Kulto, la plataforma que impulsa el consumo sostenible

La startup pone la tecnología al servicio de los pequeños agricultores. Gracias a esta plataforma los agricultores pueden mostrar su “huerto virtual” para que los consumidores de proximidad lo geolocalicen. La iniciativa está reservada solo para cultivos de producción ecológica,

Mundo Geo

Proyecto Kulto es una startup que pone la tecnología al servicio de los pequeños agricultores.
Proyecto Kulto es una startup que pone la tecnología al servicio de los pequeños agricultores.

Economía local – La labor de los agricultores es vital para el buen funcionamiento de la sociedad. Sin embargo, el sistema actual de consumo, basado en una larga cadena de intermediarios, hace que sus márgenes de beneficio sean mínimos. Los productos llegan así al usuario final con un precio seis veces mayor, dejando atrás un gran impacto ambiental en su distribución y con frecuencia bajos niveles de calidad.

Es en este contexto en el que nace Proyecto Kulto, una startup que pone la tecnología al servicio de los pequeños agricultores para apoyar el consumo de proximidad, reducir la huella de carbono e impulsar los alimentos ecológicos y la producción sostenible.

Gracias a esta plataforma, los agricultores pueden mostrar su “huerto virtual” para que los consumidores de proximidad lo geolocalicen y compren sus frutas y hortalizas de temporada de forma directa, sin intermediarios, y pagando por ellos un precio justo para el productor. La mercancía, seleccionada por el propio agricultor, se recibe en 24 horas. 

La iniciativa está reservada tan solo para cultivos de producción ecológica, que no utilizan pesticidas ni otras sustancias químicas destinadas a forzar su crecimiento o alargar la durabilidad de los productos. Además, las frutas y verduras se recogen en su punto óptimo de maduración, lo que garantiza su máxima calidad y sus propiedades naturales y hace que sean más saludables para el consumo.

Kulto cuenta ya con más de 320 clientes a los que ha repartido más de 5.200 kilos de frutas y verduras, principalmente en las comunidades de Madrid y Cantabria. Para evitar el impacto ambiental que toda distribución conlleva, el reparto de los productos de Kulto se realiza a través de empresas de mensajería como Correos o Celeris, y siempre aprovechando las rutas ya existentes.

www.proyectokulto.com