Epitafios divertidos e inolvidables

¿Epitafios divertidos? Existen. Muchas personas, algunas de ellas muy famosas, han elegido una frase o un texto que recuerdan en su lápida su sentido de humor. Os dejamos algunos de ellos.

Vicente Alcaíde

El epitafio de Billy Wilder dice: "Soy un escritor, pero nadie es perfecto".
El epitafio de Billy Wilder dice: "Soy un escritor, pero nadie es perfecto".

El epitafio es una inscripción que se pone sobre un sepulcro o nicho, o bien sobre una lápida o lámina junto al enterramiento. Son grabados que recogen los datos y alguna dedicatoria en memoria de la persona fallecida.

Muchas personas fallecidas han querido ser recordadas por su sentido de humor. De tal manera que, en estos epitafios, la risa aparece como un elemento central, tratando la muerte -y por lo tanto la vida- de manera jocosa o humorística.

Las lápidas siempre cuentan una historia y, a veces, resulta ser muy graciosa

La revista Reader’s Digest se ha encargado de recopilar algunos de los epitafios más originales y divertidos. Hoy presentamos una selección de éstos. Y es que las lápidas siempre cuentan una historia y, a veces, resulta ser muy graciosa.

Eso es todo amigos

Lápida de Mel Blanc, quien prestó su voz a Bugs Bunny.
Lápida de Mel Blanc, quien prestó su voz a Bugs Bunny.

El gran artista de voz en off Mel Blanc, quien prestó su voz a Bugs Bunny, Woody Woodpecker, Daffy Duck, Porky Pig, Tweety Pie, Sylvester y muchos otros personajes de dibujos animados populares, también fue la voz del omnipresente sello de Looney Tunes, "The-the o el eso es todo amigos ".

No solo dice "Eso es todo" entre comillas, sino que también se refiere a Blanc como el "hombre de mil voces", así como un "amado esposo y padre"

Cuando Blanc murió en 1989, su familia se aseguró de que todas las generaciones futuras que se encontraran con su lápida supieran exactamente por qué era famoso en la vida. No solo dice "Eso es todo" entre comillas, sino que también se refiere a Blanc como el "hombre de mil voces", así como un "amado esposo y padre".

Te lo dije

En Princeton, Nueva Jersey, se encuentra la lápida de William H. Hahn Jr. Nació en 1905 y murió en 1980, y se cree que él mismo ordenó su lápida una o dos semanas antes de su fallecimiento. Con su frase simple y directa, "Te dije que estaba enfermo", da la clara impresión de que Hahn pudo haber sido un tipo cascarrabias, aunque con un sentido del humor bastante bueno.

Jack Lemmon en…

Lápida del gran actor Jack Lemmon.
Lápida del gran actor Jack Lemmon.

Aparentemente, no fue suficiente que el actor Jack Lemmon (1925-2001) dejara un legado de más de 50 películas, ocho nominaciones y dos premios Oscar. Parece que él, o su amada familia, deseaba dejar atrás una lápida original. De hecho, ni siquiera lleva un título. Simplemente dice, "Jack Lemmon en ..." y deja el espacio en blanco para que lo llenen las generaciones futuras.

Un giro perfecto de frase

El ocho veces ganador del Oscar Billy Wilder (1906-2002), quien escribió el guión y dirigió a Jack Lemmon en Some Like It Hot, no era solo un tipo divertido. También fue la mente genial como director detrás del clásico del cine negro Double Indemnity y el escritor de más de 80 guiones producidos para cine y televisión. Pero parece que quería ser recordado principalmente como un tipo divertido

Su epitafio, que dice: "Soy un escritor, pero nadie es perfecto", es un guiño a la última línea hilarantemente irónica de Some Like It Hot.

La broma sigue viva

Todos los comediantes tienen sus chistes favoritos y Leslie Nielsen no fue la excepción. Pero su lápida es tan acertada que la gente pensó que no podía ser real.

En su lápida, debajo de su nombre están las palabras, "Let'er rip", una frase que es un juego de palabra que significa algo así como "déjalo salir" o "tirate un pedo"

La lápida muy acertada del comediante Leslie Nielsen. (2)
La lápida muy acertada del comediante Leslie Nielsen.

Nielsen famoso por sus papeles en las películas Airplane y Naked Gun, tenía tanta predilección por las bromas sobre pedos que juró que se las llevaría a la tumba. Y así fue. En su lápida, debajo de su nombre están las palabras, "Let'er rip", una frase que es un juego de palabra que significa algo así como "déjalo salir" o "tirate un pedo".

Uno de los hombres más divertidos de los que nunca has oído hablar

Warren Wesley Berkenbile no era uno de los hombres divertidos más famosos de la zona, pero era uno de los hombres más divertidos de Davenport, Iowa ... o eso le gustaría que creyeras. En la parte posterior de su lápida, que comparte con su esposa, Marie, quien falleció antes que él en 1985, está escrito: “Aquí yace uno de los hombres más divertidos que existen. Es gracioso que le hayan dejado vivir tanto tiempo ".

Humor negro

Claramente, Frances Eileen Thatcher era muy querida por su familia y amigos, quienes escribieron sobre su “hermoso corazón” en su obituario de 2006.

Lo que no mencionaron fue su sentido del humor, que debe deducirse de la inscripción en la parte posterior de su lápida, "Maldita sea, está oscuro aquí"

Lo que no mencionaron fue su sentido del humor, que debe deducirse de la inscripción en la parte posterior de su lápida, "Maldita sea, está oscuro aquí". Por cierto, la ciencia muestra que, si amas el humor negro, es posible que seas un genio.

Fecha de caducidad

Barbara Sue Manire tiene un arquímetro en su lápida.
Barbara Sue Manire tiene un arquímetro en su lápida.

Cuando Barbara Sue Manire “expiró” en su 64 cumpleaños en 2005, sus hijos se aseguraron de que su legado de humor perdurara en forma de parquímetro con un “límite de tiempo de 64 años”. Aparentemente, también era lo que quería Barbara.

Un dentista con sentido del humor

Tanto John Denby como su hijo, Maurice, eran dentistas. Cuando John, nacido en 1870, falleció en 1927, su lápida estaba inscrita con la frase: "Estoy llenando mi última cavidad". Cuando Maurice falleció en 1964, se agregó "Yo también" a la piedra.

La última palabra

Cuando el autor Edward Paul Abbey murió en 1989, había publicado 19 libros. A pesar de que Abbey era un hombre de muchas palabras, su epitafio dice simplemente: "Sin comentarios".

La broma es para nosotros

Lo que es más difícil de entender es por qué, resulta que no es aquí donde yace el cuerpo de John Renie.
Lo que es más difícil de entender es por qué, resulta que no es aquí donde yace el cuerpo de John Renie.

En 1832, un galés de 33 años murió, dejando atrás una esposa, dos hijos y un misterio: ¿Cómo se llamaba el hombre? Donde su nombre debería haber estado en su lápida, hay un crucigrama críptico de 285 letras que se dice que él mismo diseñó. El criptograma, en sí mismo, no es particularmente difícil de descifrar. Si trazas las letras, verás que no importa en qué dirección vayas, el mensaje es el mismo: aquí yace John Renie, algo que es falso.

Epitafios divertidos de famosos y anónimos

A estos epitafios que hemos seleccionado se unen muchos otros, como el del escritor Jean-Baptiste Poquelin, conocido por su nombre artístico Molière: “Aquí yace Molière, el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien”; o el del gran compositor Johann Sebastian Bach: “Desde aquí no se me ocurre ninguna fuga”.

Los cementerios están repletos de epitafios divertidos de personas anónimas, como “Aquí yace mi mujer, fría como siempre”, “Estoy aquí en contra de mi voluntad”, “Game over”, “Estos días se me están haciendo eternos”

Como hemos visto más arriba, lo actores de Hollywood también han demostrado gran sentido del humor en sus lápidas. Así, en la de Buster Keaton, se puede leer “The End”; en el de John Wayne aparece “Feo, fuerte y formal” y en el de la divina Marlene Dietrich: “Estoy aquí, en el último escalón de mi vida.”.

Lápida de John Wayne, donde aparece Feo, fuerte y formal.
Lápida de John Wayne, donde aparece: Feo, fuerte y formal.

Por último, los cementerios están repletos de epitafios divertidos de personas anónimas, como “Aquí yace mi mujer, fría como siempre”, “Estoy aquí en contra de mi voluntad”, “Game over”, “Estos días se me están haciendo eternos”, “Después de que el difunto probara muchas dietas milagro, encontró la que mejor le funcionó”, “Que conste que yo no quería”, “Con amor de todos tus hijos, menos Ricardo que no dio nada”.

Archivado en:

Los mejores vídeos