Expedición invernal al K2: Alpinismo, una ética de vida. Última crónica

Hace 30 días todo era alegría y confianza. Hoy concluimos las crónicas sobre de la Expedición invernal al K2 con un infortunio. Durante estas semanas, el enfoque periodístico de nuestro colaborador Pedro Gil, compartido por GEO, no fue informar de un nuevo intento de hacer cumbre invernal en el K2, sino narrar la expedición de Sergi Mingote. Y así se hizo. Una decisión emocional que ahora pasa factura.

Pedro Gil

El alpinista Sergi Mingote junto al cronista de GEO Pedro Gil, narrador de la expedición invernal al K2.
El alpinista Sergi Mingote junto al cronista de GEO Pedro Gil, narrador de la expedición invernal al K2.

Esta es una crónica de agradecimiento y despedida. La última. Dudé si escribirla. Hace 30 días todo era alegría y confianza. Concluimos con un infortunio. Y esto es así porque mi propósito no era el de informar de un intento de cumbre invernal al K2. Mi objetivo era narrar la expedición de Sergi Mingote y así se lo propuse a GEO, que lo aceptó. Esta decisión anudó un lazo emocional que ahora pasa factura.

El 18 de diciembre, un día antes de su partida, Sergi estaba inquieto acerca del seguimiento informativo y me envió un mensaje de voz. Estoy viendo su mensaje y mi respuesta: “No seas ‘alcalde’. Tú eres nuestros ojos y oídos en el K2 y hablamos de la expedición de Sergi”. No resulta fácil seguir…

He agradecido, en mi nombre y en el de GEO, a todas aquellas personas, reconocidos y reputados profesionales, que han colaborado de manera desinteresada y con entusiasmo para intentar que este trabajo acercase a los lectores, con rigor y conocimiento, una práctica deportiva tan autentica como desconocida

He afirmado que dudé en escribir esta última crónica, pero de todos los que han colaborado podía despedirme con un mensaje o una llamada. Menos de Miriam, la mujer de Sergi. Tenía que hacerlo aquí. Ella fue la encargada de compartir todos los días, con algunos medios de comunicación, esas notas que enviaba Sergi, en las que contaba sus sensaciones e informaba de la frecuencia con la que latía su corazón. Con Miriam tuve alguna controversia por la que me disculpo. Te agradezco tu trabajo y te acompaño en el sentimiento querida Miriam.

La omnipotencia aparente de la naturaleza

El alpinismo es Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, así lo declaró la Unesco en diciembre de 2019. En el informe de candidatura que presentaron Francia, Italia y Suiza se puede leer: “El alpinismo es similar a una ética de vida. Trae sentimientos profundos de satisfacción cuando se enfrenta con el potencial para resolver problemas planteados por los elementos naturales, y emociones estéticas e incluso espirituales intensas, en la relación que los practicantes tienen con un elemento natural que va más allá del entendimiento humano.”

Es difícil explicar tanta fascinación ante lo que no dejan de ser moles de hielo y roca. La fuerza vital que los alpinistas sentimos cuando te presentas ante lo sublime y “descubrimos en nosotros mismos un poder de resistencia de tal especie, que nos da el valor de medir nuestras fuerzas con la omnipotencia aparente de la naturaleza.” A sabiendas que podemos perder la vida en el envite.

Por eso no es fácil informar o narrar una gesta montañera sin caer en amarillismos, en fomentar rencillas o polémicas estériles. Tiene que darse un doble compromiso: el de quien escribe y el del medio que publica y GEO asumió el compromiso de hacer una publicación rigurosa.

Escribir sobre una expedición invernal a un ochomil es muy distinto a hacerlo de un partido del Athletic. Aquí no hay rivalidades, ni es noticia un “supuesto caos” cuya realidad se desconoce a miles de kilómetros de distancia. Esto es alpinismo de primer nivel. No es fácil entenderlo.

Hace un par de años, en una conversación con Carlos Soria, le propuse hacer un seguimiento de uno de sus intentos al Dhaulagiri. Me contestó que no le gustaban esos titulares de “montaña asesina” y cosas así. Relacionar alpinismo con muerte. Le intenté explicar que yo escribía los textos, pero no ponía los titulares. Es más: el titular, en muchas ocasiones, te lo “impone” el Google Analytics. Carlos tenía razón.

Sirva este recuerdo para agradecer a GEO no solo haber apoyado la cobertura de esta expedición, sino también respetar la dignidad del alpinismo.

#K2winterexpedition2021

http://racetracker.es/rt/K2WinterExpedition2021

Los mejores vídeos