¿Será el virus G4 el causante de la próxima pandemia?

Investigadores chinos descubren una nueva cepa de gripe porcina con potencial pandémico. Lo han llamado G4 y desciende directamente de la cepa H1N1, causante de la pandemia en 2009.

Mundo Geo

El virus G4 desciende genéticamente de la cepa H1N1, causante de la pandemia de 2009. iStock
El virus G4 desciende genéticamente de la cepa H1N1, causante de la pandemia de 2009. iStock

Investigadores chinos acaban de anunciar el descubrimiento de un nuevo tipo de gripe porcina con todos los ingredientes para desencadenar una nueva pandemia, según publica la revista científica estadounidense PNAS, recogido por Science Alert. El virus en cuestión ha recibido el nombre de G4 y desciende genéticamente de la cepa H1N1 que causó la pandemia en 2009.

Posee "todas las características esenciales de estar altamente adaptado para infectar a los humanos", han declarado los científicos de las universidades chinas y del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China.

Entre los años 2011 y 2018, el equipo de investigadores tomó hasta 30.000 muestras nasales de cerdos en mataderos de diez provincias de China y en un hospital veterinario. En 179 de ellas lograron aislar el virus de la gripe porcina. Lo singular de el estudio no fue tanto el número de muestras ni la cantidad de ellas afectadas por el virus, sino el hecho de que la mayoría pertenecían a un nuevo tipo de virus diferente al dominante entre los cerdos hasta 2016.

Ante esta envidencia, los investigadores llevaron a cabo varios experimentos. Y no solo en cerdos, también en hurones, ya que estos pequeños animales experimentan los síntomas de manera muy similar a los humanos, con fiebre, tos y estornudos.

El nuevo virus G4 es altamente infeccioso y replica en células humanas.
El nuevo virus G4 es altamente infeccioso y replica en células humanas.

Los resultados de los experimentos determinaron que el nuevo virus era altamente infeccioso y replicaba en células humanas, causando en los hurones síntomas más graves que cualquier otro de los virus inyectados. Las pruebas también mostraron un dato aún más preocupante: ninguna de las posibles inmunidades humanas existentes por la exposición al virus de la gripe estacional ofrecía protección contra el G4. 

Los análisis de sangre realizados a los trabajadores porcinos mostraron que el 10,4% de ellos ya habían sido infectados y mostraban anticuerpos. Las pruebas también revelaron otro hecho sorprendente: el 4,4% de la población general también parecía haber estado expuesta al virus.

De humano a humano

Los estudios realizados hasta ahora muestran, por tanto, que el virus ha sido capaz de pasar de animal a humano, proceso que se conoce como zoonosis. La principal preocupación de los científicos es si también podrá hacerlo de humano a humano.

"Es preocupante que la infección humana del virus G4 fomente la adaptación humana y aumente el riesgo de una pandemia", han declarado los investigadores.

Los autores reclaman la toma de medidas urgentes para controlar a las personas que trabajan con cerdos ante el riesgo que esto supone.

"Este estudio nos recuerda que estamos constantemente en riesgo de una nueva aparición de patógenos zoonóticos y que los animales de granja, con los que los humanos tienen un mayor contacto que con la vida silvestre, pueden actuar como fuente de importantes virus pandémicos", ha advertido James Wood, director del Departamento de Medicina Veterinaria de la Universidad de Cambridge.

Fuente: © Agence France-Presse / Science Alert

Murciélagos y coronavirus

Relacionado

Los murciélagos no son los culpables de la pandemia de coronavirus

Los mejores vídeos