La “mejor y más fuerte camisa de fuerza” está de cumpleaños

Un día como hoy, hace 106 años, el mago Harry Houdini se colgaba de un edificio a siete metros de altura con “la mejor y más fuerte camisa de fuerza” de la policía de Kansas. Recordamos la hazaña.

Francisco Moral

Una de las camisas de fuerza que fue utilizada por Houdini.
Una de las camisas de fuerza que fue utilizada por Houdini.

Existen muy pocas personas en la historia que solo necesitan de su apellido para ser reconocidas. Son personajes extraordinarios que se instalaron para siempre en la memoria colectiva por razones diferentes, en este caso, el de haber sido la primera gran estrella global. Este hombre no solo fue uno de los grandes maestros del ilusionismo, del escapismo, sino también de la autopromoción; un publicista adelantado a su tiempo que hizo bailar a los medios de comunicación a su ritmo, un genio: Harry Houdini.

Y es que, cuando alguien piensa en los magos más famosos de todos los tiempos, inevitablemente aparece su nombre, el nombre de aquel emigrante húngaro, nacido como Ehrich Weiss, que llegó de niño a Estados Unidos en busca, como muchos otros, de una vida mejor.

Cuando ya era todo un experto en las barajas, descubre que en realidad no conseguía destacar. Es entonces cuando entiende que para sobresalir hay que implicarse en asuntos más peligrosos

Comenzó trabajando en el circo con trucos de naipes sencillos. Pero cuando ya era todo un experto en las barajas, descubre que en realidad no conseguía destacar. Es entonces cuando entiende que para sobresalir hay que implicarse en asuntos más peligrosos.

Una imagend e Houdini, antes de un espectáculo de escapismo.
Una imagend e Houdini, antes de un espectáculo de escapismo.

Finalmente, saltó a la fama a partir de 1889 cuando se enfocó en los escapes, un acto novedoso que hacía semidesnudo. En esos tiempos conoció a Bess, su esposa y asistente, y con ella alcanzaron prestigio con trucos como la metamorfosis (él se metía en un baúl, lo cerraban, y al abrirlo de nuevo aparecía Bess); la celda de tortura acuática (suspenderse boca abajo con los pies sujetos en la tapa del tanque lleno de agua). 

Houdini sabía que, para mantener su nombre en los titulares, tenía que mantener un alto interés y crear nuevos trucos de magia que atrajesen a una multitud

Sin embargo, llegado un momento, Houdini sabía que, para mantener su nombre en los titulares, tenía que mantener un alto interés y crear nuevos trucos de magia que atrajesen a una multitud. Simplemente escapar de una cárcel de la ciudad o una camisa de fuerza bajo el agua ya no era suficiente; Houdini sabía que tenía que subir la apuesta. Eligió hacer esto en Kansas City.

El 8 de septiembre de 1915, 5.000 personas llenaron las calles para ver un acto nunca antes intentada por Houdini. Al mediodía, subieron al mago en la parte trasera de un camión y lo ataron a la "mejor y más fuerte camisa de fuerza" de la policía de Kansas City.

Houdini colgado de un edificio con la camisa de fuerza. Éste fue uno de los números más famosos del mago.
Houdini colgado de un edificio con la camisa de fuerza. Éste fue uno de los números más famosos del mago.

 Frente a una multitud bulliciosa que congestionaba la calle, Houdini fue colgado boca abajo a unos 20 pies en el aire. En menos de 20 segundos, Houdini pudo escapar. Esta fuga suspendida en camisa de fuerza, realizada por primera vez en Kansas City, se convirtió en una de las acrobacias más populares de Houdini.

Houdini continuó con este truco de magia suspendido sobre multitudes de personas en las grandes ciudades, incluidas Nueva York, Los Ángeles, Dallas y San Francisco

Durante los años siguientes, Houdini continuó con este truco de magia suspendido sobre multitudes de personas en las grandes ciudades, incluidas Nueva York, Los Ángeles, Dallas y San Francisco. El acto fue realizado por Houdini más de 50 veces.

Como anécdota, una de las camisas de fuerza utilizadas en un escape suspendido se vendió en la casa de subastas Christies, en Londres, por 46.980 dólares en 2011.

Estos vistosos y enigmáticos números de escapismo, junto a su trabajo para desenmascarar a médiums y farsantes le proporcionaron una grandísima fama, que lo llevó a ser conocido en todos los ambientes (artísticos, sociales, intelectuales…) y a mezclarse con todo tipo de insignes personajes de la época (célebre fue la relación de amistad que tuvo con Arthur Conan Doyle y que acabarían rompiendo por culpa de la superchería del creador de Sherlock Holmes).

Houdini tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.
Houdini tiene su estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood.

Asimismo, rara era la semana en la que su nombre no aparecía en alguna publicación, donde se hacía la crónica de alguno de sus números de ilusionismo o se informaba de cómo Houdini había puesto al descubierto las trampas y engaños de algún supuesto compañero de profesión, que no dejaba de ser un embaucador.

A los 9 días del puñetazo, Houdini falleció. No existen registros de autopsia al cuerpo del escapista, por este motivo, hasta el día de hoy, su muerte sigue siendo un misterio

Su muerte a los 52 años también se convirtió en un mito, gracias a una película protagonizada por Tony Curtis, en la que el mago muere en el truco de la celda acuática. Pero su partida fue menos heroica. Sucedió cuando un estudiante, J. Gordon Whitehead, le ofreció un reto que consistía en pegarle puños en el estómago. El artista aceptó, y el joven le dio varios golpes severos hasta que Houdini dijo: “Suficiente”. A pesar de los dolores, Houdini continuó con sus espectáculos rutinarios. Pero la noche siguiente, ante una fiebre persistente, un médico lo auscultó y le diagnosticó apendicitis.

A los 9 días del puñetazo Houdini falleció. No existen registros de autopsia al cuerpo del escapista, por este motivo, hasta el día de hoy, su muerte sigue siendo un misterio.

Archivado en:

Los mejores vídeos