Expedición invernal al K2. Día 24. Carlos Garranzo se retira. De las tiendas de altura nada se sabe

La aventura concluye para Carlos Garranzo. El frío extremo y la altitud no le han permitido recuperarse de sus dolencias. Por su parte, Sergi Mingote y Juan Pablo Mohr, después de sopesar y retrasar la decisión, intentaran en el día de hoy ascender al C1 y posteriormente al C2 para realizar la segunda ronda de aclimatación.

Pedro Gil

Carlos Garranzo y Sergi Mingote cenando en el Campo Base hace unos días
Carlos Garranzo y Sergi Mingote cenando en el Campo Base hace unos días

El martes 12 de enero nos confirmaban que la aventura del K2 invernal había concluido para Carlos Garranzo. No por menos esperada, la noticia ha afectado a todos los que seguimos con interés esta expedición. Recuperarse en las condiciones de dureza extrema que se soportan en el Campo Base del K2 no es tarea fácil. Como publicábamos en la crónica del día 23, la mera permanencia en altitud y con frío extremo debilita el organismo.  

“Carlos ha pasado muy mala noche. La deshidratación por el largo periodo de vómitos que sufrió y las duras condiciones del lugar donde se encuentra, debido a la altitud y el frío extremo, han hecho imposible que se recupere. Cuando todo parecía ir bien, la pasada madrugada ha presentado síntomas de una posible complicación renal que desaconsejan su permanencia en el CB, por lo que se han iniciado los trámites para que pueda ser evacuado, dado que no puede ser tratado allí y su permanencia tan solo podría agravar la situación.” Con este comunicado se informaba de la retirada de Garranzo.

Por su parte, Sergi Mingote y Juan Pablo Mohr, después de sopesar y retrasar la decisión, intentaran en el día de hoy ascender al C1 y posteriormente al C2 para realizar la segunda ronda de aclimatación.

¿Qué ha pasado con las tiendas instaladas en los campos de altura?

A primera hora de la mañana de ayer, 12 de enero, Sergi informaba de que se habían roto las tiendas, pero los depósitos habían aguantado. Sin embargo, otras informaciones de su equipo de comunicación mantenían lo contrario, insistiendo en que se había actuado correctamente.

En la comunidad montañera se había producido una cierta perplejidad al conocer que las tiendas se habían dejado instaladas. En cualquier caso, seguramente Seven Summit haya previsto estos y otros contratiempos y disponga de material de repuesto.

Las tiendas de altura son un componente fundamental del equipo. Sin ellas no es posible atacar una cumbre y asegurar refugio en el descenso. No sobrevivirías ni una noche a 7.000 metros en el K2 invernal.

La que llevaba Sergi Mingote —decimos ‘llevaba’ porque desconocemos si ha soportado el embate de viento— es el modelo Samaya ASSAUT2 8K. Está construida con una fibra de alta tecnología, Dyneema® que es 15 veces más fuerte que el acero. Consigue una alta resistencia con un material muy ligero. Con una superficie de 2,5 metros cuadrados, tiene capacidad para dos personas. Pesa 1.560 gramos.

Samaya como la instalada por Sergi en C2  y tienda en C4 expedicion italiana de 1954
Samaya como la instalada por Sergi en C2 y tienda en C4 expedicion italiana de 1954.

Evolución de la tecnología aplicada al material de montaña

Para hacerse una idea de esta evolución basta comparar las características, y sobre todo el peso, de la tiendas de altura que se utilizaron en la expedición italiana que conquistó el K2 en 1954: la estructura de Samaya pesa un kilo y medio frente a los casi 7 kilos que portearon hasta los campos de altura en aquella aventura. Algodón y nailon han dado paso a fibras futuristas.

 “Las tiendas se hicieron especialmente siguiendo las líneas de las utilizadas por los suizos y los británicos en el Everest. El primer modelo se había utilizado durante la expedición preparatoria de 1953, y después de ese experimento se había mejorado sobre la base de las experiencias del campamento del Piccolo Cervino, donde la temperatura había permanecido muy baja. Por ejemplo, para el revestimiento interior de las carpas se utilizan varios materiales diferentes, como algodón, lana, seda y nailon”, se recoge en el Informe “The 1954 italian expedition to the Karakorum and the conquest of K2”, del profesor Ardito Desio.

¿Qué características tenían las que se llevaron al Everest en 1953? “La única novedad de estas tiendas era la tela empleada. Esta, que era un tejido de algodón y nylon, tratado con “Mystolen”, había demostrado ser excepcionalmente fuerte y resistente al viento, así como ligera. Estas tiendas normales “Meade” pesaban unos 6.700 gramos”, explica Sir John Hunt en su obra “La ascensión al Everest”.

Tienda de altura en el C2
LA ENCUESTA Tras perder las tiendas de altura, ¿crees que Sergi Mingote logrará hacer cumbre?

#K2winterexpedition2021

http://racetracker.es/rt/K2WinterExpedition2021

Suscríbete a GEO y sigue día a día la expedición invernal al K2: https://bit.ly/3pfDdjY

Los mejores vídeos