¿Introdujo la trata transatlántica de esclavos nuevas enfermedades en América?

Los investigadores han hallado en unos restos óseos encontrados en México virus de la hepatitis B y de la bacteria que causa el pian, una patología infecciosa crónica desfigurante similar a la sífilis. Esta evidencia demostraría que el pian se introdujo en las Américas a través de la trata transatlántica de esclavos.

Mundo Geo

La trata trasatlántica llevó a América varias enfermedades. iStock
La trata trasatlántica llevó a América varias enfermedades. iStock

Aunque la investigación científica aún no ha explorado plenamente la historia de los esclavos africanos llevados a Centroamérica y América del Sur, una nueva investigación presenta un panorama poco común de la vida de los esclavos durante los primeros tiempos de la colonización española y aventura una conclusión: su presencia podría haber configurado la dinámica de las enfermedades en el Nuevo Mundo.

El estudio, realizado a partir de los restos de tres individuos africanos encontrados en México, ha sido publicada en la revista Current Biology y recogida por la agencia SINC. Los restos fueron encontrados dentro de una fosa común en el Hospital Real de San José de los Naturales, en la Ciudad de México, un antiguo sitio hospitalario dedicado en gran parte a atender a la comunidad indígena.

La historia de tres esclavos africanos durante el colonialismo español contada por sus huesos. SINC
Cráneo de uno de los individuos estudiados / Rodrigo Barquera / SINC

“Los huesos tienen alrededor de 600 años, pero por el registro arqueológico podemos decir que no pudieron ser enterrados antes de 1529, el registro más antiguo del hospital”, declara a SINC Rodrigo Barquera, un estudiante de posgrado del Instituto Max-Planck para la Ciencia de la Historia Humana.

Según los autores, los africanos esclavizados de la primera generación llegaron a la parte central de la Nueva España muy pronto durante el período colonial y, con ellos, se pudieron importar nuevas enfermedades (o al menos nuevas cepas).

Análisis genéticos y osteológicos

Para llegar a esta conclusión, los científicos utilizaron una combinación de análisis genéticos, osteológicos e isotópicos y determinaron en qué lugar de África los tres individuos fueron capturados, así como las dificultades físicas que experimentaron como esclavos y qué nuevos patógenos pudieron haber llevado consigo a través del Atlántico.

Un examen minucioso de sus huesos revela una vida de graves dificultades una vez que llegaron a las Américas. Los antropólogos encontraron grandes inserciones musculares en la parte superior del cuerpo de un esqueleto, lo que probablemente apunta a un trabajo físico continuo. Otro individuo tenía restos de heridas de bala de cobre, mientras que el tercero tenía una serie de fracturas en el cráneo y las piernas.

A partir de los restos, los investigadores recuperaron el material genético de dos patógenos que infectaron a dos de los individuos mientras estaban vivos. “Encontramos que uno de ellos estaba infectado con el virus de la hepatitis B, mientras que otro lo estaba con la bacteria que causa el pian, una patología infecciosa crónica desfigurante similar a la sífilis”, dice Denise Kühnert, una matemática que trabaja en la filogenia de la enfermedad, del Instituto Max-Planck para la Ciencia de la Historia Humana.

Los análisis filogenéticos sugieren que ambos individuos contrajeron sus infecciones antes de que fueran llevados por la fuerza a México

“Esta es la evidencia más temprana del pian en las Américas y pertenece a un grupo de treponemas de pian que prevalecen en el África subsahariana. Esto significa que es la evidencia más temprana de que el pian se introdujo en las Américas a través de la trata transatlántica de esclavos”, dice Barquera.

El pian era bastante común en los mexicanos durante el período colonial. “Es plausible que el pian no solo fuera introducido en América a través del comercio transatlántico de esclavos, sino que posteriormente puede haber tenido un impacto considerable en la dinámica de la enfermedad en América Latina”, dice Kühnert.

Al realizar el estudio de esta manera interdisciplinar, los investigadores pueden ahora responder a preguntas profundas sobre las raíces de la cultura mexicana. “Queremos conocer cómo surgieron y se propagaron los patógenos durante el período colonial en la Nueva España, pero también queremos seguir explorando las historias de vida de los africanos que fueron traídos aquí y en otras partes de las Américas. De esa manera pueden ocupar un lugar más visible en la historia de América Latina", dice Barquera.

Fuente: SINC

Referencia: Barquera, R. “Origin and Health Status of First-Generation Africans from Early Colonial Mexico”. Current Biology. 30 de abril de 2020.

Los mejores vídeos