¿Cuántos puntos de carga hay por coche en España y en Europa?

¿Hay pocos puntos de carga para coches eléctricos en España? Parece evidente. Pero, ¿y en comparación con el número de vehículos? Un nuevo informe nos saca de dudas…

El mercado de vehículos eléctricos en España no despega. Al menos, no en la misma proporción que otros países de Europa, como Alemania o la mayoría de estados nórdicos, por poner solo algunos ejemplos. Entre las razones que se esgrimen para esta todavía lenta evolución emergen el precio de los coches, los pocos incentivos administrativos o la escasez de puntos de carga que, hoy en día, dificultan el planteamiento como herramienta útil y eficaz para todo tipo de movilidad.

Sin embargo, ¿realmente hay pocos puntos de carga en España? En números absolutos parece evidente, pero, quizá, si lo comparamos con el número de vehículos eléctricos que hay circulando en nuestro país la infraestructura, desde luego, no parece ser el problema. Y es que el último informe dinámico de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso de la Movilidad Eléctrica (Aedive) refleja que en España hay un punto de carga por cada 11 vehículos eléctricos.

La cifra es bastante buena, teniendo en cuenta que la media europea hoy en día se sitúa en 12 a 1, y que países como Alemania, Reino Unido, Bélgica o Suecia cuentan, comparativamente, con menos accesos a puntos de carga pública… aunque con un volumen de coches eléctricos superior al nuestro.

España cuenta con un punto de carga público por cada 11 coches eléctricos.
España cuenta con un punto de carga público por cada 11 coches eléctricos.

Según este informe, que compara como hemos dicho la cantidad de coches eléctricos respecto a la infraestructura de recarga de acceso públicos, España se posiciona en el noveno lugar de Europa en el ránking de flota de turismos cero emisiones, y en el décimo en la clasificación de infraestructuras de recarga. Para Aedive, estos datos solo significan que hay que seguir impulsando el despliegue de infraestructuras en España, como sucede a otros países europeos.

Hay que trabajar en otros retos propios de la automoción en cuanto a precios de compra, valor residual, disponibilidad de modelos, mayor autonomía y capacidades de recarga”, ha asegurado Aedive. “Es necesario trasladar a la opinión pública mensajes constructivos y basados en argumentos sólidos y objetivos, trabajando con estrategias compasadas junto a la administración pública para resolver a la mayor celeridad las barreras que actualmente tienen los vehículos eléctricos, la infraestructura de recarga y el resto de la cadena de valor”, termina reivindicando Aedive.

El informe concluye así que, frente a un punto de recarga por cada 11 coches eléctricos en España, Suecia dispone de solo un punto por cada 18 coches, Alemania y Bélgica de uno por cada 13 e Islandia uno por cada 39, por poner algunos ejemplos.