Los últimos de Filipinas: doce datos sobre esta increíble hazaña

Los últimos de Filipinas fueron un destacamento de 50 soldados españoles, que resistió durante casi un año en una iglesia, sin saber que la guerra con este país ya había terminado. Repasamos 12 datos sobre este acontecimiento histórico.

Vicente Alcaíde

Imagen de grupo de Los últimos de Filipinas.
Imagen de grupo de Los últimos de Filipinas.

En 1898, Estados Unidos declaró la guerra a España bajo pretexto de un atentado contra el acorazado Maine, atracado en La Habana el 15 de febrero de aquel año. Al final del conflicto, España fue derrotada y sus principales resultados fueron la pérdida de la isla de Cuba (quedó bajo tutela de Estados Unidos), así como de Puerto Rico, Filipinas y Guam, que pasaron a ser dependencias coloniales de Estados Unidos. Sin embargo, un grupo de fieles soldados siguieron defendiendo su posición en una pequeña iglesia de Baler, en la isla filipina de Luzón, aun acabado el conflicto.

Consiguieron mantener su posición durante 337 días en condiciones verdaderamente infrahumanas, escribiendo lo que constituye una de las páginas más brillantes de la historia militar de España

A pesar del terrible fuego de cañón y fusilería al que fueron sometidos y sin posibilidad de reponer víveres, estos cincuenta soldados afrontaron valerosamente el asedio plantando cara al enemigo, al hambre y a la enfermedad.

Todo ocurrió en una pequeña isla de Filipinas
Todo ocurrió en una pequeña isla de Filipinas. Foto: IStock.

Desoyendo las múltiples intimaciones de rendición del enemigo y a los comisionados que les ordenaban abandonar su inútil resistencia, consiguieron mantener su posición durante 337 días en condiciones verdaderamente infrahumanas..

Hoy repasamos algunos datos sobre la también llamada gesta de Baler.

1 El tratado de paz ya estaba firmado

Solo unos días antes del encierro, el 10 de diciembre, el Gobierno español había firmado en París un tratado de paz por el que traspasaba a Estados Unidos el control de sus últimas colonias.

2 La lista de alimentos

Según documentación de la época, la lista de alimentos con los que contaban en el momento de atrincherarse en la iglesia era:  Raciones de campaña, 7500; sacos con 500 kg de garbanzos, 20; cajas con 440 ídem de tocino, 22; sacos con 375 ídem de habichuelas, 15; cajas con 5.000 latas de sardinas, 50; cajas con 75 litros de aceite de oliva, 2; sacos con 500 kilos de arroz de 1ª, 20; latas con 75 ídem de café, 5; cajas de 161 ídem de azúcar, 7; cajas de 50 raciones de galletas equivalentes a 2.500 raciones, 50; Saquetes con 2.507 kg de harina, 109.

3 Salida de la iglesia

Iglesia del sitio de Baler, donde se atrincheraron los soldados españoles.
Iglesia del sitio de Baler, donde se atrincheraron los soldados españoles.

El 14 de diciembre, el cabo José Olivares, al frente de un grupo de diez hombres, organizó una salida fuera de la iglesia y, pillando desprevenido al enemigo, prendieron fuego a más de cien casas y destruyeron las trincheras enemigas más próximas al templo, logrando así despejar un área de doscientos metros alrededor del mismo.

4 Un total de 33 supervivientes

Cuando se convencieron de la realidad y se rindieron, quedaban 33 supervivientes, ya que dos oficiales, un fraile y doce soldados murieron por enfermedades como el beriberi -por la falta de vitamina B-, otros dos militares cayeron por balas enemigas, dos fueron ejecutados por desobediencia y seis habían desertado.

5 No fueron considerados prisioneros de guerra

En la mañana de aquel 2 de junio de 1899, el soldado encargado hizo sonar su corneta y una bandera blanca anunció a los sitiadores la voluntad del destacamento español de rendirse, lo que se plasmaría, pocas horas después, en un acuerdo por el que las fuerzas filipinas, al frente de las cuales se encontraba el coronel Simón Tecson, se comprometían a entregar a aquellos hombres a las autoridades españolas, sin considerarlos prisioneros de guerra.

6 El decreto de Tarlac

El primer presidente de la Filipinas independiente, Emilio Aguinaldo, emitió el 30 de junio de ese año el conocido como decreto de Tarlac, en el que exaltó la resistencia heroica de los conocidos como "los últimos de Filipinas", a los que recibió en Manila y a quienes les entregó un salvoconducto para regresar a España.

"Una epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo"

Aguinaldo ordenó tratar a los rendidos "no como prisioneros, sino como amigos" por haber protagonizado una "epopeya tan gloriosa y tan propia del legendario valor de los hijos del Cid y de Pelayo", según el texto del decreto.

7 Los soldados llegaron a Barcelona el 1 de septiembre de 1899, el teniente Cerezo fue condecorado con la Laureada de San Fernando. Las esposas de los fallecidos de las Morenas y Fossi se le concedió una buena pensión anual. A los soldados el estado les dio una cantidad irrisoria de dinero, muriendo algunos como mendigos, y llegando otros a la guerra civil, incluso siendo víctimas de ésta.

8  “El sitio de Baler. Notas y recuerdos”

El teniente Saturnino Martín Cerezo, quien asumió el mando del destacamento tras la muerte del capitán Enrique de las Morena y del teniente Alonso Zayas,  plasmó sus recuerdos en 1904 en el libro “El sitio de Baler. Notas y recuerdos”, que con los años se convirtió en una obra de referencia en las academias militares de España y Estados Unidos.

9 Azorín y Los últimos de Filipinas

En palabras de Azorín, fue “la página más brillante que desde Numancia, sí, desde Numancia, ha escrito el heroísmo español.”

10 Los últimos de Filipinas en el cine y la literatura

Imagen de la película de 1945 los últimos de filipinas
Imagen de la película de 1945 Los últimos de Filipinas.

Los hechos fueron llevados tanto a la literatura como al cine o a la televisión. Algunos ejemplos son: libros, como El sitio de Baler (1904) del propio teniente Martín Cerezo, Esclavos del Honor (2017) de Raúl Borrás San León, Morir bajo tu cielo (2014) de Juan Manuel de Prada o Los últimos de Filipinas (2016) de Miguel Leiva.

En cuanto a las películas están Los últimos de Filipinas (1945) de Antonio Román, 1898: Los últimos de Filipinas (2016) de Salvador Calvo o Baler (2008), producción filipina dirigida por Mark Meily; y capítulos de series como El Ministerio del Tiempo (2015-2020) de Pablo y Javier Olivares, cuya segunda temporada goza de dos episodios (7 y 8) dedicados al sitio de Baler: Tiempo de valientes I y Tiempo de valientes II.

11 Otros últimos de Filipinas

Existieron otros “últimos de Filipinas”, aquellos que, tras el sitio, permanecieron en el país asiático, se integraron y tuvieron descendencia para, en 1945, ser quemados, acribillados y acuchillados en grupo por los japoneses durante la llamada Masacre de Manila.

12 Homenaje de Madrid a los últimos de Filipinas

Monumento a Los últimos de Filipinas en Madrid
Monumento a Los últimos de Filipinas en Madrid.

El 13 de enero de 2020 quedaba inaugurado en la plaza Conde del Valle de Súchil, en el barrio madrileño de Chamberí se inauguraba un monumento a los héroes de Baler.

 

Los mejores vídeos