Cuánto tarda en cargarse hoy un coche eléctrico: opciones y tiempos de recarga

A la hora de plantearse tener un coche eléctrico, debemos tener muy en cuenta y conocer las opciones que tenemos para poder cargar su batería. Toma nota.

Estos son los tiempos de carga habituales de las baterías de un coche eléctrico. Foto Kia.
Estos son los tiempos de carga habituales de las baterías de un coche eléctrico. Foto Kia.

La nueva movilidad apunta ya hacia la electrificación y dentro de no mucho tiempo, menos del que te esperas, tan solo podremos comprar vehículos nuevos con este tipo de tecnología. Razón de más para irte “empapando” y conocer toda la información posible sobre todo lo que atañe al vehículo eléctrico. ¿Te estás ya planteando comprar uno?

Más allá de las propias características del coche, de su diseño, de su capacidad de maletero, de su autonomía o de su precio, hay otro factor que debes tener muy en cuenta y este tiene que ver con la batería que alimenta al vehículo para moverse. ¿Cuánto tardaré en cargar la batería al completo? ¿Qué opciones tengo en mi día a día? ¿Tengo acceso a puntos de recarga en casa, en el trabajo o en algún lugar cercano? Todas estas preguntas deben plantearse si quieres adquirir un vehículo eléctrico.

Si hablamos de los tiempos de carga en sí, debes saber que estos dependerán de varios detalles. Obviamente, del tamaño de la batería: cuanto más grande o más capacidad tenga, más tiempo tardará en cargarse. Los tiempos de recarga dependerán también de los kilovatios (kW) que puede suministrar el punto de recarga, y a su vez los que pueda admitir el vehículo: a mayor voltaje de la batería, la recarga se podrá producir más rápido.

Velocidades de recarga de un coche eléctrico. Gráfico Kia.
Velocidades de recarga de un coche eléctrico. Gráfico: Kia.

Tiempos y modos de recarga de un coche eléctrico

En general, podemos hablar de tres modos de recarga: carga lenta (o doméstica), carga semirrápida y carga rápida. Las dos primeras se realizan con corriente alterna y la última, además de otras opciones “súper o ultra rápidas”, con corriente continua. Echa un vistazo a los detalles más técnicos de los tipos o modos de recarga más habituales:

- Carga lenta: es la que se corresponde con la mayoría de punto de recarga domésticos; es decir, la carga que podemos hacer en un enchufe normal de casa (toma “Schuko”, conocida técnicamente), dejando el vehículo cargándose por la noche. Estas tomas proporcionan una velocidad de recarga lenta de 3 a 7 kW (monofásica a 230V y 16A), tardando un coche eléctrico en cargar su batería al completo entre 8 y 24 horas. En este caso, no necesitas instalar equipos de recarga específicos: comprando tu vehículo recibirás un cable que tiene en un extremo un enchufe doméstico estándar y, en el otro, un conector que va al vehículo.

- Carga semirrápida: en este caso, ya se requiere la instalación de equipos de recarga domésticos o públicos, conocidos popularmente como Wallbox. Esta opción, que trabaja con corriente alterna tanto monofásica como trifásica, trabajan a niveles de potencia habitualmente entre 11 y 22 kW (230V y 32A, o bien ya 400V y 16A o 32A en trifásica), con tiempos de recarga de entre 3 y 6 horas que pueden verse afectados, no obstante, por las temperaturas frías. Los conectores semirrápidos habituales son los enchufes de tipo 1 o tipo 2 anclado.

- Carga rápida: aquí ya se utiliza, como decíamos antes, corriente continua para potencias de 50 kW o 100 kW. Además, se debe disponer de un conector específico ChaDeMo o CSS Combo, pudiendo realizar cargas de gran parte de la batería en un intervalo de apenas media hora a una hora. Por ejemplo, en los vehículos eléctricos de Kia, se puede pasar del 20 al 80 por ciento de la batería en 42 minutos con una carga de potencia rápida de 50 kW.

¿Cuánto tarda en cargarse un vehículo eléctrico?

 

Nuestros destacados