10 curiosidades sobre la tabla periódica de los elementos

“Hidrógeno, litio, sodio, potasio...” ¿Cuántas veces de estudiante has repetido esto? Es la tabla periódica de los elementos, uno de los iconos de la ciencia más útiles y fácilmente reconocibles, en el que se resume una enorme cantidad de información de interés para el estudio de la Química, la Biología, la Física, la Geología y la Medicina. Hoy queremos hacerla más amena con una recopilación de las 10 curiosidades de este poderoso instrumento cuya primera propuesta es obra de Dmitri Mendeléiev.

La tabla periódica contiene actualmente 118 elementos. Foto: IStock
La tabla periódica contiene actualmente 118 elementos. Foto: IStock

La tabla periódica, creada por Dmitri Mendeleev en 1869, contiene hoy 118 elementos, confirmados por la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC), y se encuentran distribuidos en 7 filas horizontales llamadas periodos y 18 columnas verticales, conocidas como grupos. Entre estos se encuentran 94 que existen en la naturaleza y 24 elementos totalmente sintéticos, es decir, han sido creados en el laboratorio de manera artificial. Su evolución hasta hoy está plagada de anécdota, repasamos algunas de ellas.

1 Padre de la tabla periódica de elementos y del vodka

La creación de la tabla periódica de Dmitri Mendeleev ayudó a marcar el comienzo de la era dorada de la química. Sin embargo, al padre de la Tabla Periódica de los Elementos, también se le considera el autor del vodka, tal y como lo conocemos. Así, el científico ruso afirmó que la proporción ideal de agua/alcohol para el vodka era de 40 º (un grado inferior o superior influiría al estómago del bebedor igual de mal). En 1894, el gobierno ruso certificó el vodka "Mendeleyevskaya" que recibió el nombre de "Moskovskaya Especial".

Dmitri Ivánovich Mendeléyev, padre de la tabla periódica.
Dmitri Ivánovich Mendeléyev, padre de la tabla periódica. Foto: IStock.

2 La tabla periódica más antigua que se conoce

Mientras ordenaba un viejo depósito en su universidad en 2014, la de St Andrews (Escocia), en el que se habían almacenado viejos equipos de laboratorio y otros materiales, el profesor de química Alan Aitken halló un documento enrollado que resultó ser un tesoro de la Ciencia: una tabla periódica de clase de 1885, la más antigua conocida en el mundo. En 2019, fue completamente restaurada y exhibida al público.

La tabla periódica de los elementos hallada en Escocia.
La tabla periódica de los elementos hallada en Escocia.

3 Cuatro elementos descubiertos por españoles

El Tugsteno o wolframio (W), el platino (Pt) y el vanadio (V) son elementos descubiertos por españoles.

En 1748, el naturalista y militar Antonio de Ulloa y de la Torre Giral descubrió el platino en América, en la provincia de Esmeraldas (Ecuador). Años más tarde, en 1783, fueron los hermanos Juan José y Fausto de Elhuyar en el Real Seminario de Vergara (Guipúzcoa), quienes aislaron el tungsteno.

En 1748, el naturalista y militar Antonio de Ulloa y de la Torre Giral descubrió el platino en América, en la provincia de Esmeraldas (Ecuador)

Por último, en 1801 el científico hispano-mexicano Andrés Manuel del Río Fernández encontró el elemento 23 de la tabla periódica en una mina de plomo mejicana. Lo llamó eritronio por tornarse rojizo al calentarse. Sin embargo, se pensó que su descubrimiento era erróneo.

Tres décadas más tarde, en 1830, el químico sueco Nils Gabriel Sefström redescubrió el elemento y lo denominó vanadio en honor a la diosa de la belleza Vanadis de la mitología escandinava. Al año siguiente, su colega alemán Friedrich Wöhler confirmó que se trataba del mismo elemento que ya había encontrado Del Río.

4 El papel de las mujeres en la tabla periódica de los elementos

La más conocida de las mujeres que descubrieron algún elemento de la tabla periódica fue Marie Curie, científica polaca nacionalizada francesa que recibió un premio Nobel en 1903 (de Física) y otro en 1911 (de Química) por el descubrimiento del radio (Ra) y el polonio (Po), pero hay más. Las físicas austriacas Berta Karlik y Lise Meitner descubrieron, respectivamente, el astato (At) y, en colaboración con otros investigadores, un isótopo del protactinio (Pa). Por su parte, la química y física alemana Ida Noddack identificó el renio (Re) y la física francesa Marguerite Perey descubrió el francio (Fr).

Las físicas austriacas Berta Karlik y Lise Meitner descubrieron, respectivamente, el astato (At) y, en colaboración con otros investigadores, un isótopo del protactinio (Pa).
Las físicas austriacas Berta Karlik y Lise Meitner descubrieron, respectivamente, el astato (At) y, en colaboración con otros investigadores, un isótopo del protactinio (Pa).

5 Una aldea sueca da nombre a cuatro elementos

Muchos elementos químicos deben su nombre a lugares geográficos. Sus descubridores quisieron inmortalizar de alguna manera su procedencia en la tabla periódica. Ahí están el francio, el germanio, el polonio, el americio, el europio, el californio… Pero a ningún lugar en el mundo le cabe tanto honor como el de la aldea sueca de Ytterby, que ha dado su nombre a nada menos que cuatro

Una imagen de la isla sueca que da nombre a cuatro elementos.
Una imagen de la isla sueca que da nombre a cuatro elementos.

lementos, el iterbio, el terbio, el erbio y el itrio y, además, ha sido el origen del descubrimiento del resto de los lantánidos más el escandio y el itrio.

6 Un hueco para la reivindicación política

La reivindicación política también tiene su papel en la tabla periódica de los elementos. Con el nombre de polonio, los esposos Curie quisieron reivindicar la libertad y la independencia del país de origen de Marie Curie, sometido y dominado desde finales del siglo XVIII por las grandes potencias de aquella época: Austria, Prusia y la Rusia zarista.

Con el nombre de polonio, los esposos Curie quisieron reivindicar la libertad y la independencia del país de origen de Marie Curie

7 Gases nobles y música

El científico escocés William Ramsay, ganador del Premio Nobel de Química en 1904, descubrió los gases nobles helio, neón, criptón, xenón y argón y y determinó su situación en la tabla periódica de los elementos. Gracias a esto, fue considerado por muchos como el mayor descubridor químico de su tiempo. Pero, ésta no es la única materia que dominaba. Como aficionado a la arqueología, en 1883 descubrió cerca de Éfeso, en Turquía, el Epitafio de Saikilos (o también llamado Epitafio de Sícilo), con la inscripción conocida más antigua de una composición musical completa.

8 Einstein tiene su propio elemento

El científico más famoso del siglo XX, autor de la teoría de la relatividad, premio Nobel de Física en 1921. Albert Einstein, tiene un elemento dedicado a él: el einsteinio (símbolo Es), cuyo número atómico es 99. Fue descubierto en 1952 como subproducto de la primera explosión de la bomba de hidrógeno. Se obtuvo en el Ciclotrón de Berkeley bombardeando el uranio 238 con átomos de nitrógeno. Produce radiación, pero hasta la fecha no se le ha encontrado ninguna aplicación práctica.

Otros científicos que tienen un elemento a su nombre son Niels Bohr (el bohrio, 107), los Curie (curio, 97) y Enrico Fermi, en cuyo honor se bautizó el fermio (100).

9 Los recién llegados

El mundo científico dio la bienvenida al 2016 con cuatro nuevos miembros en la tabla periódica, de tal manera que la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) confirmó que los elementos 113, 115, 117 y 118 completarían la séptima fila de la icónica tabla.

Estos cuatro nuevos elementos, considerados elementos químicos superpesados, fueron descubiertos por científicos rusos, japoneses y norteamericanos

Estos cuatro nuevos elementos, considerados elementos químicos superpesados, fueron descubiertos por científicos rusos, japoneses y norteamericanos.  El elemento 113 lleva el nombre de Nihonio. Al ser descubierto por el Instituto Riken japonés. Hace referencia al origen nipón de sus investigadores, ya que ‘nihonio’ significa “la tierra del sol naciente”. El símbolo es NH.

Por su parte, el elemento 115 fue denominado Moscovio, en homenaje a los científicos de la región de Dubna, situada en Moscú, por su labor en el descubrimiento en colaboración con científicos norteamericanos. Su abreviatura es MC.

El Tenesio es el elemento 117 y con su nombre se reconoce la labor del Oak Ridge, un laboratorio que se encuentra en Tennessee, y que lleva como símbolo el TS.

Por último, el elemento 118 corresponde al Oganeso. Éste último rinde tributo a un científico en particular, el físico ruso Yuri Oganessian, que ha contribuido enormemente al descubrimiento de varios elementos superpesados.

10 La tabla periódica del coronavirus

Hay miles de tablas periódica dedicadas a los temas más diversos. Existe una dedicada a las mujeres científicas, otras a la ortografía, a los agujeros negros, a los tipos de cerveza, al sexo y hasta a los dibujos animados, a lo postres y a los cupcakes.

La tabla periódica del coronavirus.
La tabla periódica del coronavirus.

La más reciente de ellas es la creada por Jamie, una escritora y diseñadora gráfica con sede en Cincinnati, que en marzo de este año presentó "La tabla periódica del coronavirus, elementos de un año que nunca olvidaremos".  Solo hay que echarle un pequeño vistazo, para darse cuenta de lo apropiada que es la propuesta.

Archivado en:

Nuestros destacados