Velella velella, la medusa azul que invade las playas

La Velella velella es una de las medusas más invasivas que existen. En Estados Unidos, es tal el fenómeno que a su aparición en la costa la llaman la marea púrpura.

Rocío Snyder

Multitud de medusas Velella velella en una orilla. Se puede observar su característica vela. Foto: IStock.
Multitud de medusas Velella velella en una orilla. Se puede observar su característica vela. Foto: IStock.

Durante el verano de 2021 se prevén unas temperaturas medias más suaves de lo normal, lo que según diversos expertos provocan que aparezcan medusas, como la Velella velella, en mayor volumen en las aguas mediterráneas y atlánticas.

Pero no hay que esperar al verano. Basta recordar que, en mayo de este año, los valencianos se sorprendían al ver sus playas repletas de medusas veleros, como también se la conoce a la Velella velella.

¿La razón? El doctor del Instituto de Ecología Litoral de Alicante, Gabriel Soler, explicó al programa El Tiempo,de Antena 3, que esto ocurre porque hay más alimento en el fondo del mar.

La costa Oeste de los Estados Unidos se ve habitualmente invadida por millones de ellas, una aparición llamada por sus habitantes “marea púrpura”

"Es un fenómeno que no es tan extraño a principios de primavera. Tenemos el mar con mucho plancton, con mucha comida para las medusas. Las Velellas velella proliferan de manera exagerada en esta época del año y si tenemos vientos de componente de Levante que las acercan a las costas, el resultado es una llegada masiva de éstas a las playas".

Un ejemplar de Velella velella en una playa.
Un ejemplar de Velella velella en una playa. Foto: IStock.
Además, este fenómeno no solo ocurre en esta parte del mundo. Por ejemplo, la costa Oeste de los Estados Unidos se ve habitualmente invadida por millones de ellas, una aparición llamada por sus habitantes “marea púrpura”.

Debido al calentamiento global, millones de velellas han muerto en el océano por los fuertes vientos y las altas temperaturas superficiales

Es tal la cantidad que es arrastrada por el viento en ciertas zonas, que el conjunto puede abarcar kilómetros de extensión y desde las alturas puede verse como un gran manto púrpura y azul cubriendo las costas.

Asimismo, en los últimos años, debido al calentamiento global millones de velellas han muerto en el océano por los fuertes vientos y las altas temperaturas superficiales.

Este calentamiento y ciertos fenómenos climáticos son responsables del cambio de distribución de estas criaturas que, en años recientes, se han comenzado a avistar, por primera vez, en zonas donde se considera una especie extraña, como en las islas que forman parte del Archipiélago de Galápagos, en Ecuador.

Un hidrozoo flotador

El género Velella es un hidrozoo flotador (cnidarios) de color azul intenso que vive en la superficie del agua, en especial en las zonas de aguas cálidas y temperadas. Forma parte de la familia Porpitidae y está muy relacionado con otras especies marinas, como la Carabela Portuguesa (Physalia physalis) de hecho, algunas personas erróneamente suelen referirse a ella como: pequeña carabela portuguesa.

Una imagen de un buen número de esta medusa en una playa.
Una imagen de un buen número de esta medusa en una playa. Foto: IStock.

Como ocurre con otros sifonóforos o cnidarios, las medusas velero son un organismo formado por la unión de varios hidroides, por eso algunos científicos suelen llamarlas colonias, aunque otros insisten en que la Velella velella no es un conjunto de organismos individuales sino un animal único, un pólipo hidroide individual y modificado con una fisionomía compleja.

Características de la Velella velella

La medusa Velella velella sobresale por su aspecto trasparente y gelatinoso y su apariencia que recuerda a los barcos a vela, motivo por el que también es conocida como Barquita de San Pedro. Otra de sus características es su pigmentación azul, que no debe sorprender: buena parte de los animales que vive en la superficie del agua (caracoles, medusas, peces) tiene ese color. Se cree que es una forma de combinación de camuflaje y protección contra los rayos del sol. Una vez que estas medusas aparecen secas en la playa, se vuelven blancas.

Suelen vivir lejos de la costa en aguas de mar abierto, y sus pequeñas velas ayudan a distribuirlas usando la fuerza del viento

Respecto a su hábitat, estas medusas suelen vivir lejos de la costa en aguas de mar abierto, y sus pequeñas velas ayudan a distribuirlas usando la fuerza del viento. Sin embargo, debido a que solo navegan a sotavento o en un ligero ángulo con el viento, a menudo son arrastrados a tierra en grandes cantidades, tal y como ocurrió en las playas de la costa de Valencia.

Medusas Velella velella en el mar. Siempre se mantienen en la superficie.
Medusas Velella velella en el mar. Siempre se mantienen en la superficie. Foto: IStock.

Un dato curioso más: nunca abandonan la superficie, solo se sumergen cuando están en su fase larval de desarrollo, pero cuando adquieren su característica apariencia de velero se mantienen a flote todo el tiempo.

No son peligrosas para los humanos

Pero ¿son peligrosas para el ser humano? Como la gran mayoría de los animales de los cnidarios, estas medusas cuentan con tentáculos provistos de cnidocitos, que son unas células especializadas con potencial urticante debido a ciertas toxinas. La diferencia que existe con respecto a otras especies es que las Velella velella no cuenta con células aguijón, por eso no pueden traspasar la piel de los seres humanos.

Si una persona la toca y tiene una herida en la mano sentirá el efecto urticante de la toxina entrando en su organismo

No obstante, si una persona la toca y tiene una herida en la mano sentirá el efecto urticante de la toxina entrando en su organismo. Además, podría causar problemas si entra en contacto con los ojos. Dicho todo esto, la toxina que desprende no es mortal.

Archivado en:

Pelagia noctiluca con un plástico azul en su interior, tomada en mayo de 2020 en aguas de Sardina del Norte, Gran Canaria. / Alicia Herrera Ulibarri

Relacionado

Medusas con plástico, así es la contaminación de los océanos

Estadío temprano en el desarrollo de Pelagia noctiluca. Foto: Laura Leyva / IEO

Relacionado

¿Cómo saber si tendremos medusas este verano?

Relacionado

Cómo saber si hay medusas en la playa

Los mejores vídeos