¿Cómo será el tiempo en España en 2050?

El análisis del clima que tendremos en España en 2050 nos llega de la mano de eltiempo.es a punto de celebrar, el día 24, el Día del Cambio Climático… Olas de calor extremo y sequías prolongadas, riesgo de inundación y aumentos en el nivel del mar.

Planeta 2030

Cada 24 de octubre se conmemora en todo el mundo el Día Internacional contra el Cambio Climático. Una celebración instaurada por la Organización de Naciones Unidas para paliar los devastadores efectos que se están produciendo en los últimos años en todo el planeta.

Aumento de las DANAs, riesgo de inundaciones, e incremento de las temperaturas máximas, son algunas de las consecuencias que implica no limitar el calentamiento global a 1,5ºC. Estos efectos ya tienen localizaciones claras en nuestro país. Es el mapa con la ruta del cambio climático que evidencian estas y otras consecuencias.

Madrid: el clima de Marrakech en 2050

Nuestra capital ahora mismo tiene máximas de unos 30 grados durante el verano, pero en 2080 lo normal podría ser que las máximas pasaran de los 35, algo que podría ocurrir durante 79 días, casi todos los días del verano, que es la estación que más se está viendo afectada por el cambio climático en nuestro país. No sólo hará más calor en Madrid, sino que también se espera que haya menos días de lluvia, menos cantidad de precipitación y una mayor duración de los periodos secos.

Murcia: aridez y sequía

Murcia tiene un alto o muy alto riesgo de desertificación. Un tercio de la Región es árida, casi desértica y con el peor escenario de cambio climático, para el 2050 y teniendo en cuenta un aumento de temperatura de 0.5ºC y una reducción del 5% de las precipitaciones, el 85% de la región estaría por debajo de los 10 mm de escorrentía total anual, lo que supondría hasta un 40% menos de los recursos hídricos propios actuales.

País Vasco: aumento del nivel del mar

A finales de este siglo el nivel medio del mar global podría ser entre 0.45- 0.82 m más alto que a finales del siglo pasado, según las proyecciones más negativas de cambio climático. En la segunda mitad de este siglo, se estima que más de 200 hectáreas de terreno en la costa de Bizkaia se encontrarán en riesgo de inundación, siendo aproximadamente la mitad de esa extensión terreno urbanizado. Algunos estudios indican que el riesgo de inundación en la costa de Bilbao en el periodo 2050-2100 podría triplicar el esperado a los extremos actuales del nivel del mar.

Baleares: mayor impacto de las DANAs

El archipiélago balear está en el punto de mira de las severas tormentas. Algunos estudios de cambio climático apuntan a una mayor frecuencia de episodios de DANAs debido a una mayor ondulación de la corriente en chorro y precisamente en estas islas el impacto generado por estas situaciones meteorológicas puede ser mayor: un mar Mediterráneo cada vez más cálido es capaz de alimentar sistemas tormentosos capaces de generar lluvias de intensidad torrencial.

Barcelona: más de 35ºC con alta humedad

Aunque se han llegado a registrar valores a los cercanos a los 40ºC en la ciudad condal, es muy poco habitual que se den allí temperaturas muy altas, superiores a los 35 grados. Sin embargo, en los veranos de la década de 2080, podría haber unos 16 días en los que la máxima llegue a alcanzar ese valor en la capital catalana.

Andalucía: olas de calor extremo

Olas de calor más frecuentes, largas e intensas en una Comunidad donde ya se registran valores por encima de los 45ºC durante los episodios de altas temperaturas. La duración máxima de las olas de calor en verano en 2050 podría ser de 7 días más que a finales del pasado siglo en Sevilla y 10 días más en Córdoba. El centro y sur de la región son las zonas que presentan mayor vulnerabilidad ante los impactos por las olas de calor. 

Canarias: invadidas por la calima

A principios de este 2020 tuvimos el peor episodio de calima que se recuerda en las islas. Aunque en el archipiélago no se espera que suban tanto las temperaturas en las próximas décadas como en otras zonas de España, las entradas de calima o polvo en suspensión procedente del Sáhara podrían ser más habituales, con la situación de altas temperaturas que conlleva asociada en las islas.

Archivado en: