¿Hay suficiente litio y níquel en el mundo para fabricar ya en 2023 todos los coches eléctricos?

El acceso a los metales, el abastecimiento de materias primas y el auge de los coches eléctricos abre ya el debate. ¿Hay litio y níquel para seguir fabricando vehículos ecológicos el año que viene? T&E nos da las claves.

Hay suficiente litio y níquel en el mundo para fabricar ya en 2023 todos los coches eléctricos
Hay suficiente litio y níquel en el mundo para fabricar ya en 2023 todos los coches eléctricos

La tormenta perfecta parece haber llegado desde hace meses a la industria del automóvil. La pandemia del Covid-19 y los problemas de fabricación, el acceso a materias primas, el precio de los metales, la crisis de los micro-chips, la apuesta total a los coches eléctricos o la guerra de Ucrania han terminado por provocar todo un terremoto en el sector de consecuencias finales, todavía, imprevisibles. Las ventas no paran de caer, el mercado no se reactiva y además las noticias que llegan desde distintos ámbitos tampoco ayudan al optimismo.

Sin embargo, hay que huir también del dramatismo y de las noticias apocalípticas. Seguramente habrás escuchado en las últimas horas los problemas que hay de suministro de muchas materias primas. Sí, son ciertos… pero no es verdad que la fabricación se esté comprometiendo en extremo ni que en 2023 vayamos a tener la paralización de buena parte de la industria. Todo en su justa medida.

Hay materias primas para producir hasta un 50% más de lo previsto

La organización Transport & Environment (T&E) ha salido al paso de los rumores de los últimos días para asegurar que sí, que “existe suficiente litio y níquel para fabricar hasta 14 millones de coches eléctricos de batería en todo el mundo en 2023, un 55 por ciento más que las estimaciones actuales del mercado, incluso sin suministros rusos”. La información intenta transmitir calma a un sector que la necesita.

El aumento disparado también del precio del níquel podría encarecer mucho los coches eléctricos
El aumento disparado también del precio del níquel podría encarecer mucho los coches eléctricos

Según los estudios de la organización sobre disponibilidad a corto plazo de materias primas, en 2025, “incluso si los suministros de materias primas se reducen y se mantienen por debajo de la capacidad de las fábricas de baterías, podrían producirse 21 millones de vehículos eléctricos”, también en este sentido casi un 50% más que las proyecciones actuales del mercado.  Aun así, T&E pide ya a los gobiernos de Europa que “hagan más” por reforzar el acceso a los metales clave para garantizar la seguridad energética ecológica.

Los dos factores de desestabilización en Europa

Y es que, dos factores contribuyen en Europa a la desestabilización. Por un lado, el aumento de ventas de coches eléctricos en mercados tan grandes como China o Estados Unidos, provoca que haya mucha más competencia por las materias primas; por otro, nuestros estados no son ricos en este tipo de recursos, mientras otros como Australia, Indonesia, Canadá o Chile, sí. T&E pide ya a la UE entablar conversaciones y reforzar la diplomacia con todos ellos, reputadas democracias mundiales.

T&E pide también a Bruselas que se “cree una autoridad específica para garantizar la seguridad del suministro de metales de origen sostenible”. Para la organización, otro de los problemas viene a consecuencia de un largo período de precios bajos en materias primas, que ha causado que no se haya invertido lo suficiente en investigación y extracción de nuevos metales. Pero, para concluir, T&E da también otro mensaje de optimismo: “Las empresas mineras y de reciclaje ya están reaccionado a los altos precios anunciando expansiones, lo que debería conducir a la estabilización de los precios en los próximos años”.  

 

Los mejores vídeos