Quiénes inventaron el microscopio

Aunque lo damos por sentado, sin el microscopio, no hubiéramos podido identificar bacterias peligrosas que causan enfermedades, inventar el microchip, encontrar una cura para la polio o desarrollar antibióticos que salvan vidas. Pero ¿Quiénes inventaron el microscopio?

Víctor Ruíz

La respuesta a quiénes inventaron el microscopio es que fue una sucesión de descubrimientos hasta la actualidad. Foto: IStock.
La respuesta a quiénes inventaron el microscopio es que fue una sucesión de descubrimientos hasta la actualidad. Foto: IStock.

Se ha dicho que sin microscopía no hay ciencia moderna. Y es realmente cierto. Sin él, no estaríamos tan avanzados en los campos de la medicina, la biología o la ingeniería. Por eso, a menudo el microscopio es el símbolo de descubrimiento de y de conquista científica.

Empleado por prácticamente todos los grandes científicos, inventores e investigadores de las más diversas disciplinas durante los últimos 600 años o más, la increíble lupa se ha convertido en un componente fundamental en lugares como aulas, laboratorios y talleres.

Desde la antigüedad, se sabe que el vidrio puede desviar la luz. Los filósofos romanos mencionaron los "vasos ardientes" en sus escritos

Pero ¿Quiénes inventaron el microscopio? Echemos un vistazo a la historia de este dispositivo científico.

Sin los microscopios no hubiéramos sabido de la existencia de virus y bacterias
Sin los microscopios no hubiéramos sabido de la existencia de virus y bacterias. Foto: IStock.

Desde la antigüedad, se sabe que el vidrio puede desviar la luz. Los filósofos romanos mencionaron los "vasos ardientes" en sus escritos.

Sin embargo, no es hasta finales del siglo XVI, alrededor de 1590, cuando un equipo holandés de padre e hijo, llamado Hans y Zacharias Janssen, inventó el primer microscopio compuesto a fines del siglo XVI, al descubrir que, si colocaban una lente en la parte superior e inferior de un tubo y miraban a través de él, los objetos en el otro extremo se magnificaban. El dispositivo sentó las bases fundamentales para futuros avances.

Obvia decir que la calidad de la imagen fue, en el mejor de los casos, mediocre, según declaró Steven Ruzin, microscopista y curador de la colección de microscopios Golub de la Universidad de California en Berkeley, a Smithsonian Magazine. "He imaginado a través de ellos y son realmente horribles", dice Ruzin. "Los lentes de mano eran mucho mejores".

Microscopio de los Janssen.
Microscopio de los Janssen.

Estos primeros microscopios compuestos no pudieron aumentar la resolución, por lo que las imágenes aumentadas aparecían borrosas y oscurecidas. Como resultado, no obtuvieron avances científicos significativos durante unos 100 años, relata Ruzin.

A fines del siglo XVII, las lentes mejoraron la calidad de la imagen y el poder de aumento hasta 270x, allanando el camino para grandes descubrimientos

Pero a fines del siglo XVII, las lentes mejoraron la calidad de la imagen y el poder de aumento hasta 270x, allanando el camino para grandes descubrimientos. En 1667, el científico inglés Robert Hooke publicó su famoso libro Micrographia, con dibujos de cientos de especímenes, que observó, incluidas distintas secciones dentro de la rama de una planta herbácea. Llamó a las secciones células, porque les recordaban a las células de un monasterio, y así se convirtió en el padre de la biología celular.

Microscopio de Robert Hooke.
Microscopio de Robert Hooke. Foto: IStock.

Robert escribió en 1661 sobre el microscopio: "¿Para qué un regalo mejor y más en forma podría ser en la luciosidad envejecida de este mundo? Para ayudar a nuestra ceguera a fin de dedicar un par de ojos nuevos y artificiales".

La mejora de un comerciante de telas

Pocos años más tarde, en 1676, el comerciante de telas holandés convertido en científico Antony van Leeuwenhoek mejoró aún más el microscopio, con la intención de observar la tela que vendía, pero sin darse cuenta descubrió que las bacterias existen. Su hallazgo accidental abrió el campo de la microbiología y la base de la medicina moderna. Casi 200 años después, el científico francés Louis Pasteur determinaría que las bacterias eran la causa de muchas enfermedades (antes de eso, muchos científicos creían en la teoría del miasma de que el aire podrido y los malos olores nos enfermaban).

“Había mucha confusión sobre lo que te enfermaba. La idea de que hay bacterias y cosas en el agua fue uno de los mayores descubrimientos de la historia "

“Fue enorme”, manifiesta Kevin Eliceiri, microscopista de la Universidad de Wisconsin Madison, sobre el descubrimiento inicial de bacterias. “Había mucha confusión sobre lo que te enfermaba. La idea de que hay bacterias y cosas en el agua fue uno de los mayores descubrimientos de la historia ".

Microscopio de Leeuwenhoek, de 1677.
Microscopio de Leeuwenhoek, de 1677.

Al año siguiente, en 1677, Leeuwenhoek hizo otro descubrimiento cuando identificó el esperma humano por primera vez. Un estudiante de medicina le había traído la eyaculación de un paciente con gonorrea para estudiar bajo su microscopio. Leeuwenhoek descubrió pequeños animales. Siguió investigando y encontró los mismos en su propia muestra de semen. Publicó este innovador descubrimiento, pero, como sucedió con las bacterias, pasaron 200 años antes de que los científicos entendieran el verdadero significado del descubrimiento.

A fines del siglo XIX, un científico alemán llamado Walther Flemming descubrió la división celular que, décadas más tarde, ayudó a aclarar cómo crece el cáncer, un hallazgo que hubiera sido imposible sin microscopios

A fines del siglo XIX, un científico alemán llamado Walther Flemming descubrió la división celular que, décadas más tarde, ayudó a aclarar cómo crece el cáncer, un hallazgo que hubiera sido imposible sin microscopios.

Detalle de un microscopio antiguo.
Detalle de un microscopio antiguo.

Si bien los microscopios originales que usaron Hooke y Leeuwenhoek pueden haber tenido sus limitaciones, su estructura básica de dos lentes conectadas por tubos siguió siendo relevante durante siglos.

En los últimos quince años, los avances en imágenes se han trasladado a nuevos ámbitos. En 2014, un equipo de investigadores alemanes y estadounidenses ganó el Premio Nobel de Química por un método llamado microscopía de fluorescencia de superresolución, tan poderoso que ahora podemos rastrear proteínas individuales a medida que se desarrollan dentro de las células. Este método en evolución, posible gracias a una técnica innovadora que hace que los genes brillen o “emitan fluorescencia”, tiene aplicaciones potenciales en la lucha contra enfermedades, como el Parkinson y el Alzheimer.

Archivado en:

El Museo Nacional de Ciencias Naturales acoge una interesante exposición sobre los microorganismos. Foto: MNCN.

Relacionado

Los microorganismos, más visibles que nunca

Los mejores vídeos