Cómo reducir el consumo del coche… sin bajar la velocidad en autovías, como quiere el Gobierno

Te lo contamos la semana pasada: el Gobierno estudia ya reducir la velocidad en las autovías, a petición de la Agencia de la Energía. Pero, para reducir el consumo, hay otras acciones que podríamos llevar a cabo.

Cómo reducir el consumo del coche… sin bajar la velocidad en autovías, como quiere el Gobierno
Cómo reducir el consumo del coche… sin bajar la velocidad en autovías, como quiere el Gobierno

La Agencia Internacional de la Energía (AIE) ha emitido una serie de recomendaciones y medidas que deberían aplicar todos los gobiernos para reducir el consumo de energía. La guerra de Ucrania o a crisis de las materias primas está convulsionando el sector, y se requieren actuaciones extraordinarias en los próximos meses para evitar problemas de abastecimiento y nuevos incrementos de precios.

Una de las recomendaciones estrella era la de reducir a 100 ó 110 km/h la velocidad en las autovías y autopistas, una medida que el Gobierno estaría planteando ya de inicio a modo de recomendación en un nuevo plan de ahorro de reducción de consumo de energía que podría aprobarse en uno de los próximos Consejos de Ministros. Según la AIE, reducir en 10 km/h la velocidad máxima en estas vías supondría el ahorro de unos 290.000 barriles de petróleo al día, mientras que la DGT asegura entre sus estudios que pasar, por ejemplo, de 90 a 120 km/h supone un incremento de consumo del 30 por ciento.

Pere Navarro en una foto de archivo.
El Gobierno estaría estudiando ya la posibilidad de reducir la velocidad máxima en autovías y autopistas.

Sin embargo, hay otros modos de actuar sobre nuestro coche que permitiría reducir también el consumo, sin necesidad de bajar la velocidad máxima en vías rápidas que terminarían convirtiéndose casi en vías lentas, y entorpeciendo mucho la circulación de larga distancia. Desde Norauto, por ejemplo, nos recomiendan seguir nuevas prácticas de conducción o incluso apostar por una simple descarbonización del coche: eliminando la carbonilla del motor, las emisiones pueden caer en un 20 por ciento y los consumos en un 10 por ciento. Aquí van 7 consejos para que tú mismo puedas rebajar el consumo de tu coche.

Los 7 mejores consejos para reducir el consumo de tu coche  

  1. Efectúa una conducción responsable: evita acelerones bruscos e innecesarios, y también frenazos repentinos por no estar atento a la conducción ni ser previsor. Lo más importante es que mantengas al volante una velocidad lo más uniforme posible, y usando marchas largas en la medida de lo razonable.
  2. Apaga el motor en paradas largas: si el coche tiene, como ya muchos, sistema Stop&Start lo hará solo, siempre que no lo desactives. Pero si no lo tiene, puedes estar atento y parar el motor siempre que efectúes paradas prolongadas que superen los 1 o 2 minutos.
  3. Usa el coche privado razonablemente: planifica bien tus desplazamientos, evita los trayectos innecesarios y combina el transporte privado con otros medios de movilidad más sostenibles, como bicicletas, patinetes, scooters o transporte público, siempre que puedas hacerlo.
  4. Evita los atascos y congestiones, y planifica tu ruta: evita el uso del coche también en horas punta y no te muevas con él por el centro de las ciudades. Las continuas paradas y arranques incrementan notablemente el consumo y además generan una pérdida importante de tu tiempo.  
  5. Revisa tu coche: como hemos adelantado, hay revisiones que pueden controlar que tu coche contamine menos. Como eliminar la carbonilla del motor, que además evita a largo plazo averías muy costosas. Algunas señales que el coche te indica para que realices esta revisión son que consuma de repente más de lo habitual, que tenga menos potencia o que emita un humo demasiado negro. Realizar también limpiezas de los sistemas de inyección, revisión de bujías y calentadores o filtros de aire y niveles de aceite, contribuyen al buen funcionamiento.
  6. Vigila el estado de tus neumáticos y de la presión: con una presión de neumáticos correcta, la que recomienda el fabricante, conseguirás que tu coche consuma menos que si no está en óptimo estado. Llevar 1 bar de presión por debajo de lo recomendado puede suponer ya un gasto adicional importante. Y tampoco es recomendable llevar más presión de la debida. Vigila también el buen estado de neumáticos, para una mayor eficiencia y, sobre todo, también por seguridad.
  7. Usar aditivos puede reducir el consumo hasta un 5%: el uso además de aditivos, según Norauto, puede conseguir una rebaja de entre un 3 y un 5 por ciento en el consumo de combustible de tu coche, y bastaría con echarlo en el depósito. Del mismo modo, hay aceites con aditivos que también mejoran el rendimiento del coche.

 

Los mejores vídeos