asteroides cercanos a la Tierra a los que teníamos acceso, y nada coincidió", dijo el astrónomo Ben Sharkey de la Universidad de Arizona.

Esas observaciones fueron consistentes con sus hallazgos anteriores: que, por alguna razón, Kamoʻoalewa refleja la luz más como la Luna que cualquier otro asteroide

Cuando te encuentras con algo extraño, lo obvio es recopilar más datos. Para Kamoʻoalewa, esto fue más fácil decirlo que hacerlo, no solo por su visualización limitada, sino porque la pandemia de la Covid-19 redujo las operaciones de telescopios en los observatorios de todo el mundo, incluido el Monte Graham.

La órbita del asteroide Kamoʻoalewa, inicialmente llamado 2016 HO3, en relación con el Sol y con respecto a la Tierra.
La órbita del asteroide Kamoʻoalewa, inicialmente llamado 2016 HO3, en relación con el Sol y con respecto a la Tierra. Imagen: NASA.

No fue hasta abril de este año cuando los investigadores pudieron recolectar más observaciones de la misteriosa roca. Y esas observaciones fueron consistentes con sus hallazgos anteriores: que, por alguna razón, Kamoʻoalewa refleja la luz más como la Luna que cualquier otro asteroide.

Varias explicaciones posibles

Ahora, hay varias explicaciones posibles para su origen. Una posibilidad es que fue capturado en su órbita actual de una población de otros asteroides.

A diferencia de la de otros asteroides, se desvía muy poco del plano de la de la Tierra

Esto, según los investigadores, es poco probable: su órbita, a diferencia de la de otros asteroides, se desvía muy poco del plano de la de la Tierra. Entonces, Kamoʻoalewa no solo tiene el mismo período orbital que nuestro planeta, sino que tiene una inclinación muy similar.

Recreación de Kamoʻoalewa, entre la Tierra y la Luna.
Recreación de Kamoʻoalewa, entre la Tierra y la Luna.

Otra posibilidad es que Kamoʻoalewa se originó en una población aún no descubierta de asteroides cercanos a la Tierra, que se encuentran en una región gravitacionalmente estable de la órbita de la Tierra conocida como punto lagrangiano. Para determinar si éste es el caso, habría que encontrar evidencia de esta población de asteroides.

La mejor opción, dada la información disponible actualmente, es que Kamoʻoalewa se originó en el sistema Tierra-Luna

Con mucho, la mejor opción, dada la información disponible actualmente, es que Kamoʻoalewa se originó en el sistema Tierra-Luna, ya sea un trozo que se rompió en un evento de impacto lunar (bastante plausible, dado lo cubierto de cráteres de impacto que está nuestro satélite) o un asteroide que se acercó demasiado a la Tierra y la Luna, y se rompió por interacciones gravitacionales.

Sin embargo, dado el espectro de Kamoʻoalewa, por ahora el escenario del fragmento lunar parece más adecuado, según los investigadores.

Imagen computarizada cedida por el Centro de vuelo espacial Goddard de la NASA que muestra la simulación de trayectoria del asteroide Bennu. / EFE/Centro De Vuelo Espacial Goddard de la NASA

Relacionado

Bennu, el asteroide que nos “rozará” en 2135

La Nasa trabaja para encontrar asteroides potencialmente peligrosos. Foto: IStock.

Relacionado

La NASA, a la caza de asteroides

Los mejores vídeos