Bloody Mary, la mujer detrás del espejo

La mujer detrás de la terrible historia de Bloody Mary, el conocido juego de miedo de los adolescentes, parece que tiene su origen en una figura real: María I, la reina de Inglaterra que quiso imponer el Catolicismo en el siglo XVI.

Vicente Alcaíde

María Tudor fue conocida como Bloody Mary.
María Tudor fue conocida como Bloody Mary.

De pie en un baño oscuro, iluminado por una sola vela, simplemente te miras en el espejo y cantas su nombre tres veces: Bloody Mary. Entonces se dice que aparece un fantasma, a veces sosteniendo a un bebé muerto, otras veces prometiendo ir tras el tuyo. Detrás de este juego muy habitual entre los adolescentes, existe una leyenda que asegura que la mujer detrás del espejo era una figura real: la reina María Tudor.

María I, nacida el 18 de febrero de 1516, también conocida como María Tudor, fue la reina de Inglaterra e Irlanda desde julio de 1553 hasta su muerte, el 17 de noviembre de 1558. Hija única de Enrique VIII y su primera esposa, Catalina de Aragón, sobrevivió a la infancia en el Palacio de Placentia, después de muchos abortos espontáneos por parte de su madre.

Enrique VIII, padre de María Tudor.
Enrique VIII, padre de María Tudor. Imagen: IStock.

Los primeros años de Mary fueron caóticos, ya que los frecuentes nuevos casamientos de su padre amenazaban tanto su derecho al trono como su propia supervivencia. La búsqueda por parte del rey de un heredero masculino lo llevó a su ruptura con la Iglesia Católica Romana, y la robusta fe de María la puso en desacuerdo con la Iglesia Protestante de Inglaterra, creada y practicada por su padre.

María se convirtió en reina en 1553, y sus esfuerzos por restaurar el catolicismo romano en Inglaterra le valieron el apodo de "Bloody Mary"

 Ese choque llegó a un punto crítico cuando María se convirtió en reina en 1553, y sus esfuerzos por restaurar el catolicismo romano en Inglaterra le valieron el apodo de "Bloody Mary". Cientos de protestantes fueron quemados en la hoguera como herejes y cientos más fueron ejecutados, a raíz de una rebelión protestante fallida dirigida por Sir Thomas Wyatt el Joven .

María Tudos y su esposo, Feipe II
María Tudor y su esposo, Felipe II.

María, que sufría una serie de enfermedades, murió en 1558 a la edad de 42 años, después de haber gobernado tan solo cinco años.

La contribución más duradera de Mary a la historia sería su apodo desafortunado (aunque algo justificado). Según algunas fuentes, la bebida elaborada a base de vodka y jugo de tomate, que a menudo se promociona como una cura para la resaca, deriva su nombre de ella, aunque esto es muy discutido.

Algunos apuntan que la bebida Bloody Mary debe su nombre a María Tudor.
Algunos apuntan que la bebida Bloody Mary debe su nombre a María Tudor.

Sin embargo, no hay nada que sugiera que las acciones o desgracias de Mary Tudor hubieran inspirado una eterna malicia hacia los participantes de este tipo de pijamadas

De origen aún más turbio es la historia de fantasmas de la infancia de la que hablamos y que sugiere que la repetición de las palabras "Bloody Mary" en un espejo hará que aparezca una aparición repugnante. Sin embargo, no hay nada que sugiera que las acciones o desgracias de Mary Tudor hubieran inspirado una eterna malicia hacia los participantes de este tipo de pijamadas.

Otra posibilidad sobre el origen de esta leyenda, se encuentra en una bruja llamada Mary Worth que, según la tradición local, vivió en Old Wagon Road en Chicago durante la Guerra Civil. Se dice que solía secuestrar esclavos fugitivos y mantenerlos encadenados en su granero, haciendo quién sabe qué con ellos en sus oscuros rituales.

 

Los mejores vídeos