Yuri Gagarin: el astronauta que vino del frío

Yuri Gagarin desmentía la impresión austera de Occidente sobre la Unión Soviética: un ruso encantador, tolerante y con gran una sonrisa. El primer hombre en el espacio se convirtió en una poderosa herramienta de propaganda.

Francisco Moral

Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar al espacio, fue un arma de propaganda para la Unión Soviética.
Yuri Gagarin, el primer hombre en viajar al espacio, fue un arma de propaganda para la Unión Soviética.

El primer grupo de astronautas soviéticos fue de veinte. Entre ellos se encontraban Gherman Titov, todavía la persona más joven en volar en el espacio (26 años), y Alexei Leonov, la primera persona en aventurarse fuera de la seguridad de una cápsula para realizar un paseo espacial. Pero estos pioneros todavía siguieron los pasos de otro. Era el cosmonauta que se convertiría en el primer hombre en órbita necesitaba ser un piloto tranquilo y confiado, alguien capaz de funcionar en una misión inédita sin desmoronarse. Pero hubo más en este proceso de selección que pura habilidad técnica.

La sonrisa de Yuri Gagarin, se ha dicho, podía derretir el corazón más pedregoso, y ni siquiera aquellos, en los escalones más altos del poder soviético, eran inmunes. Cuando Sergei Korolev, el diseñador jefe de cohetes de la URSS, conoció por primera vez al grupo de cosmonautas pioneros, pasó la mayor parte de ese primer encuentro charlando con el carismático Gagarin. Korolev más tarde lo llamaría su "pequeña águila".

Un granjero y su nieta, que habían visto caer pesadamente la cápsula redonda a la Tierra, vieron a una extraña figura vestida de plata. "Les dije, no tengan miedo, soy un soviético como ustedes, que he bajado del espacio y debo encontrar un teléfono para llamar a Moscú"

La misión histórica de Gagarin en el Vostok 1 el 12 de abril de 1961 duró una hora y 48 minutos. El piloto de combate de 155 centímetros de altura y ex trabajador de la fundición (resultó que su baja estatura, perfecta para el estrecho interior de la cápsula Vostok) se lanzó al espacio desde el cosmódromo de Baikonur (ahora en Kazajstán) con una broma deliciosamente informal en su auricular: "¡Vamos a rodar!" Menos de dos horas después, su cápsula de reentrada aterrizó en el suelo cerca de la ciudad de Engels en el oeste de Rusia, y el propio Gagarin aterrizó en paracaídas minutos después.

La baja estatura de Yuri Gagarin era perfecta para el estrecho interior de la cápsula Vostok.
La baja estatura de Yuri Gagarin era perfecta para el estrecho interior de la cápsula Vostok.

Un granjero y su nieta, que habían visto caer pesadamente la cápsula redonda a la Tierra, vieron a una extraña figura vestida de plata. "Les dije, no tengan miedo, soy un soviético como ustedes, que he bajado del espacio y debo encontrar un teléfono para llamar a Moscú". Gagarin escribió más tarde. En unas pocas semanas, el rostro del cosmonauta se convertiría en uno de los más reconocibles del mundo.

Conquistar el mundo

Yuri Gagarin se había convertido en el primer ser humano en conquistar el espacio. El politburó tenía otra misión para él: conquistar el mundo.

Los líderes de la Unión Soviética sabían que, si la misión inaugural tenía éxito, el primer ser humano en el espacio se convertiría en un rostro reconocido en todo el mundo. El primer cosmonauta se convertiría en un arma de poder.

El hecho impresionó en todo el planeta, sobre todo en Estados Unidos, que había estado tratando de ganarle a los rusos en el primer vuelo tripulado

Los soviéticos guardaron silencio sobre la misión de Gagarin hasta que regresó sano y salvo a la Tierra, y luego transmitieron la noticia por todas partes a través de la agencia estatal de noticias Tass. El hecho impresionó en todo el planeta, sobre todo en Estados Unidos, que había estado tratando de ganarle a los rusos en el primer vuelo tripulado.

"Alrededor de las 4 de la mañana, los teléfonos empezaron a vibrar en la costa este de Estados Unidos, mientras los reporteros exigían respuestas de los funcionarios de la NASA al despacho de Tass", escribió la NASA en un informe sobre la misión de Gagarin. 

En esta etapa, Gagarin era solo un nombre, un piloto de la fuerza aérea soviética previamente desconocido que ahora se anuncia como el primer explorador espacial. El 14 de abril, dos días después de su regreso a la Tierra, la URSS presenta al cosmonauta al mundo en una reunión gigante en la Plaza Roja de Moscú después de un desfile de 12 kilómetros por la ciudad. Asisten millones de ciudadanos soviéticos.

Gagarin fue presentado al mundo dos días después de su regreso a la Tierra.
Gagarin fue presentado al mundo dos días después de su regreso a la Tierra.

El carisma y la sonrisa fácil de Gagarin se hacen evidentes rápidamente. "Hay multitudes dondequiera que vaya a encontrarse con él, incluso en el Reino Unido, que está muy firmemente en el campo de Estados Unidos", asegura Tom Ellis, profesor de historia de la Guerra Fría en la London School of Economics. "Es muy difícil para nosotros ahora entender el interés. La gente sólo quería verlo".

Las humildes raíces de Gagarin son una bendición para la industria de la propaganda soviética

Las humildes raíces de Gagarin son una bendición para la industria de la propaganda soviética. Nacido de campesinos en un pequeño pueblo cerca de la ciudad occidental rusa de Smolensk, que fue invadido por los alemanes cuando solo tenía siete años, su familia fue desalojada de su casa y tuvo que pasar 21 meses viviendo en una choza de barro.

Yuri sabotea a los alemanes y tiene suerte de sobrevivir a la guerra, aunque pasa varios meses en un hospital. Es un estudiante talentoso, especialmente en ingeniería y matemáticas, pero no es un aficionado a los libros, es igualmente bueno en los deportes y trabaja en una fundición mientras estudia. Más tarde, después de graduarse como piloto militar, vuela aviones de combate MiG en el extremo norte de Rusia, cerca de la frontera con Finlandia. De cientos de solicitantes, es uno de los primeros veinte elegidos en el primer lote de cosmonautas de la URSS.

La Gira de Gagarin

La visita de Gagarin al Reino Unido, tres meses después de su histórico vuelo, resulta inicialmente un asunto cauteloso. El Reino Unido, alineado con Estados Unidos, evita con cuidado la política, negándose a convertirla en una visita de estado, a pesar de que éste está acompañado por una delegación oficial.

Un sindicato de trabajadores de la fundición, en honor a la antigua ocupación de Gagarin, invita al cosmonauta a Manchester, y éste acepta.

Gagarin fue recibido en el Reino Unido como un superhéroe.
Gagarin fue recibido en el Reino Unido como un superhéroe.

"Cuando vino aquí a Inglaterra, fue visto como un superhéroe", dice Gurbir Singh, un periodista espacial que ha escrito un libro sobre la visita de Gagarin al Reino Unido. "Había experimentado algo que nadie más había experimentado. Aparte de los récords de velocidad y altitud que logró ... también había experimentado un reino: el espacio, la microgravedad, la ingravidez, algo que nadie había experimentado nunca, y durante unos meses, nadie más lo experimentaría".

En 1957, el lanzamiento del Sputnik 1 había provocado un espasmo de pánico en las naciones occidentales, que lo vieron como una prueba del arsenal de misiles balísticos de la URSS.

"Gagarin era una persona, un ser humano, un personaje muy encantador ... parecía una persona muy cálida y atractiva. ¡Y esa sonrisa! Todos con los que hablé la recordaban"

Pero el Sputnik nunca sobrevivió a su misión histórica, señala Gurbir, ardiendo en la atmósfera unos tres meses después. "Gagarin era una persona, un ser humano, un personaje muy encantador ... parecía una persona muy cálida y atractiva. ¡Y esa sonrisa! Todos con los que hablé la recordaban".

En el Reino Unido, la popularidad de Gagarin cogió por sorpresa al gobierno. "Ciertamente se reunió con el primer ministro MacMillan y la reina en el Palacio de Buckingham. Fue muy confuso para el gobierno británico".

Gagarin, según se supo más tarde, tuvo suerte de sobrevivir a la misión, no por problemas en el espacio, sino porque su módulo de reentrada no se había desconectado correctamente del módulo orbital. Los cables no se cortaron correctamente y las dos naves giraron violentamente hasta que los cables cedieron. Solo después de eso, Gagarin pudo salir del módulo y regresar a la Tierra de manera segura.

"Puso a los políticos de alto nivel en el Reino Unido en una posición muy incómoda. Por un lado, querían reconocer el gran logro de la Unión Soviética, pero por otro lado no querían molestar a los aliados al otro lado del Atlántico”, explica Ellis.

El astronauta soviético en su visita a la India.
El astronauta soviético en su visita a la India.

En ese momento, el programa espacial estadounidense estaba luchando por ponerse al día. Al final, hubo un compromiso, la invitación para que Gagarin visitara el Reino Unido no provenía del gobierno británico, provenía de varios lugares, incluido el alcalde de Newcastle.

Aunque en ese momento Gagarin ya había visitado Praga en la entonces Checoslovaquia y la capital de Finlandia, Helsinki, Singh dice que la visita a Londres fue el pináculo porque "era el corazón del Occidente capitalista".

Las hazañas de Gagarin, y los logros soviéticos más amplios, son un "modelo de desarrollo" para muchas naciones nuevas

El siempre sonriente Gagarin era, recuerda Ellis, "un rostro mucho más atractivo para el comunismo. Gagarin es una figura realmente carismática. Encarna la Unión Soviética y el momento por el que está atravesando”. Cuando sus padres asisten a su desfile en la Plaza Roja, se les dice que se vistan con sencillez, lo que refuerza aún más el ideal de "carpintero a cosmonauta" que los altos mandos soviéticos desean presentar.

Esta glorificación de las humildes raíces de Gagarin es más profunda que una simple batalla de voluntades entre Oriente y Occidente, dice Ellis. La década de 1960 es un período de enorme cambio global, en el que muchas antiguas colonias finalmente lograron su independencia. Ellis apunta que las hazañas de Gagarin, y los logros soviéticos más amplios, son un "modelo de desarrollo" para muchas naciones nuevas.

"Los soviéticos esencialmente les están diciendo: 'Miren, hemos pasado por las mismas cosas que ustedes, estábamos atrasados ​​tecnológicamente y nos las arreglamos para seguir adelante y llegar al espacio en un corto período de tiempo'", explica.

Yuri Gagarin era una figura realmente carismática.
Yuri Gagarin era una figura realmente carismática.

El locuaz y siempre sonriente Gagarin era la cara pública tolerante de algo más imponente: una base técnica / industrial gigante capaz de diseñar y construir un cohete para enviar un humano al espacio.

La gira de Gagarin incluyó una escala en las Naciones Unidas en Nueva York (técnicamente no puso un pie en suelo estadounidense porque fue llevado del aeropuerto a la ONU en helicóptero) pero también visitó algunas naciones recientemente independientes, como India, Sri Lanka y Afganistán.

Gagarin y su deseo de volver al espacio

Posteriormente, Gagarin se convirtió en subdirector del nuevo Centro de Formación de Cosmonautas. La fama repentina y la presión de sus deberes diplomáticos pusieron a prueba su matrimonio; Hubo rumores de un problema con la bebida e infidelidades, incluido uno en el que Gagarin saltó por una ventana después de ser atrapado por su esposa en la cama con otra mujer.

Luego, se centró en ponerse lo suficientemente en forma para regresar al espacio. El primer cosmonauta fue piloto de reserva para la primera misión Soyuz en abril de 1967, que terminó en tragedia, matando al amigo de Gagarin, Vladimir Komarov.

En uno de estos vuelos, en marzo de 1968, murió Gagarin. En un incidente aún sumido en la conspiración y la controversia

Yuri Gagarin pasó sus últimos días registrando horas de vuelo para volver al espacio.
Yuri Gagarin pasó sus últimos días registrando horas de vuelo para volver al espacio.

Las autoridades soviéticas le prohibieron viajar al espacio, aunque Gagarin todavía insistía en registrar suficientes horas de vuelo en aviones a reacción para seguir siendo un instructor creíble. En uno de estos vuelos, en marzo de 1968, murió Gagarin. En un incidente aún sumido en la conspiración y la controversia. Su MiG-15 se estrelló en un bosque a las afueras de Moscú. Solo tenía 34 años.

"Cuando murió, todo empezó a ir mal para la Unión Soviética"

"Cuando murió, todo empezó a ir mal para la Unión Soviética", comenta Ellis. "Korolev muere. Tienes a los estadounidenses avanzando con el cohete Saturno 5 (que finalmente los lleva a la Luna). Saben que están en problemas".

"Está consagrado como un héroe", indica Ellis. "Cuando Neil Armstrong visita la Unión Soviética, se ve acosado por multitudes que están realmente complacidas de verlo. La NASA pensó que tal vez era porque Armstrong se parece un poco a Gagarin".

Neil Amstrong protagonizó la hazaña del Géminis VIII antes de ser el primer hombre en pisar la Luna.

Relacionado

La proeza que llevó a Neil Armstrong a la Luna

Primera huella de un astronauta en la Luna.

Relacionado

Astronautas en la Luna, historias que asombraron al mundo

Los mejores vídeos