Ya están aquí: la DGT confirma los nuevos sistemas que desde julio serán obligatorios en los coches

La DGT confirma que, a partir de julio de 2022, los nuevos sistemas ADAS serán obligatorios en todos los vehículos nuevos. Te contamos qué son estos dispositivos.

Ya están aquí, la DGT confirma los nuevos sistemas que desde julio serán obligatorios en los coches
Ya están aquí, la DGT confirma los nuevos sistemas que desde julio serán obligatorios en los coches

Ya están aquí… o casi. Tal y como te venimos contando en los últimos meses, la Unión Europea aprobó definitivamente una serie de sistemas de seguridad que, paulatinamente y de forma escalonada, deberían ser obligatorios en todos los coches. El objetivo era evidente: reducir la accidentalidad en carretera, camino de esa ansiada meta de siniestralidad cero con la que todas las administraciones ya trabajan de cara a la próxima década.

Pues bien, la fecha de esta primera fase de implantación de nuevas medidas de seguridad en los coches ya se acerca. En concreto, será a partir del próximo mes de julio de este 2022 cuando entre vigor una de las medidas más importantes contempladas en el proyecto: la obligatoriedad de que los coches nuevos equipen de fábrica los denominados sistemas ADAS.

La DGT así lo confirma ya a través de sus comunicaciones, asegurando que “a partir de julio de 2022, estos sistemas de ayuda a la conducción serán obligatorios en todos los vehículos de nueva fabricación”. Pero, ¿sabes qué son exactamente los sistemas ADAS? ¿Cómo pueden contribuir a reducir las muertes y los heridos graves en accidentes de tráfico?

Qué son los sistemas ADAS obligatorios

La DGT también nos lo aclara. Según Tráfico, los nuevos sistemas ADAS (Advanced Driver Assistance Systems, en inglés) “son sistemas de seguridad y ayuda a la conducción que contribuyen a prevenir siniestros y víctimas de tráfico y mejoran la movilidad”. Con ellos, el Parlamento Europeo estima que se “evitarán hasta 25.000 muertes y más de 140.000 heridos graves en Europa en los próximos años”.

Estos nuevos asistentes electrónicos, según la DGT, permiten “aumentar la seguridad de los ocupantes (de los vehículos) y del resto de usuarios de la vía”. Y en concreto, “la Unión Europea marca 8 ADAS obligatorios a partir de 2022”. Te contamos a continuación cuáles son:

Los 8 sistemas ADAS obligatorios desde julio

  • Asistente de Velocidad Inteligente: sistema que incluye reconocimiento de señales y permite que el propio vehículo limite, por defecto, la velocidad a la que se circula en función a los límites. Funciona como un control de crucero adaptativo.
  • Alerta de Cambio Involuntario de Carril: de los más conocidos hoy en día, y capaz de avisar al conductor de que está rebasando el límite lateral del carril por el que circula sin poner el intermitente. El objetivo es evitar las distracciones o la somnolencia al volante.
Sistemas de frenada automática de emergencia: así funcionan
Los sistemas de frenada automática de emergencia serán ya obligatorios.
  • Frenada de emergencia: previene accidentes y mitiga las consecuencias ante un posible choque inminente. Si detecta que un vehículo se aproxima a otro vehículo o usuario a demasiada velocidad, el propio coche toma el control y activa los frenos.
  • Cámara trasera con detector de tráfico cruzado: ayuda al conductor a salir de un estacionamiento marcha atrás en batería, controlando si pasa cerca otro vehículo o usuario, siendo capaz de frenar automáticamente si detecta riesgo de colisión o atropello.
  • Alerta de uso de cinturón: este sistema, que reconoce si no se han abrochado los cinturones, pasará a ser obligatorio también en las plazas traseras.
  • Detector de fatiga y somnolencia: otro importante sistema de seguridad, que detecta si el conductor está en plenas facultades para seguir conduciendo. En caso de que el vehículo detecte por sus movimientos o parpadeo de ojos que hay riesgo de fatiga o somnolencia, comienza a activar avisos sonoros y visuales.
El detector de fatiga ‘low-cost’ en el volante
El detector de fatiga impedirá que te quedes dormido al volante.
  • Caja negra: como en los aviones, los coches también tendrán que llevar caja negra, para monitorizar los parámetros principales de los vehículos y determinar qué ha ocurrido exactamente en caso de accidente.
  • Alcoholímetro inmovilizador: ya va a ser obligatorio en los vehículos profesionales y en los de transporte público, y el objetivo es incorporarlos en distintas fases a todos los automóviles de cara a futuro. Se trata de un alcoholímetro que impide arrancar el coche si detecta que el conductor da positivo.

 

Nuestros destacados