Cuándo se prohibirán definitivamente los coches diésel y gasolina en España

No será hoy ni mañana, pero llegará. Te contamos cuándo se ha fijado la prohibición definitiva del diésel y la gasolina en España.

diesel y gasolina 210416 01
diesel y gasolina 210416 01

Un parque móvil cero emisiones en dióxido de carbono. Esto es lo que se pretende con la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética Nestares que, entre todas sus medidas, ha puesto el foco en el transporte por carretera para conseguir la neutralidad en emisiones. Los señalados, por supuesto, los vehículos de combustión, especialmente los diésel y gasolina.

Vivimos tiempos de cambio en el sector del automóvil, quizás una de las mayores revoluciones que ha vivido el mercado y lo que hace unos años parecía una locura, hoy ya no lo es. Desde hace tiempo, el Gobierno venía avisando de su intención de prohibir antes o después la venta y circulación de vehículos diésel y gasolina. En este tiempo, Baleares ha intentado hacer lo propio, con duras respuestas de la Unión Europea que, sin embargo, presionaba al mismo tiempo a los fabricantes para reducir drásticamente su volumen de emisiones.

En este contexto, es de extrañar que la aprobación de la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética haya cogido a alguien por sorpresa. Pese a que en España sólo el 0,2 por ciento del parque automovilístico lo representa coches eléctricos, firmas como Volvo y Ford ya han avisado de que en 2030 dejarán de fabricar vehículos de combustión para Europa y Volkswagen asegura que para esta fecha el grueso de sus ventas será de coches eléctricos.

Qué dice la nueva Ley

Con este cambio a marchas forzadas, la nueva Ley de Cambio Climático y Transición Energética ha proyectado dos fechas claves. La primera es 2040. A partir de este año no se podrán vender en nuestro país vehículos que emitan CO2 a la atmósfera. Esto quiere decir que tienen los días contados los automóviles diésel y gasolina, pero también la tecnología híbrida más extendida, las opciones de 48 Voltios e, incluso, los híbridos enchufables. Es decir, a partir del 1 de enero de 2040 sólo encontraremos en los concesionarios vehículos eléctricos.

La segunda fecha clave es 2050. Diez años después de la prohibición de la venta de vehículos con motores de combustión, el Gobierno tiene la intención de conseguir que el transporte por carretera no emita sustancias contaminantes a la atmósfera, al menos en el caso de los vehículos ligeros, dotando a las instituciones pertinentes a tomar las medidas necesarias para conseguir este objetivo. En la norma no se especifica la prohibición, pero sólo hay una manera de conseguir que no se emita CO2 a la atmósfera con un vehículo de combustión: que no circule.

Para alcanzar esta fotografía, casi inimaginable en la España de abril de 2021, el Gobierno tiene claro que se necesita un periodo de adaptación a las nuevas normas y, sobre todo, una democratización del coche eléctrico y una extensión de la red de recarga por todo el país.

Los garajes con más de 20 plazas deberán contar con enchufes obligatoriamente
Los garajes con más de 20 plazas deberán contar con enchufes obligatoriamente

Por supuesto, uno de los grandes alicientes para dar el salto al vehículo electrificado será la nueva edición del Plan Moves, con ayudas de hasta 7.000 euros si optamos por un automóvil completamente eléctrico. En este proyecto, también se contemplan ayudas a la instalación de puntos de recarga que, además, con la nueva Ley serán obligatorios en todos los aparcamientos de más de 20 plazas que no estén dedicados a un uso residencial. Además, se obligará a las gasolineras a incluir puntos de recarga eléctricos y se trabaja para ofrecer un espacio web donde consultar todos los enchufes públicos de nuestro país.

A estas medidas se sumarán las nuevas restricciones en materia de circulación. Todas las ciudades con más de 50.000 habitantes deberán contar con una zona de bajas emisiones, donde el tráfico esté restringido a los vehículos más contaminantes. Lo mismo que ya sucede en Madrid Central o en la Zona de Bajas Emisiones de Barcelona. Además, se obligará a las ciudades con más de 20.000 habitantes y datos negativos en relación a la calidad de aire a hacer lo propio.

Además, se favorecerá el uso del transporte ferroviario como una alternativa menos contaminantes para el traslado de personas y mercancías. Actualmente, el transporte representa el 29,1 por ciento de las emisiones totales de CO2 en nuestro país. Sin embargo, el transporte por carretera supone el 26,9 por ciento del total de emisiones. Es decir, el 90 por ciento de las emisiones generadas por el transporte en España tienen como origen el transporte terrestre.